Visión de España, de Sorolla

La Hispanic Society, con sede en Nueva York y fundada en 1904 por Milton Huntington, es un centro de investigación para el estudio de las artes y cultura de España. En 1911 encargó al pintor Joaquín Sorolla una serie de murales para decorar las salas.

Necesitó varios años (de 1913 a 1919) para plasmar su visión de España, que así llamó él a su obra (el título propuesto era Regiones de España): catorce obras magníficas en las que Sorolla quiso huir de tópicos y estereotipos, y pintar lo que él veía.

(He escogido, de ese conjunto de obras, la dedicada a Galicia; ¿alguien se anima a decir, por el poco paisaje que se ve, en dónde estaba Sorolla -que se recorrió España para hacer este trabajo?)

De Joaquín Sorolla – Hispanic Society of America, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=76470925

Tirán

Quiero hoy, fecha de cumpleaños de mi querido padre, recordar con vosotros esta preciosa canción, que tiene un gran fuerte significado sentimental para mí, por varios motivos.

En primer lugar, habla de Tirán, nuestra parroquia. De Tirán y de su costa, recorrida con él mil veces, por tierra y por mar.

En segundo lugar, fue la primera canción que escuché tras la muerte de mi padre.

Y en tercer lugar, porque me la dio a conocer mi queridísima amiga Sofía. No podía haber venido de mejor recomendadora.

Gracias, Sofía. Gracias (y feliz cumpleaños), papá.

Canzón de Cuna pra Rosalía de Castro, Morta, de Federico García Lorca

No se conocieron en vida, ya que Federico nació después de la muerte de Rosalía. Pero eso no fue, obviamente, impedimento para la admiración que siempre mantuvo el poeta de Fuente Vaqueros por la obra de Rosalía.

Escribió Lorca unos cuantos poemas en gallego. Y uno de ellos, que traigo en esta semana de Rosalía, es esta Canzón de Cuna pra Rosalía de Castro, Morta. Os la dejo para que la disfrutéis:

¡Érguete, miña amiga,
que xa cantan os galos do día!
¡Érguete, miña amada,
porque o vento muxe, coma unha vaca!

Os arados van e vén
dende Santiago a Belén.

Dende Belén a Santiago
un anxo ven en un barco.
Un barco de prata fina
que trai a door de Galicia.

Galicia deitada e queda
transida de tristes herbas.
Herbas que cobren teu leito
e a negra fonte dos teus cabelos.
Cabelos que van ao mar
onde as nubens teñen seu nídio pombal.

¡Érguete, miña amiga,
que xa cantan os galos do día!
¡Érguete, miña amada,
porque o vento muxe, coma unha vaca!

Y un bonus maravilloso. Este poema con la música y la voz de Amancio Prada:

Nana de lluvia, de Carlos Núñez

Por desgracia, estamos acostumbrados -si es que tal cosa es posible- a naufragios y desgracias marinas. Hemos crecido con los recuerdos del Ave del Mar y del Centoleira, dos naufragios que forman parte de nuestra memoria y de nuestro sufrir colectivos. Así que cada vez que llega una noticia de un nuevo naufragio, se juntan recuerdos, miedos y sufrimientos. Y, quizá, resignaciones ante lo inevitable. En mi más de medio siglo creo que jamás he vivido ninguna sorpresa inesperada, tras un naufragio, de que alguien haya aparecido vivo.

Sin embargo, el mar que nos la quita también es el mar que nos da la vida. Y parece imposible que sea el mismo. Carlos Núñez, en su bellísima Nana de lluvia, nos cuenta eso.

Luego llora de espaldas
para que el mar no vea
cómo grita su alma
cómo llora su pena.
"Otro mar muy enfermo,
otro mar muy sediento
se comió a mis amores,
me ha secado el aliento.

No es el mar que yo veo
otro mar que no siento
otro mar de allá lejos
otro mar más violento".
Y le habla a su ría,
siempre sola y descalza,
con su mano en las olas
acaricia su espalda.

Iglesia de Santa Comba, en Bande (Ourense)

Creo que es la primera construcción visigoda de la que hablamos en este humilde blog. Nos vamos a la localidad de Bande para disfrutar de esta pequeña joya, una iglesia de la segunda mitad del siglo VII.

Camino, por tanto de los 1.400 años. Siempre me parece milagroso -nunca mejor dicho- que durante más de mil años personas de toda condición acudieran a un lugar a elevar sus oraciones y pensamientos, a celebrar nacimientos, disfrutar matrimonios y llorar defunciones.

La iglesia tiene planta de cruz griega y formaba parte de un conjunto mayor, un monasterio del que solamente nos queda esta construcción como testigo de aquello.

De José Antonio Gil Martínez – originally posted to Flickr as Iglesia de Santa Comba de Bande, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4204926

Saraos, seráns y fronteras

Todos conocemos la palabra sarao, con el sentido, en general, de fiesta (a veces también significando caos o lío).

En Galicia tenemos un término para las reuniones festivas vespertinas -que acaban siendo nocturnas, conociéndonos-: serán.

En gallego-portugués la palabra era sarão, procedenge del latín seranum, con ese significado de tardío o vespertino.

Así que esa palabra que muchos consideramos tan andaluza es, en realidad, muy cercana o heredera del gallego portugués.

Non hai fronteiras.

Festa da Arribada (en Baiona, Pontevedra)

El primer lugar de este Viejo Mundo al que llegó la noticia de que el viaje de Colón había llegado a un destino (y regresado de él), aun sin tener claro cuál había sido ese destino (se cree que Cristóbal Colón murió sin saber que había descubierto América), fue la localidad pontevedresa de Baiona, situada al sur de Galicia.

Para conmemorar ese hecho, se celebra cada año, a comienzos de marzo, Arribada, en referencia a esa arribada de la nave de Martín Alonso Pinzón allí. Es una fiesta que os recomiendo (cuando se pueda disfrutar de las fiestas sin estas dificultades a las que nos somete la pandemia).

Suele haber -no hablo de épocas de pandemias- representaciones teatrales, cursos de esgrima, gastronomía y más atracciones. Los asistentes acostumbran a ir caracterizados, dotando al evento de un ambiente único. Siendo estrictos, ya no podemos hablar de fiesta medieval, sino moderna.

De Xosema – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=18668717

De tongos, excusas y complejos

Tongo, decimos. Tongo. Qué pena me da que siempre busquemos la causa de nuestras derrotas en factores de ese estilo. Lo he vivido como aficionado del Celta (nos tienen manía, el árbitro nos perjudica siempre, no “quieren” que estemos arriba, “molestamos”). Lo vivimos ahora porque un jurado ha decidido que una actuación (no sé si se juzga la canción o la actuación) gallega merezca ocupar el quinto puesto de seis participantes.

Es, sí, una actitud muy nuestra, no sé si causada por complejos de siglos o por ausencia total de autocrítica. Pero lo cierto es que esa actitud nos impide aprender de las derrotas, porque la culpa es de otros, y nos impide también disfrutar de las victorias, convirtiéndolas en rabia o en venganza disfrazada de justicia.

Imagino que sería mil veces más fácil falsear los resultados de llamadas o encuestas. Y, por cierto, no me gustó ese gesto de Sobral (está hecho un hombre, dicho sea de paso) decantándose claramente por un participante (no sé si lo hicieron otros, porque no vi todo el programa: de ser así, lo retiro).

Ánimo, muchísima suerte en esa final del sábado.

Las fronteras entre idiomas

Fronteras que a veces no existen. Os voy a comentar unas palabras (lista potencialmente ampliable) que, en mi ignorancia, consideraba exclusivas del gallego y que, sin embargo, existen (o tienen una equivalencia muy directa) en castellano:

  • can: esta es la menos sorprendente, pero sí, hubo un tiempo en el que pensaba que era una palabra solamente gallega.
  • rapaz: no con el significado de esas bonitas aves, sino con el significado de esos bonitos niños.
  • lembrar: sí, recordar.
  • coruja: lechuza, en gallego decimos curuxa, y me ha sorprendido la existencia de coruja en castellano.

Capela dos Santos Reis (Bueu)

Esta singular construcción, dedicada a los Reyes Magos, situada en Bueu y obra de Urbano Lugrís, es uno de los pocos templos dedicados a esos hombres que representaban a toda la humanidad conocida.

De Adrián Estévez (Estevoaei) – Autoría propia, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=92922632

En la mente del arquitecto, la capilla es el altar y el entorno, el templo. Y este punto me parece lo más maravilloso de la creación artística.