La balsa de la Medusa, de Théodore Géricault

El 2 de julio de 1816 la fragata francesa Médusa encalló frente a las costas de Mauritania (a unos 60 km). Ante la carencia de botes salvavidas para todos los ocupantes, se construyó una balsa de madera para ser ocupada por casi 150 personas (146 hombres y 1 mujer). La balsa tenía 20 metros de largo por 7 de ancho; era algo como lo siguiente:

De Alexandre Corréard – Relation complète du naufrage de la frégate La Méduse faisant partie de l’expédition du Sénégal en 1816, by A. Correard, H. Savigny, D’Anglas de Praviel and Paul C.L. Alexandre Rand des Adrets (dit Sander Rang). Reprint 1968 by Jean de Bonnot éditeur., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=19331233

Esa mezcla de hambre (no había suficientes alimentos), deshidratación, excesivo número de personas en un espacio tan reducido, y angustia por sobrevivir provocó una terrible tragedia: se produjeron asesinatos y suicidios, de forma que, tras trece días a la deriva, cuando la nave Argus se dejó ver en el lejano horizonte, solamente quedaban quince hombres supervivientes. Un casi treintañero Théodore Géricault, movido por el interés de denunciar aquel vergonzoso hecho para el gobierno francés, lo plasmó en una obra maestra:

La balsa de la Medusa, Théodore Géricault [Public domain], via Wikimedia Commons

Tangram, Soma Cube y Rompecabezas de madera, de Toys of Wood Oxford

En casa estamos en una época de puzzles y similares. Así que estos tres juguetes que hemos recibido de Toys of Wood Oxford nos han venido como anillo al dedo. Os los describo:

El primero es el archiconocido Tangram: es un juego chino antiquísimo (tenemos que irnos al siglo VII de nuestra era para encontrarnos con su origen). Siete piezas (Tans) que se combinan para formar multitud de figuras. El tamaño y la calidad de las piezas (Toys of Wood Oxford cuida mucho los acabados, al menos en los juegos que tenemos) son estupendos. Las piezas son de madera.

Tangram, de Toys of Wood Oxford

El segundo juego era nuevo para nosotros, aunque ya tiene casi un siglo: Soma Cube. Nos recuerda al Cubo de Rubik, pero las piezas no son móviles. Es un puzzle tridimensional, en el que con varias piezas debemos formar un cubo 3x3x3. Las piezas son diferentes en tamaño y forma, aunque todas están constituidas por pequeños cubos (1x1x1). Las piezas también son de madera; Dani lo resolvió en un pispás, yo aún no lo he conseguido. 🙂

Soma Cube, de Toys of Wood Oxford
Soma Cube, de Toys of Wood Oxford

El tercer juego es también completamente novedoso, y de verdad casi imposible para los miembros de la familia… salvo para Dani, que lo resolvió aún más rápido que el anterior. Consiste en un conjunto de 27 cuentas, unidas entre sí (todas) por una cuerda. Y el objetivo es formar este cubo.

Rombecabezas 3D de Toys of Wood Oxford

Feliz cumpleaños, papá

Cuando hace ya casi cinco años murió mi padre me pasé unas cuantas semanas sin escuchar música, lógicamente por falta de ganas. Hasta que mi muy querida amiga Sofía me pasó un enlace a esta canción de Carlos Salgueiro (entré al enlace en su momento sin saber que era música). Y la elección de canción para salir de mi “silencio” no podía haber sido mejor. Una canción sobre Tirán y su costa, una costa que recorrimos juntos mil veces, por mar y por tierra. Y que me haya llegado de la mano de Sofía me alegra doblemente. Gracias :*

Te va a encantar, papá. Feliz cumpleaños.

Nieve

Hoy os comparto este poema de Lola Mascarell, una poetisa que descubrí hace unos años y de cuya magia quedé prendado. Para vuestra curiosidad, se refiere a una nevada que sucedió en Valencia en 1983 y, en él, la poeta se dirige a su padre. Mirad, mirad qué belleza.

Sólo nevó una vez.
Era domingo.
Tú llegaste a mi cuarto muy temprano.
Yo corrí hasta el salón.
Mis ojos no alcanzaban la ventana
y tú me levantaste entre tus brazos.

Y mira, me decías, mira el cielo.
¿Ves los copos minúsculos flotando
por el aire, allá al fondo, en los tejados,
cubriendo las aceras y los bancos,
los árboles del parque, las cornisas?
¿Los ves? Es un milagro.
Aquí no nieva nunca.

Y yo miraba atenta, embelesada
lo mismo que miraban tus pupilas,
la ingrávida cadencia de la nieve,
el peso de las nubes.

Después de aquel domingo
he visto muchas veces la tormenta,
el rayo, el aguacero,
he visto otras heladas y otros vientos,
ninguno ha disipado aquel instante,
nunca ha vuelto a nevar sobre esta tierra.

El regalo de la diversidad

En los últimos días se ha manifestado el racismo que existe en muchos españoles. Me duele decir que tenemos muchísimo que cambiar, que reeducar y que mejorar en este campo. Y me duele porque España, que es a su vez una preciosa mezcla de razas y culturas, ha sido desde hace más de un siglo país de inmigrantes, a América primero (gracias, Argentina; gracias, México; gracias, Venezuela; gracias a los demás), a Europa después (gracias, Suiza; gracias, Alemania; gracias, Francia).

¿De verdad nos cuesta ver la riqueza que es el regalo de estar en contacto con muchas culturas?

In Memoriam, Stephen Hawking

By NASA/Paul Alers – http://www.nasa.gov/50th/NASA_lecture_series/hawking.html, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=16350790

No obstante, si descubrimos una teoría completa, con el tiempo habrá de ser, en sus líneas maestras, comprensible para todos y no únicamente para unos pocos científicos.

Entonces todos, filósofos, científicos y la gente corriente, seremos capaces de tomar parte en la discusión de por qué existe el universo y por qué existimos nosotros. Si encontrásemos una respuesta a esto, sería el triunfo definitivo de la razón humana, porque entonces conoceríamos el pensamiento de Dios.

(Stephen Hawking, Historia del Tiempo)

Arte y romanticismo

De Hans G. Oberlack – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=50691351

Era una comida de trabajo, pero entre las velas, la música y el ambiente distendido, la chica se puso tan románica que le salieron contrafuertes.

El terremoto perfecto

Gracias a Quora, una página que alguna vez os he recomendado desde aquí -y que os sigo recomendado- me he enterado de la tremenda magnitud del terremoto de Lisboa del 1 de Noviembre de 1755. Se dio una terrible combinación de factores.

  1. Magnitud 9 en la escala Richter. Recordad que es una escala logarítmica, con la cual cada número indica una magnitud muy superior a la del número anterior.
  2. Mucha gente en las iglesias (1 de noviembre, Todos los Santos).
  3. La gente acudió a “refugiarse” a una plaza con amplio espacio. Espacio seguro para el terremoto… pero no para el maremoto que siguió al terremoto.
  4. Durante los cinco días siguientes, la ciudad fue consumida por los incendios que se declararon.

El Convento do Carmo nos muestra hoy una nítida fotografía de lo que sucedió aquel fatídico primero de Noviembre.

By Andreas Manessinger – 260 Years After The Quake (III), CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=46172114

Gracias, Mariana Ferreira Albuquerque, por hacernos saber esta información.

Niké de Samotracia, el barroco de hace dos milenios

La Victoria [Niké] de Samotracia nos muestra una alegoría de la Victoria, alada, sobre la proa de un barco. El leve giro de la figura femenina, la fuerza del viento agitando sus ropajes y, sobre todo, la perfección sublime permitiéndonos notar -casi tocar- la carne tras el ropaje hacen de esta escultura una obra maestra. Ahora podemos disfrutarla en el Museo del Louvre, en París.

By Bradley Weber – Winged Victory, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=65358555

Derechas e izquierdas

Los chicos de Information is Beautiful (una página que os recomiendo mucho) son expertos en mostrar datos e información de forma bella. En esta infografía han plasmado muchas de las diferencias entre “izquierda” y “derecha”. ¿Qué os parece?