Archivo de la categoría: Religión

¡Por los clavos de Cristo!

En la ya lejana Reconquista, cuando se dirimía una batalla entre cristianos y musulmanes, el vencedor tenía derecho a solicitar una especie de indemnización/compensación/castigo. Los musulmanes -muy prácticos- solían solicitar dinero. Los cristianos -muy inteligentes- solían solicitar reliquias… que acababan generando dinero, mucho dinero. Esto lo aprendimos visitando la maravillosa Colegiata de San Isidoro de León, en donde tenemos las reliquias de San Isidoro… de Sevilla (sí, el de las Etimologías, esa primera Enciclopedia).

No hablaremos hoy de aquel santo ni de aquella colegiata, sino de una de las reliquias más preciadas y apreciadas: los clavos con los que Jesús de Nazaret fue fijado a la cruz. ¿En dónde está esa reliquia?

  • Palacio Real (Madrid): un clavo.
  • Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén (Roma): un clavo.
  • Concatedral de los SS. Marziale y Alberto (Colle Val d’Elsa): un clavo.
  • Notre Dame (París): un clavo.
  • Catedral (Tréveris): un clavo.
  • Catedral (Venecia): un clavo.
  • Palacio de Hofburg (Viena): un clavo.

…y no descarto añadir más lugares. Por suerte, las reliquias no son dogma de fe.

La tregua de Navidad

Ya hemos hablado en alguna ocasión de aquel balón que paró una guerra. Hoy volvemos a traer esa bonita escena de una navidad en las trincheras de la Primera Guerra Mundial: añorados y alemanes, villancicos, regalos, fotografías, partidos de fútbol y hasta cortes de pelo.

Porque la Navidad (todo el año, realmente) es para compartir. Y porque siempre lo que nos une es más que lo que nos separa.

Felicidades, Sainsbury’s por este estupendo spot.

San Bruno de la Cartuja de Miraflores, en Burgos

Cuando visitéis Burgos, por favor, además de visitar esa catedral cuya visión encoge el alma, procurad acercaros a la Cartuja de Miraflores (que no está en la ciudad, pero sí muy cerquita).

No es lo único ni lo mejor que podréis admirar allí, pero hoy quiero que nos detengamos en una obra del escultor portugués Manuel Pereira: San Bruno. Es absolutamente perfecto. De él se dice que solamente le falta hablar, pero no que no habla porque…

No habla porque es cartujo.

De Angelpazos – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=45401810

La Virgen de la Roca, en Baiona

En la localidad de Baiona, situada en la margen sur de la simpar ría de Vigo, se alza una escultura única, una estatua de 15 metros de altura de la Virgen María. Es obra de Antonio Palacios y de Mariano Benlliure, dos magníficos arquitecto y escultor, respectivamente.

Esta escultura (creada entre 1910 y 1930) representa, como decíamos, a la Virgen María, que sostiene un barco. Es hueca y puede visitarse, llegando hasta el mencionado barco desde el que se pueden disfrutar de unas vistas magníficas hacia el Océano Atlántico, la ría de Vigo, y las islas Cíes.

????????????????????????????????????

Santa Cecilia, patrona de la música… por error

Hoy, 22 de noviembre, se celebra el día de santa Cecilia, patrona de la música. Pues bien, parece que el origen de este patronazgo es una mala traducción o transcripción.

En las llamadas Actas de Santa Cecilia se hace referencia a “canéntibus [cantántibus] órganis”, que sería algo como “mientras sonaban los instrumentos (musicales)”; al parecer, podríamos estar hablando de un “candentibus organis”, es decir, “instrumentos candentes”, en referencia a los instrumentos de tortura.

Feliz día de Santa Cecilia.

La Anunciación, de Fra Angélico

Este trabajo realizado en el cielo, tal como lo describió Vasari, obra de transición entre el gótico y el renacimiento, fue pintado por el artista toscano Guido di Pietro da Mugello, Fra Angélico, a comienzos del Quattrocento.

En el cuadro se representa el momento en el que el arcángel Gabriel comunica a la Virgen María que ha sido la elegida (y María acepta). En la parte izquierda se puede ver a Adán y Eva, presentándonos así ese contraste entre Eva y María.

En la predela se muestran cinco escenas importantes de la vida de la Virgen: Nacimiento y Desposorios, Visitación, Adoración de los Magos, Presentación en el Templo y Tránsito.

Este cuadro de seiscientos años se conserva en el Museo Del Prado, en condiciones bastante razonables para su antigüedad. Ha sido restaurado en gran parte.

De Fray Angelico – Galería online, Museo del Prado., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=45124868

El Pórtico de la Gloria, en Santiago de Compostela. Con Second Canvas.

Second Canvas es una app (un sistema completo, realmente) que nos permite disfrutar con todo el detalle de obras artísticas (o de cualquier otra imagen). Para nuestra suerte, ya está en Second Canvas el Pórtico de la Gloria, esa maravilla del Maestro Mateo en la Catedral de Santiago de Compostela.

Y eso nos permite disfrutar de detalles asombrosos, realmente aún con más detalle que si estuviéramos en persona.

Os invito a descargaros la app y también a disfrutar de este vídeo (les perdonamos eso de «en la teología cristina» 😉 ):

El lavatorio, de Tintoretto

El pintor veneciano Jacopo Comin, apodado Tintoretto por la profesión de su padre, consiguió algo único con esta obra en la que se representa el momento en el que Jesús lava los pies de sus discípulos.

De Tintoretto – http://www.museodelprado.es/imagen/alta_resolucion/P02824.jpg, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=16957833

Desconcierta en esta obra la composición, que parece completamente descentrada, con el motivo principal del cuadro ubicado muy a la derecha, muy lejos de la parte central. Desconcierta, también, la perspectiva y los tamaños desproporcionados.

Y ese desconcierto se convierte en asombro cuando sabemos que este obra se hizo para ser vista desde un lateral, con los espectadores más próximos a la parte derecha (con Jesús y los apóstoles que se están lavando en ese momento en primer plano).

Os dejo este vídeo del propio Museo del Prado, comentado por su director Miguel Falomir.

El profeta Daniel, su sonrisa y el queso de tetilla

Desconozco cuán cierta es esta historia, pero espero que se non è vero, è ben trovato. En el compostelano Pórtico de la Gloria, esa maravilla románica creada por el Maestro Mateo, podemos ver, entre otros muchos, al profeta Daniel con una sonrisa única. Debido a que enfrente hay una figura femenina, rápidamente se dio por hecho de que aquella sonrisa iba por la mujer.

Las curvas en las que Daniel fijaba sus ojos eran demasiado evidentes, así que se cuenta de que tanta voluptuosidad hubo de ser disminuida a golpe de cincel y martillo.

Cincel y martillo que acabaron con aquellos pechos, pero que no pudieron impedir que los muchos y buenos maestros queseros de la zona decidieran crear un queso único, a modo de recordatorio: el riquísimo queso de tetilla (que, si no has probado, te recomiendo ya mismo: solo, con membrillo o con lo que quieras). Un queso que, según nos contaba Plinio hace dos milenios, era muy sabroso y con forma de mamulas lactem, lo cual no es demasiado coherente con la sonrisa de Daniel y la magnífica obra del Maestro Mateo, pero que no impide que nos deleitemos con el queso y con la contemplación de esta catedral única.

By Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga Commons)(Lmbuga Galipedia)Publicada por/Publish by: Luis Miguel Bugallo Sánchez – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=352289

El Ángelus, de Jean-François Millet

En primer plano, la pareja de campesinos que interrumpen sus labores para bajar su mirada y elevar su corazón recordando el saludo de arcángel San Gabriel a la Virgen María. Entre medias, el campo; al fondo, el pueblo, en el que destaca el campanario de la iglesia cuya campana podemos oír llamando a la oración.

Esta pequeña obra (66cm x 55.5cm), que podemos encontrar en el Museo de Orsay, en París, tiene una segunda interpretación, que fue potenciada sobre todo por Salvador Dalí, a quien el cuadro generaba una extraña incomodidad. Según él mismo nos cuenta, por su insistencia, el museo realizó una radiografía y, en donde vemos la cesta, se ve un objeto que podría ser un pequeño ataúd. Los campesinos estarían celebrando el entierro privado de su bebé, fallecido antes de ser bautizado.

De Jean-François Millet – Google Art Project: Home – pic Maximum resolution., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=20110808

Sea como fuere, nos encontramos ante una obra maestra de Millet, verdadero especialista en escenas rurales. La próxima vez que disfrutéis de París, os recomiendo que os acerquéis al Museo de Orsay.