Categorías
Arte Historia Turismo

El acueducto, en Segovia

Es imposible no sobrecogerse al verlo por primera (y por segunda, y por décima, y por centésima) vez. Esta magnífica obra de los ingenieros romanos de hace casi dos milenios se hizo para transportar agua durante más de quince kilómetros desde el manantial de la Fuenfría (que todavía no conozco, nota al margen para quien quiera interpretarla) hasta la ciudad.

La parte más espectacular es la que se encuentra en la actual Plaza del Azoguejo, con una altura de 28 metros. Una doble arcada espléndida, piedra sobre piedra, sin cementos ni argamasas, sirve para salvar esa vaguada. Asombraos:

De Bernard Gagnon – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=8650300

Y sí, con esta visión ya nos habría compensado nuestro viaje a Segovia, pero esta increíble ciudad (no soy imparcial con ella, debo reconocerlo) nos ofrece otros monumentos que harán de vuestra visita unos días para recordar siempre.

Categorías
Arte Historia Religión Tecnología

El Pórtico de la Gloria, en Santiago de Compostela. Con Second Canvas.

Second Canvas es una app (un sistema completo, realmente) que nos permite disfrutar con todo el detalle de obras artísticas (o de cualquier otra imagen). Para nuestra suerte, ya está en Second Canvas el Pórtico de la Gloria, esa maravilla del Maestro Mateo en la Catedral de Santiago de Compostela.

Y eso nos permite disfrutar de detalles asombrosos, realmente aún con más detalle que si estuviéramos en persona.

Os invito a descargaros la app y también a disfrutar de este vídeo (les perdonamos eso de «en la teología cristina» 😉 ):

Categorías
Arte Historia Turismo

Castillo de La Mota, en Medina del Campo

En la del Campo secular Medina,
junto al rubio Castillo de la Mota

Siempre me vienen a la memoria estos versos de Unamuno cuando pienso en este castillo único, que hemos tenido la suerte de visitar en varias ocasiones.

Nos encontramos ante un castillo de ladrillo (me resulta chocante el uso de este material, pero es solamente por ignorancia: el múdejar, ese románico de ladrillo que nos ofrece tantas joyas, usa profusamente ese material. El castillo se construyó principalmente a lo largo de los siglos XIV-XV, pero ya había una construcción previa. Se encuentra sobre un montículo (mota) en la localidad de Medina del Campo, en la provincia de Valladolid.

El conjunto ofrece dos recintos: un primer recinto bajo, que servía como primera defensa y como línea de ataque ante potenciales enemigos, y un segundo recinto con muros altos y con una magnífica torre del Homenaje que se eleva hasta casi 40 metros y que consta actualmente de cinco plantas.

Si podéis, bien porque os cuadre de camino, o bien porque hayáis elegido Medina como destino de vacaciones, os recomiendo que lo visitéis. Si vais con niños, les va a encantar, sobre todo si disfrutáis de sus visitas teatralizadas. Que qué caray; vayáis o no vayáis con niños, os va a encantar a todos.

De Enric Juan – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0 es, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=21510312
Categorías
Historia Lenguaje

Ad calendas graecas

Esto es, «hasta las calendas griegas». Pero, ¿qué son las calendas? Los romanos se referían con ese término al primer día de cada mes (sus meses no eran exactamente como los nuestros, y además fueron variando, cambiando número de meses y duración de cada mes a lo largo del tiempo). Con ese nombre de «calendas», decía, se indicaba el primer día de cada mes.

Y la expresión que nos ocupa, ¿de dónde viene, qué significa? Bien: las calendas fueron un invento romano, y los griegos no tenían calendas. Así que decir que algo no sucederá hasta las calendas griegas significa que eso no va a pasar nunca. Según nos cuenta Suetonio -historiador romano- esta frase la decía con frecuencia el emperador Augusto.

Categorías
Arte Historia Religión

Claustro del Real Monasterio de San Juan de la Peña

Hoy se van a quedar cortas las palabras, comparadas con belleza del claustro de este monasterio. Su ubicación es casi imposible: literalmente debajo de una peña se encuentra el Real Monasterio de San Juan de la Peña, en el pirineo oscense.

El Real Monasterio consta de una iglesia prerrománica, una capilla gótica, el Panteón de Nobles, el Panteón Real, la llamada iglesia superior y el claustro que hoy nos ocupa.

El claustro es románico, y es obra de dos talleres diferentes. Yo destacaría sus perfectas proporciones, su ya mencionada ubicación y (poneos todos de pie, por favor), sus capiteles. Cada uno de ellos nos cuenta mil historias.

https://commons.m.wikimedia.org/wiki/File:Claustro_del_Monasterio_de_San_Juan_de_la_Penna.jpg#mw-jump-to-license

Para Clara, recordando la visita que hicimos al monasterio cuando aún no éramos tres, pero ya no éramos dos. Así que para Dani también.

Categorías
Arte Historia

La rendición de Breda, de Velázquez

Es, junto con Las Meninas, el cuadro más famoso del mejor pintor de todos los tiempos. Quizá sería el más famoso del mundo si La Gioconda nunca hubiera sido robada.

Las tropas españolas ha recuperado la estratégica ciudad de Breda, el general Ambrosio de Spínola impide que Justino de Nassau se arrodille en el momento de entregarle la llave, mientras en el fondo todavía se puede observar un humo que nos cuenta que la batalla es muy reciente. A la derecha de todo podemos ver al propio Velázquez, mirándonos -no es el único que lo hace. Ocupando la parte derecha, un inconfundible fondo de lanzas (que también dan nombre al cuadro). Y el caballo, que parece recién cepillado, ¿no es perfecto?

Abajo a la derecha, el lugar para firmar. Don Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, tras ver la perfección de su obra, decidió que, por supuesto, no era necesario firmarlo (no es la única vez que hace tal cosa). No era necesario firmarlo, ni siquiera en este caso, en el que formaba parte de una colección de doce cuadros hecha por otros tantos autores.

Puedo decir con orgullo que hubo un momento en el que yo era la única persona del universo contemplando este cuadro. Y otro momento, aún más maravilloso, en el que Clara y yo éramos las únicas dos personas contemplándolo. Qué lujo.

Categorías
Arte Historia

El ábside de San Martín de Fuentidueña

En el norte de la provincia de Segovia, a medio camino entre Cuéllar y Sepúlveda, podemos encontrar la pequeña localidad de Fuentidueña, en cuyas afueras descansan las ruinas de su iglesia románica de San Martín, de mediados del siglo XII.

Su ábside está considerado como uno de los más representativos del románico castellano, tanto por la perfección de su construcción como por su estado de conservación.

Esta maravilla puede ser contemplada hoy, pero no debemos ir a Fuentidueña para disfrutarla, sino a… The Met Cloisters, la sección del Met (Metropolitan Museum of New York) dedicada a la Edad Media. En 1957 se llevó a cabo la deconstrucción del ábside, la clasificación de todos sus bloques, que salían por los estrechos caminos del pueblo en camiones, con dirección al puerto de Bilbao, en donde embarcaban con dirección a Nueva York. Este minucioso proceso de traslado de ábside es un absoluto ejemplo de perfección.

Ahora Fuentidueña reclama una compensación justa. En su momento se produjo un pago a cambio de esa cesión indefinida. Cesión, efectivamente (con lo cual podría plantearse un regreso del ábside). No reclama tanto Fuentidueña ahora, tan solo un intercambio de conocimientos, una creación de un centro de documentación, la posibilidad de realizar exposiciones itinerantes. Y quién sabe si, algún día, una reconstrucción del ábside (apunto que sería fabuloso que esa reconstrucción se realizara con métodos del siglo XII).

Apse from San Martín at Fuentidueña – https://www.metmuseum.org/art/collection/search/472507

Categorías
Cine Historia

¿Qué es la Quinta Enmienda?

Estamos más que acostumbrados a escuchar en las películas (estadounidenses) referencias a la Quinta Enmienda. Hablamos hoy de qué es una enmienda y en qué consiste esa famosa Quinta Enmienda.

Una enmienda es un texto que, de algún modo, corrige otro texto. Es decir, en el caso particular que nos ocupa, una «enmienda» a la Constitución de los Estados Unidos de América es un texto que corrige algún fragmento de la Constitución.

En concreto, la Quinta Enmienda nos indica que nadie puede ser condenado sin jurado, que nadie puede estar obligado a declarar contra sí mismo, que nadie puede ser condenado dos veces por un mismo delito, que no se le puede arrebatar su propiedad sin una compensación justa. Copiando literalmente:

No person shall be held to answer for a capital, or otherwise infamous crime, unless on a presentment or indictment of a Grand Jury, except in cases arising in the land or naval forces, or in the Militia, when in actual service in time of War or public danger; nor shall any person be subject for the same offense to be twice put in jeopardy of life or limb; nor shall be compelled in any criminal case to be a witness against himself, nor be deprived of life, liberty, or property, without due process of law; nor shall private property be taken for public use, without just compensation.

Texto original de la Quinta Enmienda, según https://es.wikipedia.org/wiki/Quinta_Enmienda_a_la_Constituci%C3%B3n_de_los_Estados_Unidos

Ninguna persona estará obligada a responder de un delito castigado con la pena capital, o con cualquier otra pena, salvo en la presencia o acusación de un Gran Jurado, a excepción de los casos que se presenten en las fuerzas de mar o tierra o en la milicia, cuando se encuentre en servicio activo en tiempo de guerra o peligro público; ni ninguna persona estará sujeta, por la misma ofensa, a ser puesta dos veces en peligro de perder la vida o la integridad física; ni se le forzará a declarar contra sí misma en ningún juicio criminal; ni se le privará de la vida, la libertad o la propiedad sin el debido proceso legal; ni se ocupará su propiedad privada para uso público sin una justa indemnización.

Traducción del texto anterior, según https://es.wikipedia.org/wiki/Quinta_Enmienda_a_la_Constituci%C3%B3n_de_los_Estados_Unidos
Categorías
Arte Historia

El Juramento de los Horacios / Le Serment des Horaces, de Jacques-Louis David

Al comienzo todo era felicidad: los Horacios, de Roma, estaban fuertemente emparentados con los Curiacios, habitantes de la cercana ciudad de Alba Longa. Uno de los Horacios estaba casado con la Curiacia Sabina. Y Camila, de la familia de los Horacios, estaba prometida con un Curiacio.

No duró mucho la felicidad, puesto que se declaró la guerra entre Alba Longa y Roma. Y en lugar de ser una guerra al uso, se decidió que tres hombres de cada ciudad lucharan a muerte. Ya os podéis imaginar que el destino quiso que los elegidos fueran los tres hermanos Horacios y los tres hermanos Curiacios. Jacques-Louis David nos muestra el momento en los que el padre entrega las armas a los Horacios y los tres Horacios realizan el juramento. A la derecha vemos (y casi oímos) los lamentos de las mujeres: de derecha a izquierda podemos ver a Camila Horacio (prometida de un Curiacio, según hemos visto), apoyando su mano sobre el hombro de Sabina Curiacio (esposa de un Horacio). Un poco más atrás podemos ver a los hijos de Sabina siendo consolados por el aya.

De Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson – KwHkqyZxc2i04A en el Instituto Cultural de Google resolución máxima, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=21977949

Y con esto, señores, damos por comenzado el Neoclasicismo. El cuadro se conserva en el Museo del Louvre. Como supongo que cuando lo veáis y contéis esta bonita historia (narrada en la obra Horacio, de Pierre Corneille) os preguntarán que quién triunfó, os lo cuento:

La batalla comenzó mal, muy mal, para los Horacios. Tan mal que los dos primeros muertos fueron Horacios. Pero hablamos de clasicismo, de neoclasicisimo y de épica: acabó venciendo el Horacio, que regresó triunfante y alabado por todos… por casi todos: su hermana Camila le reprocha la muerte de su prometido. Horacio mata a su propia hermana, y tenemos algún dibujo de David sobre este tema:

De Jacques-Louis David – [1], Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3677305
Categorías
Historia Literatura

Auschwitz, de Pascal Croci

De las muchas y diferentes miradas que se han hecho sobre el terrible complejo de extermino de Auschwitz, hay una obra del dibujante Pascal Croci que quiero destacar, que lleva ese mismo título.

A través del recuerdo de Kazic y Cessia, dos supervivientes, se nos muestra una vívida y realista fotografía de algunos días en aquel terrible infierno.

Es una obra que recomiendo, tanto por su calidad narrativa y artística, como por la posibilidad que nos brinda de acercarnos a una historia que no debemos olvidar jamás.