Categorías
Arte Religión

La Anunciación, de Fra Angélico

Este trabajo realizado en el cielo, tal como lo describió Vasari, obra de transición entre el gótico y el renacimiento, fue pintado por el artista toscano Guido di Pietro da Mugello, Fra Angélico, a comienzos del Quattrocento.

En el cuadro se representa el momento en el que el arcángel Gabriel comunica a la Virgen María que ha sido la elegida (y María acepta). En la parte izquierda se puede ver a Adán y Eva, presentándonos así ese contraste entre Eva y María.

En la predela se muestran cinco escenas importantes de la vida de la Virgen: Nacimiento y Desposorios, Visitación, Adoración de los Magos, Presentación en el Templo y Tránsito.

Este cuadro de seiscientos años se conserva en el Museo Del Prado, en condiciones bastante razonables para su antigüedad. Ha sido restaurado en gran parte.

De Fray Angelico – Galería online, Museo del Prado., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=45124868
Categorías
Arte Historia Religión Tecnología

El Pórtico de la Gloria, en Santiago de Compostela. Con Second Canvas.

Second Canvas es una app (un sistema completo, realmente) que nos permite disfrutar con todo el detalle de obras artísticas (o de cualquier otra imagen). Para nuestra suerte, ya está en Second Canvas el Pórtico de la Gloria, esa maravilla del Maestro Mateo en la Catedral de Santiago de Compostela.

Y eso nos permite disfrutar de detalles asombrosos, realmente aún con más detalle que si estuviéramos en persona.

Os invito a descargaros la app y también a disfrutar de este vídeo (les perdonamos eso de «en la teología cristina» 😉 ):

Categorías
Arte Religión

El lavatorio, de Tintoretto

El pintor veneciano Jacopo Comin, apodado Tintoretto por la profesión de su padre, consiguió algo único con esta obra en la que se representa el momento en el que Jesús lava los pies de sus discípulos.

De Tintoretto – http://www.museodelprado.es/imagen/alta_resolucion/P02824.jpg, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=16957833

Desconcierta en esta obra la composición, que parece completamente descentrada, con el motivo principal del cuadro ubicado muy a la derecha, muy lejos de la parte central. Desconcierta, también, la perspectiva y los tamaños desproporcionados.

Y ese desconcierto se convierte en asombro cuando sabemos que este obra se hizo para ser vista desde un lateral, con los espectadores más próximos a la parte derecha (con Jesús y los apóstoles que se están lavando en ese momento en primer plano).

Os dejo este vídeo del propio Museo del Prado, comentado por su director Miguel Falomir.

Categorías
Arte Cocina Religión

El profeta Daniel, su sonrisa y el queso de tetilla

Desconozco cuán cierta es esta historia, pero espero que se non è vero, è ben trovato. En el compostelano Pórtico de la Gloria, esa maravilla románica creada por el Maestro Mateo, podemos ver, entre otros muchos, al profeta Daniel con una sonrisa única. Debido a que enfrente hay una figura femenina, rápidamente se dio por hecho de que aquella sonrisa iba por la mujer.

Las curvas en las que Daniel fijaba sus ojos eran demasiado evidentes, así que se cuenta de que tanta voluptuosidad hubo de ser disminuida a golpe de cincel y martillo.

Cincel y martillo que acabaron con aquellos pechos, pero que no pudieron impedir que los muchos y buenos maestros queseros de la zona decidieran crear un queso único, a modo de recordatorio: el riquísimo queso de tetilla (que, si no has probado, te recomiendo ya mismo: solo, con membrillo o con lo que quieras). Un queso que, según nos contaba Plinio hace dos milenios, era muy sabroso y con forma de mamulas lactem, lo cual no es demasiado coherente con la sonrisa de Daniel y la magnífica obra del Maestro Mateo, pero que no impide que nos deleitemos con el queso y con la contemplación de esta catedral única.

By Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga Commons)(Lmbuga Galipedia)Publicada por/Publish by: Luis Miguel Bugallo Sánchez – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=352289
Categorías
Arte Religión

El Ángelus, de Jean-François Millet

En primer plano, la pareja de campesinos que interrumpen sus labores para bajar su mirada y elevar su corazón recordando el saludo de arcángel San Gabriel a la Virgen María. Entre medias, el campo; al fondo, el pueblo, en el que destaca el campanario de la iglesia cuya campana podemos oír llamando a la oración.

Esta pequeña obra (66cm x 55.5cm), que podemos encontrar en el Museo de Orsay, en París, tiene una segunda interpretación, que fue potenciada sobre todo por Salvador Dalí, a quien el cuadro generaba una extraña incomodidad. Según él mismo nos cuenta, por su insistencia, el museo realizó una radiografía y, en donde vemos la cesta, se ve un objeto que podría ser un pequeño ataúd. Los campesinos estarían celebrando el entierro privado de su bebé, fallecido antes de ser bautizado.

De Jean-François Millet – Google Art Project: Home – pic Maximum resolution., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=20110808

Sea como fuere, nos encontramos ante una obra maestra de Millet, verdadero especialista en escenas rurales. La próxima vez que disfrutéis de París, os recomiendo que os acerquéis al Museo de Orsay.

Categorías
Arte Historia Religión

Claustro del Real Monasterio de San Juan de la Peña

Hoy se van a quedar cortas las palabras, comparadas con belleza del claustro de este monasterio. Su ubicación es casi imposible: literalmente debajo de una peña se encuentra el Real Monasterio de San Juan de la Peña, en el pirineo oscense.

El Real Monasterio consta de una iglesia prerrománica, una capilla gótica, el Panteón de Nobles, el Panteón Real, la llamada iglesia superior y el claustro que hoy nos ocupa.

El claustro es románico, y es obra de dos talleres diferentes. Yo destacaría sus perfectas proporciones, su ya mencionada ubicación y (poneos todos de pie, por favor), sus capiteles. Cada uno de ellos nos cuenta mil historias.

https://commons.m.wikimedia.org/wiki/File:Claustro_del_Monasterio_de_San_Juan_de_la_Penna.jpg#mw-jump-to-license

Para Clara, recordando la visita que hicimos al monasterio cuando aún no éramos tres, pero ya no éramos dos. Así que para Dani también.

Categorías
Arte Religión

La Bella Desconocida, La Bella Reconocida

Nos vamos hoy a Tierra de Campos, a la castellana Palencia, para admirar su catedral de San Antolín.

El austero exterior de este templo gótico -sobre todo gótico, flamígero en ocasiones- contrasta con su asombroso interior en el que cada joya merece la visita: vidrieras, retablos, puertas, esculturas, pinturas, rejas; obras realizadas en muchas ocasiones por los mejores artistas del momento.

Se ha puesto en marcha un necesario proyecto llamado La Bella Reconocida, jugando con el acertadísimo nombre con el que se conoce a esta catedral: La Bella Desconocida.

Categorías
Arte Religión

El Transparente de la catedral de Toledo, de Narciso Tomé

Desde que nuestro querido tío Cándido nos contó que Toledo le habló, esa ciudad se convirtió en visita obligada (no solamente por nuestro tío, sino por la cantidad de referencias leídas, vistas y escritas que nos habían llegado de esa asombrosa ciudad). Si Toledo es obligatorio, también lo es visitar su catedral si visitas la ciudad. Y, desde luego, quien visita la catedral no puede salir de ella sin disfrutar del asombroso Transparente construido (y esculpido, y pintado) por Narciso Tomé y sus hijos.

By Jvleo – Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=81070276

Su función es simple: lograr que llegue luz al sagrario. Pero la forma que eligió Tomé para lograrlo es única: un retablo de mármol en donde podemos ver tanto el sol por el que entra la luz como figuras y escenas que representan a los arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel; la última cena y la imposición de la casulla a San Ildefonso. Y más arriba, podemos ver una bóveda con pinturas al fresco con algunas escenas y personajes del Antiguo Testamento. Personalmente, debo decir que esa bóveda es la parte que más me fascina.

Categorías
Música Religión

La divina peregrina

Descubrí esta obra gracias a la música de Carrión Folk y de la increíble voz de Ana Gutiérrez. Es una obra tradicional, englobada en el contexto del Camino de Santiago, esa ruta por la cual Europa entró en la península Ibérica. Os comparto la letra, tomada de -una vez más- el incansable trabajo de Joaquín Díaz.

Tuvimos la suerte de poder escucharla acercándonos a Santiago, ya viendo en la lejanía el inconfundible perfil de la Catedral.

Camino de Santiago
Con grande halago
Mi peregrina me encontré yo
Y al mirar su belleza
Con gran presteza
Mi peregrina me enamoró.

Fue tanta la alegría
Que al alma mía
La compañía de su amor dio
Que en la oscura maraña
De una montaña
Mi peregrina se me perdió.

Y mi pecho afligido
Preso y herido
Por estos montes suspiros dio
Y a los prados y flores
De sus amores
De esta manera les preguntó.

¿Quién vio una morenita
peregrinita
que el alma excita con su desdén?
Por ver si mis desvelos
Hallan consuelos
Todas sus señas daré también.

Iba la peregrina
Con su esclavina
Con su cartera y su bordón
Lleva zapato blanco
Media de seda
Sombrero fino que es un primor.

Tiene rubio el cabello
Tan largo y bello
Que el alma en ello se me enredó
Y en su fina guedeja
De oro madeja
Su amor al mío lo aprisionó.

Es su frente espaciosa
Larga y hermosa
Donde Cupido guerra formó
Pero se halló vencido
Preso y herido
Mi amor, y el suyo se coronó.

Sus ojos y pestañas
Son dos montañas
Donde dos negros hacen mansión
Y en arcos de Cupido
Los atrevidos
Luego disparan flechas de amor.

Su barba es el archivo
Donde yo vivo
Preso, rendido y muerto de amor
Y tal belleza vierte
Que se convierte
En sepulcro alegre y dulce prisión.

Es su hermosa garganta
La mejor planta
Que en los jardines sembró el amor
Que la blanca azucena
Aunque con pena
De su hermosura se avergonzó.

Para pintar su talle
Bueno es que calle
Pues mi pintura será un borrón…
Yo quisiera de Apeles
Tener pinceles
Para pintarla con perfección.

Perdone su hermosura
Si en la pintura
Grosero ha estado mi fino amor
Por haberla ofendido
A los pies rendido
A mi peregrina pido perdón.

Y aquí, esta maravillosa interpretación:

Categorías
Arte Religión

El entierro del Señor de Orgaz, de El Greco

Gonzalo Ruiz de Toledo, IV Señor de la villa de Orgaz, en Toledo (aunque esa dinastía recibió generaciones después el título de Conde, el que nos ocupa era Señor. Siendo muy querido en su ciudad y con fama de santidad (ya en vida), decidió ser enterrado en el rincón más humilde de la iglesia de Santo Tomé. Cuando llegó el momento de depositar el cuerpo en la sepultura, San Agustín y San Esteban descendieron para ser ellos quienes llevaban a cabo esa tarea.

Dos siglos después. el Greco, Doménikos Theotokópoulos, recibió el encargo de representar el milagro. Y entonces surgió el otro milagro de esta obra: ella misma. En este lienzo de 4,80 metros de alto y 3,60 metros de ancho, el genio cretense nos representa, en la parte inferior, el milagro referido, en lo que además se puede considerar el primer retrato grupal realizado en España. En la parte celestial -en donde El Greco tuvo total libertad- se puede ver al trío central (la Virgen, San Juan Bautista, Jesucristo) y, bajo ellos, un ángel subiendo el alma del CondeSeñor de Orgaz. Además podemos ver a personajes del Antiguo (Moisés, David, Noé) y del Nuevo (además de los ya mencionados, también María Magdalena, San Pedro y algunos sin confirmar).

De El Greco – Trabajo propio, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=38746498