Categorías
Educación Literatura

El príncipe de la niebla, de Carlos Ruiz Zafón

Nunca había leído nada de este autor, y ha sido precisamente en el año de su fallecimiento cuando me he acercado por vez primera a su obra. Gracias a mi hijo Dani: era una de las lecturas propuestas para este curso en su asignatura de Literatura y me lo recomendó. Y acepté su recomendación.

Es una obra para un público “juvenil”, si es que existen obras de ese tipo (el propio Ruiz Zafón huía de ese tipo de etiquetas), y nos describe las aventuras de una familia que, por culpa de la guerra (Segunda Guerra Mundial), decide mudarse a un tranquilo pueblo costero. Allí comienzan a suceder una serie de acontecimientos extraños que desembocan en un desenlace (al menos para mí, que hace mucho que no soy público juvenil), inesperado. He disfrutado leyendo este libro, y creo que eso es siempre el mejor cumplido que puede hacerse.

Más allá del argumento y de los sucesos extraños, hay algo que me ha encantado del libro: el uso tan maravilloso que hace del lenguaje. En estos tiempos en los que tendemos a simplificar al máximo lo que ofrecemos a nuestros jóvenes, tratándolos como si fueran tontos y logrando que no se ofendan por ello, El Príncipe de la Niebla no escatima detalles, adjetivos y expresiones que otros considerarían inapropiados para estas edades en las que juegan a juegos de mayores de 18 pero huyen de libros para mayores de 8.

Porque la única forma de subir una escalera es haciendo que cada escalón esté un poco más alto que el anterior.

Doy las gracias a Dani y a Patricia, su profesora de Lengua y Literatura, por haberme acercado esta obra.

Categorías
Humor Literatura Música

¿Cómo es posible que no entiendas las letras de Manolo García?

Que, al parecer, hay gente que no entiende las letras de Manolo García.

Como si fuera tan chungo entender que las mesnadas moras, vestidas de hombre rana, cabalgan caballos que estaban amarrados a la puerta del baile mientras restañan las heridas mordiéndose los puños, aunque no les guste la nula injerencia que ahora es su disfrute. Os dejo, que me voy a recoger la ropa sucia, los cuadros que he pintao, y los discos viejos, que tengo tó por ahí tirao. Después me iré a dar un paseo junto al árbol de las hojas que ríen, no sin antes deciros good bye. En una nota. Tan ricamente.

Categorías
Literatura Psicología Reflexiones

Siempre hay motivos para la felicidad

Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.

Rabindranath Tagore
Categorías
Educación Poesía Reflexiones

Cuando la tormenta pase

El Facebook de Pilar Curro está siempre lleno de cosas bonitas (no podía ser de otro modo, ya que tanto ella como su familia están llenos de belleza). He encontrado allí esta joya, escrita, al parecer, durante la epidemia de peste de 1800. He buscado más información y es un poema reciente, escrito por Kitty O’Meara y publicado en su blog en marzo de 2020. He vuelto a buscar más información y… parece que es un poema de Alexis Valdés, también de marzo de 2020. (Y no, tampoco es de Benedetti, como se ha dicho también). Centrémenos en el poema y en su bello mensaje, más que en el autor, ya que parece tan difícil aclararlo:

Cuando la tormenta pase
y se amansen los caminos
y seamos sobrevivientes
de un naufragio colectivo.
Con el corazón lloroso
y el destino bendecido
nos sentiremos dichosos
tan sólo por estar vivos.

Y le daremos un abrazo
al primer desconocido
y alabaremos la suerte
de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos
todo aquello que perdimos
y de una vez aprenderemos
todo lo que no aprendimos.

Ya no tendremos envidia
pues todos habrán sufrido.
Ya no tendremos desidia,
seremos más compasivos.

Valdrá más lo que es de todos
que lo jamás conseguido.
Seremos más generosos
y mucho más comprometidos

Entenderemos lo frágil
que significa estar vivos.
Sudaremos empatía
por quien está y quien se ha ido.

Extrañaremos al viejo
que pedía un peso en el mercado,
que no supimos su nombre
y siempre estuvo a tu lado.

Y quizás el viejo pobre
era Dios disfrazado.
Nunca preguntaste el nombre
porque estabas apurado.

Y todo será un milagro.
Y todo será un legado.
Y se respetará la vida,
la vida que hemos ganado.

Cuando la tormenta pase
te pido Dios, apenado,
que nos vuelvas mejores,
como nos habías soñado.

Categorías
Curiosidades Historia Literatura

Que no, que no es «Marinero de Tarpeya»

Se ha hecho costumbre, a base de repetir, y a partir de una broma surgida de la prodigiosa imaginación de Cervantes en Rinconete y Cortadillo, la expresión «Marinero de Tarpeya» que, por lo que sabemos, significa exactamente… nada. La expresión correcta (original, más bien) es «Mira Nero de Tarpeya», es decir: Mira Nerón [el emperador] desde la roca Tarpeya [el incendio, provocado por él mismo, de Roma].

Esa roca era utilizada como lugar de ejecución de malhechores (lanzándolos desde ella, que no eran los romanos limitados en sus espectáculos, como bien sabemos).

Categorías
Literatura Viajes

Viaje a la Alcarria, de Camilo José Cela

Acabo de terminar la lectura de esta obra de Camilo José Cela; es un libro que se enmarca en la literatura de viajes y en el que el viajero (en el libro el autor y protagonista se refiere así a sí mismo) recorre varios pueblos de La Alcarria (de Guadalajara, lo deja claro).

El viaje comienza en su casa de Madrid, desplazándose hasta Guadalajara capital. A partir de ahí el viaje continua a pie (sobre todo a pie), pero también en burro, en carro, o en autobús. Es este libro un documento de enorme valor para conocer esa España rural de la posguerra, para ilustrarnos con sus paisajes y para disfrutar del rico lenguaje de sus habitantes.

Os comento ahora algunos fragmentos que me parecen reseñables:

El viajero está alegre. Silba, aproximadamente, la coplilla de una película y habla, poco más tarde, con su mujer, que se ha levantado a prepararle el desayuno. El viajero está casado. Los viajeros casados, cuando se echan a andar, tienen siempre, a última hora, una persona que les calienta el desayuno, que les da conversación mientras se afeitan a la estremecida luz eléctrica de la mañana.

Fragmento del capítulo II, El camino de Guadalajara.

Cuánto nos cuenta este párrafo, ¿verdad? Aplaudo el hecho de que se dé cuenta y de que lo destaque. Más allá del contenido, nos queda la forma, tan habitual en este libro (desconozco si en el resto de la obra de Cela): esos párrafos tan redondos, esa referencia al final a lo que se habló al principio: preparar el desayuno.

– A ver, para que os vea este señor. ¿Quién descubrió América?

El niño no titubea.

– Cristóbal Colón.

La maestra sonríe.

– Ahora, tú. ¿Cuál fue la mejor reina de España?

– Isabel la Católica.

– ¿Por qué?

– Porque luchó contra el feudalismo y el Islam, realizó la unidad de España y llevó nuestra religión y nuestra cultura allende los mares.

La maestra complacida, le explica al viajero:

– Es mi mejor alumna.

La chiquita está muy seria, muy poseída de su papel de número uno. El viajero le da una pastilla de café con leche, la lleva un poco aparte y le pregunta:

– ¿Cómo te llamas?

– Rosario González, para servir a Dios y a usted.

– Bien. Vamos a ver, Rosario, ¿tú sabes lo que es el feudalismo?

– No, señor.

– ¿Y el Islam?

– No, señor. Eso no viene.

La chica está azarada y el viajero suspende el interrogatorio.

Fragmento del capítulo IX, Casasana, Córcoles, Sacedón.

Un alegato insuperable en contra de la memorización sin comprensión (que no en contra de la memorización).

– Y de cenar, ¿qué quiere usted? Poco tengo, pero de todo puede disponer: Unos huevos, una ternerita muy buena, unas truchas, algo de la matanza, unas patatas para adornar…

Fragmento del capítulo IX, Casasana, Córcoles, Sacedón.

Cuando poca cosa para una posadera es un festín para el habitante de la ciudad.

Os dejo con un enlace, por si os apetece disfrutar de este libro.

Categorías
Educación Literatura Música Poesía

Quiero besarte la risa

El comienzo de este post no es nada nuevo, para nuestra desgracia. Todos hemos oído hablar de la Generación del 27, ese periodo cumbre (junto con otros muchos) de nuestra literatura: Pedro Salinas, Federico García Lorca, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Gerardo Diego, Dámaso Alonso, Rafael Alberti, León Felipe, Miguel Hernández. Un ejército de gigantes de la pluma. Y lo que no es nada nuevo es que no nos choque nada en ese listado. No veis nada raro, ¿verdad?

Yo tampoco.

Tampoco… hasta que descubrí este maravilloso trabajo de Sheila Blanco: Cantando a las poetas del 27. Y te invito a que te acerques a esa poesía. Quizá lo harás con el mismo prejuicio con el que te asomas a un partido de fútbol femenino. E imagino que con el mismo prejuicio con el que nuestros padres o abuelos acudían a una consulta en donde, en lugar de el doctor estaba la doctora. Pero acércate, no te vas a arrepentir. Mira qué belleza tan absoluta:

Quiero besarte la risa
y sus notas cristalinas;
colgándome de los labios
parecerán campanillas;
quiero besarte la luz
que brota de tus pupilas.

Josefina Romo Arregui

Y por si fuera poco, el próximo día 25 (25 de noviembre de 2020, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer), Sheila Blanco nos ofrecerá un concierto online con estos poemas a los que puso música (o, como diría Amancio Prada, extrajo la música que tenían). Si os interesa, podéis conseguir vuestras entradas en Escenario Virtual (enlace al pie).

Y un pequeño bonus, un pequeño experimento que debería hacernos reflexionar. Si a la hora de citar a poetas del 27 nos citaran solamente a Carmen Conde, Ernestina de Champourcin, Concha Méndez, Elisabeth Mulder, Pilar de Valderrama, Margarita Ferreras, Josefina Romo Arregui, Dolores Catarinéu… sí que nos chocaría algo en el listado, ¿verdad? Queridos amigos, cuánto vamos a ganar cuando consigamos la igualdad de verdad.

Categorías
Acertijos Arte Historia Literatura

Acertijo del viernes (6 de noviembre de 2020)

Para rescatar a la dama fue necesario pagar su peso en oro, el nombre de la localidad aparece en una obra cumbre de la literatura española y en su castillo vivió la doctora.

Categorías
Leyendas Literatura

Ficción sonora de ‘El Monte de las Ánimas’, de Bécquer

Es, quizá, la leyenda más conocida de Bécquer. El Monte de las Ánimas sigue estremeciéndonos hoy con la misma intensidad con la que estremeció a sus primeros lectores, hace ya siglo y medio.

Mayca Aguilera y Benigno Moreno han creado una adaptación radiofónica de la leyenda original, y las voces y el sentimiento de Lucía Caraballo, Víctor Clavijo y Juan Echanove nos han permitido disfrutar de un regalo magnífico. Y hoy, antes de esta Noche de Difuntos, es un momento estupendo para disfrutarlo.

Este grabación se enmarca dentro de las actividades culturales promovidas por Radio Nacional de España y aprovechando que se cumplen ciento cincuenta años de ese poeta tan andaluz como castellano, de vida breve pero de legado eterno, dotado de una capacidad única para tocar los entresijos más íntimos de nuestra mente: el amor y el miedo.

Muchísimas gracias a todos los que habéis participado en este proyecto.

Categorías
Literatura Música Psicología Reflexiones

Confitados: músicos, postres y pandemia

No, con Char-lee Mito no puedo ser imparcial (¿alguien puede?), pero os quiero presentar esta maravilla que creó aprovechando el Primer Confinamiento. Es una obra coral (nunca mejor dicho) en la que encontramos recetas (de las que haremos muchas, si no todas), pequeños relatos y poemas, dibujos, consejos y retazos de noticias.

He disfrutado mucho leyéndolo y me ha servido como un recordatorio de una época que ya vemos lejana. Si tengo que elegir una parte, me quedo con Carga viral. Fantástico. No se puede resumir más en menos.

Es, además y sobre todo, una obra que, cuando dentro de unas décadas esté en manos de un lector que no haya vivido esta época única, servirá para conocer, sentir y sorprenderse con lo que ha provocado un buen hombre que, en una tranquila tarde del pasado invierno, decidió disfrutar de una reparadora sopa de murciélago. Gracias por contárnoslo tan bien, Char-lee y amigos. :*