Archivo de la categoría: Lenguaje

Mil días

Hoy he alcanzado la bonita cifra de mil días consecutivos aprendiendo idiomas en Duolingo (no, no es este un post patrocinado). Creo que la constancia es una virtud que nos ayuda a conseguir nuestras metas. Y, por suerte, la constancia es algo que se puede trabajar y mejorar: la constancia está al alcance de todos.

Gracias a aquellos (a esas personas más cercanas) que han permitido que me pueda dar este lujo de sacar cada día un ratito para aprender (por mi parte, seguiré siempre buscando que el tiempo para mí -o para mi trabajo- perjudique lo menos posible a quienes me rodean).

Gracias :*

Mensaje de Duolingo al alcanzar los 1000 días de racha. Esa tilde tan fea…

El origen de la palabra «damisela»

Damisela… en apuros, casi añadimos de forma inconsciente. Ese término, que la RAE define en su primera acepción como «Mujer joven con ínfulas de dama» tiene una etimología bien sencilla (qué pena, con lo que nos gustan aquí las complicaciones bonitas): proviene del francés antiguo «dameisele», que significa «señorita».

El BOE nos confirma que donde dije digo…

Pues la usada frase de “donde dije digo digo Diego” nos la ha confirmado el Boletín Oficial del Estado que, el pasado 18 de marzo de 2021, tuvo que corregirse con esa misma expresión.

Expresión que se utiliza, como sabéis, para aquellas personas que, si necesitan desdecirse para acomodarse a una nueva situación, lo hacen sin mayores problemas.

Premios Nobel de Literatura en lengua castellana

Hoy vamos a hacer un pequeño recorrido por la literatura del siglo XX (y de este casi primer cuarto del siglo XXI), buscando qué premios Nobel de Literatura escribían (o escriben) en lengua castellana.

1904José EchegarayEspaña«en reconocimiento a las numerosas y brillantes composiciones que, en una manera individual y original, han revivido las grandiosas tradiciones del drama español».
1922Jacinto BenaventeEspaña«por la feliz manera en que ha continuado las tradiciones ilustres del drama español».
1945Gabriela MistralChile«por su poesía lírica que, inspirada por poderosas emociones, ha convertido su nombre en un símbolo de las aspiraciones idealistas de todo el mundo latinoamericano».
1956Juan Ramón JiménezEspaña«por su poesía lírica, que en idioma español constituye un ejemplo de elevado espíritu y pureza artística».
1967Miguel Ángel AsturiasGuatemala«por sus logros literarios vivos, fuertemente arraigados en los rasgos nacionales y las tradiciones de los pueblos indígenas de América Latina».
1971Pablo NerudaChile«por una poesía que con la acción de una fuerza elemental da vida al destino y los sueños de un continente».
1977Vicente AleixandreEspaña«por una creativa escritura poética que ilumina la condición del hombre en el cosmos y en la sociedad actual, al mismo tiempo que representa la gran renovación de las tradiciones de la poesía española entre guerras».
1982Gabriel García MárquezColombia«por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real se combinan en un mundo ricamente compuesto de imaginación, lo que refleja la vida y los conflictos de un continente».
1989Camilo José CelaEspaña«por una prosa rica e intensa que con una compasión moderada forma una visión retadora de la vulnerabilidad del hombre».
1990Octavio PazMéxico«por una apasionada escritura con amplios horizontes, caracterizada por la inteligencia sensorial y la integridad humanística».
2010Mario Vargas LlosaPerú«por su cartografía de las estructuras de poder y sus imágenes mordaces de la resistencia del individuo, la rebelión y la derrota».
Listado de Premios Nobel de Literatura en lengua castellana. Fuente: Wikipedia.
Peter Angritt, CC BY-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0, via Wikimedia Commons

El origen de la expresión «ser de cajón»

Eso es de cajón. Usamos esta expresión para indicar que algo es evidente, lógico, que no es fruto de un razonamiento complejo o elaborado.

Un posible origen de esta expresión podría encontrarse en las imprentas, en donde se tenían palabras o frases ya preparadas en cajones, de ahí el uso de «eso es de cajón» para algo que no nos va a llevar mucha necesidad de raciocinio.

El origen de la palabra fanfarrón

Esta palabra proviene, posiblemente, del dialecto árabe que se hablaba en la Península Ibérica, de la palabra farfál o farfár. A su vez, esta proviene del árabe clásico: farfara, que significa romper o desgarrar.

Debo decir que no veo mucha relación -eso no significa que no exista- entre el significado actual de fanfarrón (el que se precia de lo que no es) y el descrito de la palabra de la que proviene. Pero, como sabéis, los caminos que recorren las palabras a lo largo de siglos y generaciones no siempre son rectos.

La expresión «un cerro de»

La he escuchado muy pocas veces en mi vida (o, mejor dicho, de muy pocas personas). Es una expresión que significa «una gran cantidad de» y se usa, por ejemplo, del siguiente modo:

«Tengo un cerro de exámenes que corregir».

Se lo he escuchado a dos personas: una, de León; otra, de Palencia. Y me he imaginado -esto ya es cosecha propia- a esos cerros testigos de Tierra de Campos, imperturbables ante la infinita planicie de la meseta. Me vale mi explicación para la palentina, pero no para el leonés, así que si alguien quiere aportar algo más, será más que bienvenida su opinión.

Un saludo para Rocío y para Crisanto, aunque imagino que jamás leerán este post.

El origen de la expresión «prueba de fuego»

Nos vamos, una vez más a la Edad Media, a esos juicios (mezclamos aquí siempre leyenda y realidad) en los que la prueba para demostrar la inocencia era someterse al fuego y no quemarse: una prueba de fuego que podía confirmar culpabilidades o inocencias.

De ahí viene la expresión que tratamos hoy, una prueba definitiva que nos va a confirmar si vamos o no por el buen camino.