The Handmaid’s Tale [El cuento de la criada]

Descubrimos esta serie gracias a Vane. Y nos encantó. Nos plantea un futuro tan imposible como cercano. Nos plantea una sociedad en la que la natalidad ha descendido a unos niveles alarmantes y Estados Unidos, bajo un gobierno totalitario, ha decidido reclutar a las pocas mujeres fértiles que quedan (las criadas) para que sean las encargadas de tener hijos.

Las mujeres están clasificadas en clases sociales e identificadas por el color de su vestido: las criadas visten de rojo; las esposas, de azul. Las marthas, encargadas de las tareas del hogar, visten de verde. Adicionalmente existen las tías, encargadas de entrenar y gestionar a las criadas, y los Ojos, una especie de polícia infiltrada, encargada de que todo funcione según Las Normas.

Esta serie (y este libro) nos dibujan una sociedad en la que la mujer no tiene ningún valor, más allá de su función reproductora. Y aun durante ella debe estar sometida -en todo el proceso: fecundación, gestación, nacimiento, infancia- a una serie de normas, y poniendo sus vidas en grave riesgo si no las cumplen.

En definitiva, os recomendamos su lectura/visualización.

The Handmaid's Tale intertitle.png
De MGM Televisionhttps://www.hulu.com/the-handmaids-tale, Dominio público, Enlace

Irei a Darbo

Hace cien años, el pintor pontevedrés Carlos Sobrino inmortalizó, en una de sus habituales escenas costumbristas, una romería tradicional. Para quienes conocemos o vivimos en Darbo, no es difícil identificar la escena:

Romería, Carlos Sobrino Buhígas

Aquella imagen que nos dejó Carlos Sobrino fue convirtiéndose, en la mente de Miguel Sotelo, en una escenificación en la que los personajes del cuadro cobraban vida. Y de la idea pasó a la práctica: decenas de personas se caracterizaron para representar, en pleno siglo XXI, una romería de comienzos del XX. Gracias al talento y a la creatividad de Miguel y del director de cine Borja Brun (y de muchas otras personas) nació el cortometraje “Irei a Darbo”, una maravillosa ventana por la que nos podemos asomar a aquella época.

Pese a ser un cortometraje, retrata con absoluta nitidez aquella época en la que la máxima diversión consistía en moverse al ritmo de la música en las romerías de las localidades cercanas, en la que no faltaban los chismorreos ni la crítica a la iglesia, en la que el maltrato infantil estaba absolutamente normalizado, en la que la Guardia Civil -y su castellano de Galicia- era, a un tiempo, pueblo y vigilante del pueblo, en la que diferencia entre clases sociales era abismal. Todos esos puntos -y más- se cuentan en los diez minutos que dura la obra. Es un retrato estupendo de aquella España que observaba desde su neutralidad la Gran Guerra.

El título, “Irei a Darbo”, tiene su origen en un bellísimo poema de Bernardino Graña, que comparto aquí con vosotros:

Treicionareivos, homes.
Escaparei aos montes co meu verso,
ó meu cornello en Darbo.
Non quererei a máquina, o Progreso,
nin diñeiro, nin avións potentes…
Preferirei os bárbaros…

Irei, irei ao monte.
Irei a Darbo.
Contemplarei o sol, a lúa,
os bosques de piñeiros e eucaliptos,
cheirarei herba enxebre,
limpiareime do contacto
con vós no mar sagrado.
(Bernardino Graña, Non vexo Vigo nin Cangas, Ardentía)

Os invito a verlo y disfrutarlo:

Y sí, desde luego que me encantaría un largometraje en la misma línea que este corto (que se hace corto).

Para Miguel (gracias por la foto, el poema y la documentación) y para toda mi familia de Darbo, a quienes tanto quiero.

Y otra vez la misma historia

Por desgracia, ya la hemos vivido mil veces. Una mujer da el paso hacia la denuncia por algún tipo de acoso sexual y lo primero que se le solicitan son pruebas. Que sí, que ya sabemos que existen las denuncias falsas (en un porcentaje ridículo). En esta ocasión ha sido la actriz Violet Paley, acusando a James Franco. La primera respuesta que veo es una que solicita pruebas.

Mazinger Z

Es uno de los grandes héroes de mi niñez, e imagino que de muchos de los que fuimos niños en aquellos finales de los 70, al menos en España. Un robot invencible, siempre luchando por el bien, y pilotado magistralmente por Kōji Kabuto. Recordaréis la escena inicial de cada capítulo:

Así que creo que estamos de enhorabuena, ya que dentro de poco se estrenará una película en la que nos volverán a contar las aventuras de este robot milagroso.

Cuando conocemos al acusado

Tiene este post más de reflexión personal que de acusación (o de indulgencia) de John Lasseter. En casa somos admiradores de su trabajo, y lo hemos considerado siempre como la gran estrella de Pixar. Sin embargo, hace unos días nos encontramos con la terrible (y triste) noticia de que es sospechoso de abusos. Y por suerte, no estamos en un momento en el que se mire hacia otro lado ante esas situaciones. Las declaraciones de alguna ex-empleada no lo dejan, desde luego, en buen lugar.

He aquí la carta de John Lasseter a sus empleados (debo decir que me parece perfecta, sincera y necesaria):

“Recientemente he tenido una serie de conversaciones difíciles que han sido muy dolorosas para mi. Nunca es fácil enfrentarse a tus errores, pero es la única manera de aprender de ellos. Como resultado, he pensado mucho en el líder que soy hoy, comparado con el mentor y héroe que quiero ser. Se me ha hecho saber que a algunos os he hecho sentir incómodos o que os faltaba al respeto. Nunca fue esa mi intención. Como colectivo, lo sois todo para mi, y os pido perdón profundamente si os he decepcionado. Quiero disculparme especialmente con cualquiera que le haya tocado un abrazo no deseado o cualquier otro gesto que sintieran que traspasaba la línea en cualquier forma. Da igual la bondad de mis intenciones, todo el mundo tiene derecho a poner sus propios límites y a que estos sean respetados”.
(Carta de John Lasseter a la plantilla de Pixar, publicada en The Hollywood Reporter, según nos cuenta El País).

Más de reflexión personal que de otra cosa, decía. Porque cuando admiras (o aprecias) a alguien es mucho más difícil encajar estas noticias (y sí, muy posiblemente estoy cayendo en el tan escuchado “era una persona maravillosa”). ¿Cómo encajáis vosotros que una persona a la que conocéis sea un abusador sexual o un maltratador? Y extendiendo la pregunta: ¿qué delitos sí perdonamos o comprendemos, y qué delitos etiquetan a esas personas de por vida?

Pixar nos enseña a contar historias

There are few organizations in the world that can claim more expertise when it comes to storytelling than Pixar. The Disney-owned animation studio is known..

Origen: Pixar offers free online lessons in storytelling via Khan Academy | TechCrunch

Efectivamente, Pixar sabe cómo contar historias. Y nos lo cuenta, de forma gratuita, a través de Khan Academy. Una oportunidad más de las innumerables que Internet nos ofrece para aumentar nuestros conocimientos.

Violaciones a cambio de arte

Hace unos años se conoció una información sobre Marlon Brando (y Bertolucci) absolutamente terrible: una escena -famosa escena- de El último tango en París, en la que se representa una escena de sexo anal fue una violación. Como lo oís. Sin consentimiento, sin notificación, sin autorización de la actriz. Una escena surgida de una silenciosa conversación entre director y actor. Horrible.

Y esto me hace preguntarme si debemos seguir valorando a Marlon Brando como actor -como persona no, obviamente. Y también me he preguntado si tendrá alguna calle en España. ¿La merece?

Muertos de hambre

Y relacionado con el post de ayer, os invito a disfrutar de este estupendo vídeo:

¿Realmente alguien piensa que nuestro mundo sería el mismo si nunca hubieran existido Kandisky, Sabina, Chillida, Neruda, los Rolling Stones, Mozart, Sinatra, Pirandello, Maria Callas, Eugenio, Fatih Akin, San Juan de la Cruz, Nureyev, Machado, Robert de Niro, Gilda, Tim Burton, Disney, Chejov, Los Beatles, Poveda, Fernando Fernán Gómez, Dante, Cantinflas, Paco de Lucía, Borges, Camarón, Chaplin, Michael Jackson, Vivaldi, Bansky, Duchamp, Gardel, Caetano Veloso, Da Vinci, Cindy Sherman, John Lennon, Andy Warhol, Alberti, Homero, Virginia Woolf, Eduardo Galeano, Julio Verne, Isasi-Isasmendi, Buñuel, Eric Clapton, Rafael de León, Charlie Rivel, Jorge Drexler, Mamen, Sofía Loren, Dalí, Truman Capote?

Gladiator 2

No, tranquilos. Parece que no habrá segunda parte (al menos por ahora). Pero me encantaría contaros el argumento que se propuso para la segunda parte de esa película: el gran Máximo resucita, y lucha contra el mal desde la época de Roma hasta nuestros días, pasando por las Cruzadas, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra del Vietman. Por suerte, este guión jamás vio la luz. En el link que indico más abajo tenéis el argumento con mucho más detalle.