Archivo de la categoría: Fotografía

El desagradable arte de David Nebreda

Este post (y, sobre todo, lo que desde él se enlaza) puede herir la sensibilidad del lector (no es clickbait, así que te pido que lo tomes con precaución).


David Nebreda es un fotógrafo único. Le diagnosticaron esquizofrenia paranoide crónica cuando tenía diecinueve años. Se licenció en Bellas Artes y, en una decisión que me cuesta calificar, dejó de tomar su medicación, se recluyó entre las cuatro paredes de su domicilio de Madrid y se impuso una serie de privaciones que van más allá de lo entendible, asumible e incluso tolerable.

Practica largos ayunos, que lo mantienen en una delgadez límite. Practica abstinencia sexual. Y, como hemos apuntado, se mantiene dentro de su domicilio, sin salir. No mantiene comunicación con el exterior (radio, prensa, libros, televisión). Pero no se queda en la omisión de cuidados, sino que va más allá, provocándose heridas, amputaciones, sometiéndose a un cara a cara con sus (¿nuestros?) fantasmas y contándolo (contándonoslo) en forma de fotografías, único testigo de ese infierno de los infiernos.

“Aquí estoy, yo soy así. Soy mi dolor, mi humillación. Me manifiesto a través de mis heridas, de mis excrementos y sólo cuando tengo consciencia de que eso forma parte de mí, se revela mi verdadera identidad”

David Nebreda

Para nuestro horror, afirma que su sufrimiento es mucho mayor que lo que muestran sus imágenes.

Esto nos plantea mil preguntas. Para mí, la primera y principal, es si podemos permitir esto. Pero también nos hace cuestionarnos sobre la motivación del arte. Si arte es despertar sensaciones y sentimientos en el espectador, esto es arte. Pero quizá un arte que no podamos permitirnos.

Se ha hecho también una película inspirada en él (ADN), dirigida por Judith Cahen, en la que la propia directora se representa (sin llegar al extremo del fotógrafo que nos ocupa), se han publicado dos libros con sus fotografías y se ha realizado una exposición con su obra en París. En la sección de enlaces de este post incluyo, además de una referencia a la película, un enlace a una entrevista que nos ofrece más información.

Nunca había oído hablar de Nebreda, hasta que llegué a un tweet de @RuthKitsch (o llegó el tweet a mí). Ella lo explica mucho mejor que yo en este hilo, de donde he tomado gran parte de la información que cuento en este post. Gracias por ello, @RuthKitsch.

La joven de la perla, de Vermeer

Viajamos hoy hasta la Galería Real de Pinturas Mauritshuis en La Haya (Países Bajos) para admirar la que quizá es la más famosa de las perlas en el mundo del arte, la que luce en la oreja izquierda de esta chica sin nombre.

Johannes Vermeer, este adelantado a su tiempo de quien se cree (no hay consenso entre los expertos) que usaba una cámara oscura, un antecesor de las cámaras fotográficas, pintó el fondo, las ropas, la mirada, el rostro (y la perla) que conforman su inigualable obra La joven de la perla entre los años 1665 y 1667.

De Johannes Vermeer – Copied from Mauritshuis website, resampled and uploaded by Crisco 1492 (discusión · contribs.), octubre de 2014, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=36351343

El Mont Blanc como nunca lo habías visto

Esta fotografía de altísima resolución del Mont Blanc nos ofrece unas increíbles perspectiva posibilidad de acercarnos a cualquier punto. La imagen completa tiene 365 Gigapixels y está hecha a partir de 70.000 imágenes. Según he leído, es la imagen de mayor resolución que tenemos. No sé si es cierto o no, pero en cualquier caso es una imagen magnífica.

Podéis acceder y juguetear con la imagen en el enlace que incluyo al pie del post.

Misterio

Esta fotografía forma parte de un reto que me ha propuesto mi admirado Manuel Prieto. Una fotografía en blanco y negro cada día, durante siete días seguidos. Sin personas. Sin explicaciones. De mi vida cotidiana. Aquí está la séptima. 7/7.

Misterio

No han sido siete días seguidos, pero me ha encantado hacerlo.

¡Muchas gracias, Manuel!

El respaldo

Esta fotografía forma parte de un reto que me ha propuesto mi admirado Manuel Prieto. Una fotografía en blanco y negro cada día, durante siete días seguidos. Sin personas. Sin explicaciones. De mi vida cotidiana. Aquí está la sexta. 6/7.

El respaldo