Archivo de la categoría: Viajes

Laguna Negra de Urbión, en Vinuesa (Soria)

Y en la laguna sin fondo
que guarda bien los secretos,
con una piedra amarrada a los pies
tumba le dieron.

La tierra de Alvargonzález, Antonio Machado

Esta laguna de origen glacial está en Vinuesa, en la sierra de los Picos de Urbión, en un paraje más propio del norte de Europa que de la Península Ibérica: alta montaña, haya, pino albar, roble albar. En su entorno habitan zorros, corzos y jabalíes.

Su nombre proviene del color que toman sus aguas al reflejar las montañas que la rodean. Este lugar y su entorno merecen ser visitados y son garantía de una excursión estupenda para toda la familia.

No quiero terminar sin hacer alusión a un hecho que nos sucedió hace casi un par de décadas. Estábamos planteando retornar de La Rioja a Madrid pasando por la Laguna Negra. Cuando se lo comentamos a nuestros amigos arnedanos, nos respondieron del siguiente modo:

¡Qué decís? ¿Es que no sabéis que, de noche, la Laguna llama?

De Triedros – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=37148207

Los bufones de Pría, en Llanes

En Llanes de Pría (Llanes, Asturias) podemos admirar el efecto de estas formaciones kárstikas a través de las cuales sube agua de mar pulverizada (un chorro por cada ola que golpea el acantilado). Son un espectáculo para los sentidos, y nunca mejor dicho, ya que puede verse, sentirse y oírse… incluso a kilómetros.

Si visitáis la bonita Asturias y estáis por esta zona, os recomiendo encarecidamente acercaros a disfrutar de estos bufones.

Ivilarmi, CC BY-SA 3.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0, via Wikimedia Commons

Para Belén, Justo, Celia, Martín, Clara, Dani e Irene.

El claustro del monasterio de San Juan de los Reyes, en Toledo

…de los Reyes, porque estaba destinado a ser mausoleo real. Esta joya, cuya edificación fue promovida por la reina Isabel la Católica es quizá la más bella muestra del gótico toledano. Hoy nos centramos en su claustro.

Claustro del Monasterio de San Juan de los Reyes, Toledo

Aunque fue diseñado por Juan Guas (así castellanizado, y también conocido como Jean Was (francés), Jean Goas (también francés) o Yann Gwaz (bretón), se edificó tras la muerte del brillante arquitecto, de esa extraordinaria mente que dio lugar a otros muchos monumentos notables (Palacio del Infantado, Colegio de San Gregorio o galería del castillo de Manzanares el Real, entre otros).

Tuvo que sufrir las exigencias de la reina hasta lograr con su aprobación. Se supone que la reina fue especialmente exigente debido a que este iba a ser su lugar de enterramiento (no fue así al final). Está formado por dos pisos (claustro alto y claustro bajo). El bajo es realmente una continuación del templo, así que coinciden estilos y materiales; el alto es más austero y nos ofrece un precioso artesonado mudéjar.

Visitad Toledo, queridos amigos. En Toledo, visitad el monasterio de San Juan de los Reyes. En el monasterio, disfrutad del claustro.

Medinaceli (Soria)

Visitamos hoy un lugar en el que se puede respirar la historia. Esta villa está situada en lo alto de una colina (en los últimos decenios se ha extendido también a los pies de la misma, pero la parte histórica y de la que nos ocuparemos hoy está en la colina).

El monumento más conocido de Medinaceli es, por supuesto, su arco romano, del que ya hemos hablado en este blog. Pero esta ciudad de frontera tiene mucho más que ofrecernos:

  • Castillo: la antigua alcazaba árabe, a donde se cree que vino a morir Almanzor, tras su derrota en Calatañazor.
  • Plaza Mayor: ubicada en donde estaba el antiguo foro romano, en ella destacan la alhóndiga y el renacentista Palacio Ducal, hoy museo.
  • Convento de Santa Isabel: este convento del siglo XVI permanece activo.
  • Beaterio: hoy en ruinas, fue posiblemente sinagoga.

Aunque hemos destacado esos monumentos, es realmente todo el conjunto histórico de la villa el que la hace única y la dota de belleza. Un paseo por sus estrechas calles, especialmente preparadas para el frío soriano, es una de las mejores formas de viajar en el tiempo.

Pedraza (Segovia)

En la bonita e imprescindible provincia de Segovia, cerca de la frontera con Madrid y a unos 40 kilómetros de Segovia capital, se encuentra la población que hoy vamos a visitar: Pedraza.

Pedraza es una villa medieval -las primeras referencias escritas se remontan al siglo XIV- que vivió su mayor esplendor en los siglos XVI y XVII (ya no era la Edad Media, obviamente), gracias a la calidad de la lana de sus ovejas merinas y a los tejidos elaborados con ella.

Está amurallada, y se entra a ella por su única puerta, situada al lado de la antigua cárcel, hoy convertida en museo visitable y en una oportunidad para asomarnos a lo terrible del trato en aquellas cárceles medievales.

Aunque realmente todo el pueblo es una joya y un viaje en el tiempo, voy a mencionar algunos lugares o monumentos que merecen la pena:

  • Cárcel: ya mencionada. Museo imprescindible para conocer mejor nuestra propia historia.
  • Plaza Mayor: porticada, típica plaza mayor castellana.
  • Castillo: hoy en día museo Zuloaga, en él estuvieron prisioneros dos hijos del rey Francisco I de Francia. El castillo tiene torre del homenaje y foso (por desgracia, no tiene ya el puente levadizo).
  • Iglesia de San Juan: románica. Su bellísima torre hace inconfundible al pueblo cuando se divisa desde la lejanía.
  • Casa del águila imperial: situada fuera del recinto amurallado, es también una visita que recomiendo. Un estupendo centro de interpretación dedicada a esta maravillosa ave rapaz.

No ahora, pero en cuanto se pasen confinamientos y pandemias, os recomiendo muchísimo visitar esta población. Y si puede ser en alguna noche de las velas (no hemos tenido esa suerte nosotros), aún mejor. Ver toda la villa iluminada solamente por velas tiene que sobrecoger el espíritu y asombrar el alma.

El cementerio de Montparnasse, en París

Paris tiene unos cuantos cementerios que son auténticos museos. Viajamos hoy al de Montparnasse, situado en la parte sur de la ciudad (en la parte sur del centro de la ciudad, mejor).

Como los miércoles solemos hablar de arte en este blog, no nos detendremos hoy en las personalidades famosas que reposan en Montparnasse, en este nuevo Monte Parnaso. Menciono a Sartre, pero hay muchos más 🙂

En este cementerio, auténtico museo, como decía, hay, entre todas las esculturas, una que nos sobrecogió y admiró cuando la descubrimos. El llanto del amante mientras la amada, descendiendo a las profundidades de la tierra, intenta una última despedida.

Viaje a la Alcarria, de Camilo José Cela

Acabo de terminar la lectura de esta obra de Camilo José Cela; es un libro que se enmarca en la literatura de viajes y en el que el viajero (en el libro el autor y protagonista se refiere así a sí mismo) recorre varios pueblos de La Alcarria (de Guadalajara, lo deja claro).

El viaje comienza en su casa de Madrid, desplazándose hasta Guadalajara capital. A partir de ahí el viaje continua a pie (sobre todo a pie), pero también en burro, en carro, o en autobús. Es este libro un documento de enorme valor para conocer esa España rural de la posguerra, para ilustrarnos con sus paisajes y para disfrutar del rico lenguaje de sus habitantes.

Os comento ahora algunos fragmentos que me parecen reseñables:

El viajero está alegre. Silba, aproximadamente, la coplilla de una película y habla, poco más tarde, con su mujer, que se ha levantado a prepararle el desayuno. El viajero está casado. Los viajeros casados, cuando se echan a andar, tienen siempre, a última hora, una persona que les calienta el desayuno, que les da conversación mientras se afeitan a la estremecida luz eléctrica de la mañana.

Fragmento del capítulo II, El camino de Guadalajara.

Cuánto nos cuenta este párrafo, ¿verdad? Aplaudo el hecho de que se dé cuenta y de que lo destaque. Más allá del contenido, nos queda la forma, tan habitual en este libro (desconozco si en el resto de la obra de Cela): esos párrafos tan redondos, esa referencia al final a lo que se habló al principio: preparar el desayuno.

– A ver, para que os vea este señor. ¿Quién descubrió América?

El niño no titubea.

– Cristóbal Colón.

La maestra sonríe.

– Ahora, tú. ¿Cuál fue la mejor reina de España?

– Isabel la Católica.

– ¿Por qué?

– Porque luchó contra el feudalismo y el Islam, realizó la unidad de España y llevó nuestra religión y nuestra cultura allende los mares.

La maestra complacida, le explica al viajero:

– Es mi mejor alumna.

La chiquita está muy seria, muy poseída de su papel de número uno. El viajero le da una pastilla de café con leche, la lleva un poco aparte y le pregunta:

– ¿Cómo te llamas?

– Rosario González, para servir a Dios y a usted.

– Bien. Vamos a ver, Rosario, ¿tú sabes lo que es el feudalismo?

– No, señor.

– ¿Y el Islam?

– No, señor. Eso no viene.

La chica está azarada y el viajero suspende el interrogatorio.

Fragmento del capítulo IX, Casasana, Córcoles, Sacedón.

Un alegato insuperable en contra de la memorización sin comprensión (que no en contra de la memorización).

– Y de cenar, ¿qué quiere usted? Poco tengo, pero de todo puede disponer: Unos huevos, una ternerita muy buena, unas truchas, algo de la matanza, unas patatas para adornar…

Fragmento del capítulo IX, Casasana, Córcoles, Sacedón.

Cuando poca cosa para una posadera es un festín para el habitante de la ciudad.

Os dejo con un enlace, por si os apetece disfrutar de este libro.

Secretos de los Museos

Hace ya un buen tiempo descubrimos esta estupenda serie, que se cuela en alguno de los mejores museos del mundo para contarnos, de cada uno de ellos, algunas curiosidades que nos harán disfrutar mucho más de nuestra próxima visita. Y que nos harán disfrutar más de la vida, porque ya sabemos que se disfruta más cuanto más conocemos.

Los museos elegidos para este recorrido son:

  • Museo del Louvre.
  • Museos Vaticanos.
  • Museo Egipcio de El Cairo.
  • Museo Arqueológico Nacional de Atenas.
  • Museo del Hermitage.
  • Museo del Palacio de Topkapi.
  • Museo Nacional de Antrolopología Ciudad de México.
  • Museos del Pergamon y Neues Berlín.
  • Museo Kunsthistorisches de Viena.
  • Galería de los Uffizi.
  • Museo Bardo de Túnez.

¿Qué significa “estar en Babia”?

Si lo queremos describir literalmente, es algo maravilloso. Babia es un pueblo que se ubica en el norte de León, tocando con la frontera de Asturias. Montañas que tocan el cielo, valles excavados por glaciares, y prados, y vida

La expresión significa estar tan alejado de todo, tan disperso, que ni nos enteramos de lo que nos dicen. “Estoy en Babia”, qué bonito lugar y -según el caso- qué bonita (o triste) actitud.

La cueva de Valporquero

En el norte de la provincia de León (España), y prácticamente tocando la Cordillera Cantábrica se encuentra el pueblo de Valporquero de Torío, en donde, desde 1966, se puede visitar una cueva asombrosa, y que no puedo más que recomendaros encarecidamente.

En la versión más básica de la visita se ofrecen dos recorridos: el corto y el largo. Os recomiendo el largo, ya que se puede disfrutar de toda la parte visitable de la cueva. Quizá, si lleváis niños, tengáis que llevarlos en brazos (por cansancio, no por dificultad) en alguna parte del recorrido.

Tuvimos la suerte de vivir un momento único en esa cueva: el guía -tras pedirnos permiso- apagó las luces para que pudiéramos disfrutar de la oscuridad más absoluta. Desde luego, una oscuridad que nunca habíamos sentido.

Adicionalmente a los recorridos básicos, se ofrece un recorrido llamado “Valporquero insólito”, más cercano a la espeleología, y un recorrido “Curso de aguas”, ya más avanzado, con barranquismo. Estoy seguro de que también muy recomendables, aunque no hemos podido disfrutarlos.