Hermanos de leche

En España, hasta hace relativamente poco (un siglo, aproximadamente) existía la figura de la nodriza o ama de cría, que era una mujer que daba de mamar a bebés que no eran suyos (por diferentes motivos: porque la madre había muerto, porque no quería o no podía amamantar…)

Aquellos bebés que compartían nodriza se denominaban entre sí hermanos de leche, y de establecía un vínculo que en ocasiones duraba toda la vida.

Para que una mujer pudiera ser nodriza tenía que cumplir una serie de requisitos: “Art. 26. Las nodrizas á quienes las Juntas entregaren los niños expósitos, serán de matrimonio, asegurándose previamente de su robustez, suficiencia de jugo lácteo, moralidad y demás circunstancias que se requieren para la buena crianza y educación de los mismos expósitos”, según un documento de la Diputación de Guipúzcoa, por ejemplo.

Además, su trabajo -que normalmente se prolongaba hasta que el pequeño alcanzaba los siete años de edad (no necesariamente siendo lactante)- estaba supervisado para impedir abusos o malas prácticas.

¡Paha, maha!

Es evidente que por muchos motivos, no hablamos hoy como ayer hablaban nuestros abuelos. Las distancias, cada vez menores, y los medios de comunicación (con nuestro querido Internet a la cabeza) hacen que se vaya perdiendo lo que nos define localmente y se vayan creando una cultura y una lengua globales.

Un camino hacia una cultura global (con sus muchos beneficios) que nos va haciendo perder gran parte de las culturas locales. Así que todo trabajo encaminado hacia recuperar, mantener o -al menos- recordar, es necesario y bienvenido.

En este sentido, el grupo segoviano (de San Cristóbal) A traque barraque nos invita a descubrir (para quienes no las conocemos) o recordar (para quienes tenéis la suerte de conocerlas) un buen puñado de expresiones locales de esa bonita tierra segoviana.

Límpiate las morgas que tienes berretes,
no tienes ombligo aquí tienes tete,
dices paha maha por no decir hola,
no digas barbilla, lo nuestro es mamola. 

Si eres torpe o tonto puedes ser papón,
morral o modorro o fato? o setón.
Te levantas tarde, no hay quien te despierte,
aunque hayan pasado las burras de leche. 

Caen chuzos de punta, siete bajo cero,
joder con Segovia, que al frío llaman fresco. 
Salid a la calle, gentes segovianas,
tocad la entradilla, suenen reboladas. 

Tú no te atragantas, tú eres segoviano,
si el pan se te atasca te habrás añusgado;
tú no vas derecho, vas como un rilete,
y no tienes chismes, tienes achiperres.

En huertos ajenos nos damos un baque,
manzanas, sandías, higos o tomates;
al sacar chorizos de las ollas llenas,
escurre el aceite con la cucharrena.

Caen chuzos de punta, siete bajo cero,
joder con Segovia, que al frío llaman fresco. 
Salid a la calle, gentes segovianas,
tocad la entradilla, suenen reboladas. 

Si tienes reúma, te duele el zancajo,
si dices biruji hace un frío del carajo,
en otros lugares se comen un chusco,
aquí de la hogaza sacamos corruscos. 

No son volteretas, que son chingoletas,
no haces garabatos, haces borrajetas;
aquí no hay heladas, aquí caen helazos,
y no hay tío Camuñas: es el tío del saco. 

Caen chuzos de punta…

Para completar, diré que la expresión a traque barraque significa a las duras y a las maduras.

Velázquez no firmaba algunos de sus cuadros porque consideraba que no era necesario. En este caso particular, si hablamos de Segovia, creo que tampoco hace falta que diga a quién dedico este post.

Para ti. :*


(Si alguien quiere aportar correcciones o completar el texto de la canción, estaré más que agradecido). <3

Actividad constante

Así, también los niños necesitan treguas en sus tareas: sin el descanso languidecerán la energía y la ilusión.

Irene Vallejo, citando a Plutarco

No se va la mente tanto a un exceso de exigencia -que no parece ser la norma en estos tiempos- sino a un exceso de actividades: por una parte, la barbaridad de extraescolares con las que obsequiamos a nuestros pequeños; por otra -y peor, y más grave- el uso extremo de las tecnologías: la mente de nuestros hijos no tiene un momento libre, no llegan a aburrirse jamás, lo cual no tiene aspecto de ser algo muy sano.

¿Seríamos capaces de diferenciar a un Neandertal entre nosotros?

Pues yo pensaba que sí. Y casi sigo pensándolo, pero esto que prepararon en el Museo de Neanderthal de Mettman me ha hecho cuestionármelo.

En ese museo alemán vistieron a un hombre de Neandertal con traje. ¿Qué opináis?

Necesitamos ser escuchados

El periodista de El País Fernando Peinado -de quien ya hemos hablado en este blog- cometió ayer un error precioso: básicamente nos dijo a todo Twitter que quería hablar con nosotros en privado.

Peinado se corrigió rápidamente, pero nos dejó el regalo de su error: el tweet recibió -sigue recibiendo- miles de respuestas, retweets y likes.

Vivimos en tiempo en los que hablar es gratis. Pero ser escuchados, amigos, ser escuchados es algo que no tiene precio.

Feminista y nigeriano

Como supongo que muchos sabréis, en España (no solamente en España, pero hablo de lo que conozco) ha existido desde siempre la tradición de hacer fiestas con animales: cabras, pavos, gallinas, toros; sobre todo, toros. Y no solamente en el formato corrida de toros, también en los llamados encierros (en donde un toro o un grupo de toros se suelta por las calles, en una ruta que generalmente acaba en una plaza de toros). No es popular o tradicional en toda España, sino que hay zonas en donde no existe la tradición y zonas en las que está completamente arraigada.

Estamos en una época en la que, por suerte, se está comprendiendo que hacer una fiesta de la muerte y del dolor quizá no esté bien; pero también estamos en una época en la que, por desgracia, muchos valores y derechos en los que se ha avanzado están siendo cuestionados por un sector de la población.

Y, según leo, han confluido los factores negativos en una corrida de toros: la propia corrida de toros, el racismo (con un toro llamado nigeriano) y el machismo (con un toro llamado feminista).

No sé si pretendíais hacer una gracia pero, desde luego, os habéis retratado.

Mazinger Z y la mitología clásica

Quienes disfrutamos en nuestra niñez de Mazinger Z y además tenemos la suerte de disfrutar con el conocimiento de la mitología griega vamos a encontrar en este proyecto de investigación de Eva María Valero Carou, en el I.E.S. Infanta Elena (Jumilla), en el que comparan dioses, héroes, bestias mecánicas y lugares de Mazinger Z con su contraparte mitológica. Gracias a este vídeo, en el que se puede ver un resumen de dicho trabajo, presentado excelentemente por la propia autora y por la tutora Ana María Zamora Manzanares, podemos acercarnos a este planteamiento. Es un vídeo sumamente enriquecedor y que os recomiendo ver.

Para Dani.

El velatorio de Manuel de Senín, de José María Castroviejo

Mi muy querido abuelo, tras sus intensas jornadas de pesca o de trabajo en defensa de los derechos de los marineros, recogía en lo que acabaron siendo sus memorias los detalles, las curiosidades y las dificultades que adornaban su día a día.

Su nieto, mi también muy querido primo Luis, convirtió esos documentos en un libro imprescindible. Y lo adornó con un delicioso prólogo que nos dibuja, con un par de pinceladas, una familia y una vida enteras. Y en ese prólogo se hace referencia a una historia que mi abuelo solía contar en las largas y oscuras noches de invierno y que su nieto Luis tuvo ocasión de escuchar en muchas ocasiones: la estremecedora historia del velatorio de Manuel de Senín.

En la búsqueda del relato llegué hasta la Universidad de Trieste y, en concreto, a la doctora Sara Farenzena, que escribió una Tesis sobre Castroviejo y que, amabilísimamente, me hizo llegar el relato.

Relato que forma parte de un conjunto, bajo el nombre de El pálido visitante. Manuel de Senín es un hombre malvado y poco querido; tras un asesinato en la aldea, y viendo que todas las miradas acusatorias se dirigen a él, decide irse. Tiempo después, retorna y, al poco, fallece. Y nadie quiere ir a su velatorio (en Galicia, y en muchos otros sitios, se velaba al muerto en el propio hogar, hasta hace muy poco). La viuda, más por imagen que por amor, consigue que tres amigos de la bebida y el juego la acompañen en la noche en vela. Y la interacción con el muerto no os la desvelo, espero que sepáis disculparme.

Muchas gracias, Sara, por tu disposición y colaboración.

Este post lo dedico a Jose y a Rosana, dignos hijos de su padre Luis (qué orgulloso estaba siempre de vosotros). Un besiño.

Panteón de la familia Castroviejo, exterior de la iglesia de San Juan de Tirán, en Moaña

Boomers, millenials y demás

Cada vez se utilizan más estos términos para clasificarnos según nuestro año de nacimiento. Incluso a veces se usan como insulto o como encasillamiento del que no se puede salir y que condiciona nuestros actos y reacciones.

Repasemos hoy esa clasificación (veréis que hay algún solapamiento):

  • Generación Perdida: nacidos entre 1883 y 1900. Se le da este nombre por el espíritu errante de muchos supervivientes de la Gran Guerra.
  • Generación GI, Generación de la Segunda Guerra Mundial o Generación Grandiosa: nacidos entre 1901 y 1927. Reciben este nombre porque, pese (o gracias a) haber vivido la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial, fueron capaces de tener una edad adulta muy correcta.
  • Generación silenciosa: nacidos entre 1928 y 1945. Reciben este nombre porque -quizá tras venir de épocas tan complicadas- no eran muy dados a expresar sus opiniones en públicos: consideraban más prudente no hablar.
  • Baby boomers: nacidos entre 1946 y 1964. Este tiene un nombre de explicación fácil: nacieron en una época de alta tasa de natalidad.
  • Generación X: nacidos entre 1965 y 1980. Una generación que creció casi sin adultos (en comparación con los anteriores) y con gran indefinición (de ahí el uso de la incógnita para definirlos).
  • Millennials o Generación Y: nacidos entre 1980 y 2000. Es la generación que veía un vínculo con el nuevo milenio puesto que acababan la secundaria en torno al año 2000.
  • Centennials, iGen o Generación Z… y otros cuantos nombres más: nacidos entre 1995 y 2005. No está claro todavía ni qué nombre deben recibir.
  • Generación Alfa: nacidos entre 2010 y 2025. Primera generación nacida íntegramente en el siglo XXI. Alfa, primera letra del alfabeto griego.

Orgullosos de nosotros mismos

Este virus no se mueve, sino que lo movemos. Así que hemos sido nosotros los causantes de la propagación de la pandemia. Nosotros, los que nos hemos ido de cañas cuando lo más prudente era quedarse en casa porque claro, hay que seguir viviendo (cuando eso a lo que ayudaba era a seguir muriendo). Nosotros hemos sido los que nos hemos encontrado excusas para saltarnos confinamientos. Nosotros hemos sido los que nos hemos colado para conseguir vacunarnos antes que otros que lo necesitaban más. Nosotros, los que nos hemos dedicado a destruir y criticar.

Pero cuando dentro de unos siglos nos estudien, verán que aquella generación, cuando llegó el momento de vacunar, decidió que primero se vacunarían los ancianos, antes que los jóvenes, que los ricos o que los mandatarios. Y ahí encontraremos un motivo por el que estar más que orgullosos de nosotros mismos.