El arte prehistórico en cómic, de Éric Le Brun

El dibujante de cómic Éric Le Brun nos acerca, usando su talento y su habilidad, el arte prehistórico en su serie de cómics «L’art préhistorique en Bande Dessinée».

Estos tres cómics abarcan unos 25.000 años de Prehistoria. El primer cómic se ubica en el periodo Auriñaciense, el segundo en el Gravetiense y el tercero en el Magdaleniense.

Debo decir que gracias a estos comics he humanizado más que nunca a nuestros antepasados, así que solamente por ese detalle ya merece la pena acercarse a esta colección.

Por ahora solamente están en francés, pero eso no ha sido un problema para poder disfrutarlos. Así que os animo a que los consigáis (por ejemplo, en la propia editorial).

Los esclavos ¿inacabados? de Miguel Ángel

Dentro de la abundante obra escultórica de Miguel Ángel nos encontramos con algunas esculturas que se consideran no acabadas. En sí mismo esto ya es una riqueza, puesto que nos permite observar cómo el maestro afrontaba sus creaciones.

Sin embargo, recientemente he leído una teoría (primera vez para mí) que me ha resultado muy interesante. Nos cuenta que realmente no son obras inacabadas, sino que están representando a los esclavos encadenados de algún modo al suelo, sin libertad para poder escapar de ese cautiverio. En algunos casos, incluso sin cara, haciéndonos ver que no son nada, que no son nadie. Lo que sí se aprecia claramente es su cuerpo y musculatura, lo único realmente útil de aquellos esclavos.

¿Qué os parece esta teoría?

Esclavo atlante


De Anónimo – Гнедич. «История искусств», Dominio público, Enlace

Los arcos de San Juan de Duero

El claustro de San Juan de Duero, en las afueras de la ciudad de Soria, es un conjunto absolutamente excepcional y de visita obligada para quien se acerque a aquellas tierras.

Los cuatro lados del claustro son diferentes, todos ellos bellísimos. Así, podemos encontrar el más antiguo y más puramente románico, que ya por sí solo merecería una visita al conjunto. Pero los más admirables, por originalidad y complejidad, son los que entrelazan arcos, ofreciendo esta maravilla para ojos y mentes

Monasterio de San Juan de Duero, Soria, España, 2017-05-26, DD 02.jpg
De Diego Delso, CC BY-SA 4.0, Enlace

Este claustro y su iglesia -cuyos templetes tampoco podemos pasar por alto- fueron construidos por la orden militar de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén en el s XII. Se mantuvo habitado hasta el siglo XVIII.

La iglesia de San Martín de Tours (Frómista)

En la palentina Tierra de Campos, a un tiro de piedra de Carrión de los Condes, y paso inexcusable del Camino de Santiago, se encuentra la villa de Frómista y, en ella, su principal joya: la iglesia de San Martín de Tours.

El viajero que la disfruta no puede evitar la sensación de estar ante una maqueta, por su demasiado perfecto estado.

De Tovaritx – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0 es, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3573543

Esta iglesia sufrió numerosas modificaciones y añadidos, principalmente en el siglo XV. A finales del siglo XIX su deterioro era tal que hacía necesaria una restauración, llevada a cabo -no sin polémica- por Manuel Aníbal Álvarez Amoroso que decidió eliminar todo aquello que se fue añadiendo a lo largo de los siglos, haciendo que volviera a su estado original. Este punto me lo explicó mi admirada amiga Belén (si no he entendido algo, corrígeme, que te escucharé con el gusto de siempre).

Judith decapitando a Holofernes, de Artemisia Gentileschi

La pintora romana Artemisia Lomi Gentileschi aprendió en el taller de su padre las técnicas y secretos de dibujo y pintura. Debido a estaba prohibido para las mujeres el acceso a estudios más formales, su padre le asignó un preceptor privado, Agostino Tassi. Este profesor violó a Artemisia. Para demostrar haber sido violada, tuvo que ser sometida a una examen ginecológico y fue torturada para comprobar si mantenía su testimonio (lo mantuvo). Por si alguien también se cuestiona esto: sí, se resistió todo lo posible a esa violación (no dejaría de ser violación por no haberse resistido, obviamente).

Una de las obras más famosas -si no la más- de esta maestra de la pintura es Judith decapitando a Holofernes:

Artemisia Gentileschi - Giuditta decapita Oloferne - Google Art Project-Adjust.jpg
De Artemisia Gentileschi - Originally from Google Cultural Institute (image page), edited for levels, Dominio público, Enlace

Finis Gloriae Mundi

Creo que esta obra de Valdés Leal es la que más me ha impactado desde que la vi, por vez primera, en un precioso libro sobre la historia del arte que mis padres me compraron siendo niño.

Estremecedor el cuadro y estremecedor el mensaje. Estremecedor, sobre todo por cierto: más allá de la gloria que hayas alcanzado en este mundo, te vas al otro sin nada. Me puedo imaginar cómo era recibido ese mensaje por los ojos, las mentes y las almas de los habitantes de la Sevilla del barroco.

Valdes Leal - Finis Gloriae Mundi

En primer plano, los cadáveres de un obispo y de un caballero de la Orden de Calatrava. Arriba, Dios (Cristo, por sus manos llagadas) evaluando en una balanza lo bueno y lo malo de esa alma que emprende viaje al otro mundo.

Estremecedor tenía que ser también asomarse al universo mental de Juan de Valdés Leal, este antagonista de Murillo que se especializó en obras de este tétrico estilo.

Antonio García Villarán (Youtubers con los que dejarías a tus hijos, 3)

Didáctico, práctico, crítico y polémico. Y esdrújulo, podríamos decir. Así es el canal de Antonio García Villarán, pintor y profesor de dibujo, que nos cuenta, siempre con un estilo inconfundible, su opinión sobre diferentes artistas o corrientes artísticas, y sin problemas de oponerse a la corriente establecida. En este canal nuestros hijos pueden aprender tanto el gusto por el arte como el gusto por la crítica, ambas virtudes muy necesarias en estos tiempos. Adicionalmente, también nos ofrece vídeos en los que nos da consejos sobre dibujo. Muy recomendable. ¡Gracias, Antonio!

Ritmo 0, 1974

En 1974, la artista serbia Marina Abramović realizó, en el Studio Morra de Nápoles (Italia), su performance más conocida (y posiblemente la que más nos cuenta sobre el ser humano). La performance comenzó a las 20:00. Sobre la mesa, 72 objetos que el público asistente podía usar a su antojo. Los objetos se podían clasificar en objetos potencialmente de placer (plumas, flores, peine, libro) y objetos potencialmente de dolor (martillo, clavos, cuchillas, una pistola cargada). La artista se comprometía a asumir toda la responsabilidad de lo que allí sucediera y a adoptar una actitud completamente pasiva durante las siguientes seis horas. Ella sería una muñeca en manos del público.

La actitud del público durante la primera mitad de la performance fue tímida: se acercaban, le ofrecían flores, le daban un beso… Sin embargo, poco a poco comenzaron a manipular a la artista: le obligaban a adoptar posturas, a sostener objetos y la acabaron poniendo sobre una mesa, clavándole un cuchillo en la mesa entre sus piernas. Poco a poco la actitud del público se iba haciendo más demencial: le arrancaron la ropa, le clavaron las espinas de las flores en su cuerpo, con una cuchilla le hicieron un corte en el cuello y bebieron su sangre, e incluso apuntaron hacia su cabeza con la pistola cargada (esto provocó algunas peleas entre los asistentes, y la intervención del comisario de la exposición, que lanzó la pistola por una ventana).

Marina Abramovic : Rhythm 0 (1974)

Cuando se cumplieron las seis horas pactadas y Marina volvió a convertirse en una persona, los asistentes, tan activos hasta ese momento, fueron incapaces de mirarla a los ojos y se fueron de la sala lo antes posible. La artista nos indicó que cuando fue al baño y se vio al espejo, le habían aparecido canas.

Hemos comentado largamente esta historia en casa y, aunque había leído mucho sobre esta famosa performance, no he escuchado mejor análisis que el de Clara: en un mundo acostumbrado a premios y castigos, en una sociedad que «educa» a sus hijos usando premios y castigos, en cuanto desaparece la amenaza del castigo surge la verdadera educación que tenemos dentro. Este experimento (junto con el famoso de Millman, citado más abajo) nos debería hacer reflexionar sobre cómo ayudar a nuestros pequeños a ser personas.

Gracias, Clara.

Improvvisazioni di un attore che legge… ante un escenario vacío

La noche iba a ser una noche como otras muchas. Giovanni Mongiano, actor italiano, acudió al teatro del Popolo en Gallarate, Lombardía (Italia) para interpretar Improvvisazioni di un attore che legge. Cuando fue informado de que no se había vendido ni siquiera una entrada, Giovanni decidió -aún así- hacer el trabajo que había venido a hacer:

Ero lì per fare quello spettacolo, dovevo farlo. Non c’è stato calcolo, riflessione, solo il desiderio di fare ciò per cui ero venuto a Gallarate, di dare voce al mio teatro. Di recitare, anche se con le lacrime agli occhi, questo testo che parla della vita di palcoscenico, dura, romantica, almeno agli occhi degli estranei, piena di grotteschi imprevisti, di speranze sempre deluse e umiliazioni cocenti, ma da cui è impossibile separarsi.

Mongiano, de ese modo, nos ha dejado un ejemplo bellísimo de respeto -de amor- por una profesión, por el trabajo y por uno mismo. ¿No os parece?

Para Irene, Dani y Clara.

La joya de París

No diré que suele pasar desapercibida, pero desde luego no alcanza la fama de otros monumentos de París, como Notre-Dame, la Torre Eiffel, el Arco de Triunfo o el Sacré-Coeur, pero aventaja a todos ellos en perfección y belleza. La Sainte Chapelle, esa Capilla Santa destinada a albergar la más preciada de las reliquias (la corona de espinas) es el summum del gótico radiante. Este prodigio de la arquitectura no tiene prácticamente paredes, sino vidrieras que se elevan quince metros hasta los cielos.

Cuando la visitamos, mi esposa Clara -sabedora de mi debilidad por la Sainte Chapelle- me tapó los ojos con sus manos, descubriéndomelos cuando ya estábamos en el interior. No morí de esa sobredosis de belleza, pero estuve cerca, creedme.

De verdad, si visitáis París y solamente podéis admirar un monumento, que sea la Sainte Chapelle.

Gracias, Clara :*

By Koldo Iglesias Pardo [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], from Wikimedia Commons