Archivo de la categoría: Deportes

Misma pasión

La futbolista del Real Madrid Misa Rodríguez publicó un bonito tweet, con dos fotografías, una suya y otra de Marco Asensio, también futbolista del Real Madrid (masculino). El texto: Misma pasión, indicando que no había diferencias a la hora del esfuerzo, del sufrimiento o del júbilo.

Las críticas y los ataques llegaron enseguida, y Misa optó por eliminar el mensaje.

Y frente a aquello (que representa a una parte de los hombres), esto (que representa a otra parte): varios futbolistas y ex futbolistas del Real Madrid (y también de otros equipos) replicaron el mensaje de Misa, dejando bien claro que, por supuesto, misma pasión.

Podríamos destacar ese lado negativo de que «hasta que no lo dice un hombre, no se le da valor»; no quiero hacerlo hoy, pero, si es cierto, digamos más y mejores cosas.

Mens sana

Mens sana un corpore sano.

Que por conocido, nunca habíamos hablado aquí de esta expresión: somos un todo, queridos. Debemos intentar acompañar a nuestra formación intelectual con la práctica de ejercicio físico.

Por suerte, vivimos un momento con muchísima información a nuestra disposición: tablas de gimnasia, rutinas de ejercicios, ayuda para correr la distancia aún nos planteemos… ánimo con ello.

Open: An Autobiography, de Andre Agassi

Sin ser fan del tenis, sí que me interesa todo lo que tenga que ver con el deporte y con lo que hay detrás de cada deportista, así que en cuanto tuve en mis manos este libro me lancé a leerlo.

Me lancé a leerlo… y comprobé con horror algo que ya sospechaba: que detrás de la luz deslumbrante de esta estrella del tenis se escondían las sombras del maltrato. Es difícil llegar a la excelencia sin un entrenamiento al límite. Incluso cuando eres niño. Incluso si no quieres. Incluso si, simplemente, es el sueño de tu padre, que te ha convencido desde que tenías uso de razón de que ibas a ser el mejor tenista del mundo y te hacía devolver diez mil bolas cada día, salidas de una máquina a la que apodas El Monstruo.

Me pregunto si de verdad queremos esas excelencias en ciertas disciplinas si son a costa de eliminar la infancia y la vida.

El libro sigue la trayectoria de Agassi, tanto en lo profesional como en lo personal. Nos describe y descubre sus bajones y sus momentos de gloria, desde su más tierna infancia hasta su vida con Stefanie -Steffi- Graf, con quien tiene dos hijos… y ambos están más que convencidos de que no los guiarán hacia el mundo del tenis.

Cobra Kai, en Netflix

Esta serie se sitúa unas tres décadas después (algo más) de los acontecimientos que nos contaba Karate Kid. Los protagonistas de aquel histórico combate y han continuado sus vidas: Daniel Larusso tiene un exitoso negocio de venta de coches; Johnny Lawrence es un fracasado -según los criterios de nuestra sociedad, se entiende- que intenta reencaminar su vida personal y profesional abriendo un dojo de karate.

Es una serie, de la que ya tenemos disponibles tres temporadas maravillosas, con constantes referencias a aquella época de Karate Kid, con muchos actores en común (todos los principales, salvo el entrañable señor Miyagi). También es obligatorio destacar el maravilloso trabajo de los jóvenes. En general, un elenco que lo borda: Ralph Macchio, William Zabka, Xolo Maridueña, Martin Kove, Mary Mouser, Tanner Buchanan, Courtney Henggeler, Jakob Bertrand.

Se tocan temas que me parecen muy interesantes para cualquier adolescente -no solo para adolescentes-, como las relaciones personales, las artimañas profesionales, el acoso, la violencia, la venganza, el perdón y el crecimiento personal. Y valoro especialmente que los personajes nos ofrezcan todos sus perfiles: ni los buenos tienen siempre una conducta intachable, ni los malos carecen de capacidad de actuar bien. La vida misma.

Esta creación de Josh Heald, Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg es, en resumen, una producción que considero muy recomendable y que puede generar debates muy interesantes con nuestros hijos.

El origen de la U.D. Las Palmas y de su escudo

Si os fijáis en el escudo de la U.D. Las Palmas, nos llamará la atención algo muy curioso: en él hay escudos de otros clubes -aparentemente- conocidos.

Escudo de la U.D.Las Palmas,

Identificaremos con facilidad el escudo del Atlético de Madrid, quizá el del Deportivo de La Coruña… Pues bien, ni uno, ni otro, ni seguramente ninguno conocido.

La U.D. Las Palmas se formó gracias a la unión de cinco equipos locales, como una medida de que los jóvenes talentos no se fueran a la Península. La idea era crear un club fuerte que diera solución a ese problema. Los cinco clubes eran el Club Deportivo Gran Canaria, el Atlético Club (ex Club Deportivo Santa Catalina, este escudo es el que se parece el del Atlético de Madrid), el Real Club Victoria (gracias a este club hay una corona en el escudo), el Arenas Club y el Marino Fútbol Club. Los escudos de esos cinco equipos son los que adornan el de la U.D. Las Palmas.

Good, better, best

Michael Robinson es una persona cuyo carácter nos la ha convertido en cercana, prácticamente de la familia, aun sin conocerla. Futbolista (Preston, Manchester City, Brighton, Liverpool, Queens Park Rangers, Osasuna).

A mí me ha llovido la suerte: tengo sesenta y un años y son sesenta y un años años amando y sintiéndome amado. Sonrisas de oreja a oreja, risas… no cabe en la vida de sesenta y un años tanta fortuna y felicidad y buena suerte que tengo yo.

Michael Robinson

Estas son sus primeras palabras en este documental de #Vamos en Movistar Plus, y son realmente un perfecto resumen de este alma agradecida.

El título del documental (Good, better, best) hace referencia a las palabras de San Jerónimo que su profesora de Primaria, Miss Baker, escribía cada mañana en la pizarra: «Good, better, best: I must never rest until my good is better and my better is the best«, toda una declaración de intenciones para seguir mejorando y no rendirse nunca. Robinson no se consideraba un jugador con grandes cualidades técnicas, pero sí con toda la voluntad de nunca rendirse y de darlo todo. Esa voluntad fue la que lo llevó a ser futbolista profesional y a cumplir los sueños de jugar en el Liverpool y en el estadio de Wembley, reservado para los grandes partidos.

Os recomiendo encarecidamente este documental que hace un recorrido por la vida de esta persona que supo ser feliz y hacer felices a sus personas más cercanas. Si ha sido un placer conocerlo simplemente a través de los medios de comunicación, no me imagino lo bonito que tiene que haber sido para su familia, amigos y compañeros.

Has sido un regalo, Michael Robinson. Todo mi cariño para los tuyos.

El Clásico que ofende

Ayer se disputó el primer Clásico (Real Madrid-Barça) femenino de la historia, y el diario deportivo Marca (al que hemos criticado aquí en alguna ocasión) les dedicó una portada más que merecida.

Y ha ofendido, claro. Que cómo es posible, que qué es eso, que vaya ofensa.

Y si bien es cierto que un partido entre esos dos equipos está todavía lejos de concitar la atención y mover las masas que mueve su correspondiente masculino, no se puede negar que no deja de ser un Madrid-Barça, que el fútbol femenino ha llegado para quedarse, y que muy fácilmente en un futuro llenará estadios. Pero más allá de eso está la necesidad que tenemos todos (no solamente mujeres: también hombres, toda la sociedad) de por una vez -y para siempre- encontrar una igualdad real. Nos beneficiaremos todos, sin lugar a dudas; además de ser de justicia.

a

El ketchup y los goles

Uno de los mejores delanteros que han existido, el neerlandés Ruud Van Nistelrooy, tenía una simpática, bonita y certera comparación para explicar los idilios de los goleadores con el gol.

Decía nuestro querido Ruud que los goles son como el ketchup: que a veces te matas apretando y apretando, sin conseguir que salga nada, y otras veces, con apretar un poco… sale un montón.