Soneto a Laura, de Francesco Petrarca

Paz no encuentro ni puedo hacer la guerra,
y ardo y soy hielo; y temo y todo aplazo;
y vuelo sobre el cielo y yazgo en tierra;
y nada aprieto y todo el mundo abrazo.

Quien me tiene en prisión, ni abre ni cierra,
ni me retiene ni me suelta el lazo;
y no me mata Amor ni me deshierra,
ni me quiere ni quita mi embarazo.

Veo sin ojos y sin lengua grito;
y pido ayuda y parecer anhelo;
a otros amo y por mí me siento odiado.

Llorando grito y el dolor transito;
muerte y vida me dan igual desvelo;

Casas a la malicia

Cuando Madrid se estableció como sede de la corte real española, hasta entonces prácticamente itinerante, se decidió que todas aquellas casas de más de dos plantas dedicaran una parte al personal que aquella corte llevaba consigo.

Los madrileños rápidamente decidieron que si el tercer piso no se veía desde la calle… nadie iba a saberlo, así que esas casas a la malicia ofrecen un último piso algo más metido hacia dentro, no visible desde pie de calle.

Dos pájaros de un tiro

Vamos a hacer hoy un pequeño recorrido por varias lenguas del mundo en busca de expresiones que signifiquen lo que en castellano decimos con «matar dos pájaros de un tiro», que significa que con una acción resolvemos dos tareas.

  • kill two birds with one stone (inglés): matar dos pájaros con una piedra.
  • faire d’une pierre deux coups (francés): dar dos golpes con una piedra.
  • صفورين بحجر (árabe): dos golpes una piedra.
  • matar dos pardals d’un tret (catalán): matar dos pájaros de un tiro.
  • matar dois coelhos de uma cajadada (portugués): matar dos conejos de un tiro.
  • убить двух зайцев (ruso): matar dos conejos.
  • σκοτώστε δύο πουλιά με μια πέτρα (griego): matar dos palomas con una piedra.

Si conocéis cómo se dice en otros idiomas (o si detectáis algún fallo en estas expresiones), por supuesto, estaré encantado de escucharos.

Rúa da Oliveira, en Santiago de Compostela

La segunda calle más estrecha de España, según nos cuentan, está en Santiago de Compostela. No está tan claro, sin embargo, cuál es esa calle.

Tradicionalmente se atribuye el mérito a la Ruela de Entrerrúas. Pero la calle que hoy protagoniza nuestro post es aún más estrecha: Rúa da Oliveira, con una anchura mínima de 70 centímetros.

Se encuentra en la zona de entrada del Camino Francés, próximo a la iglesia neoclásica de Santa María do Camiño.

El aire del (de la) almena, de San Juan de la Cruz

El aire del almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

Del, o de la, que de las dos formas lo he visto escrito. Esta estrofa del sublime poema Noche oscura del alma me parece una auténtica joya.

Para Clara.

El barco de Teseo

Los atenienses conservaron durante años el barco en el que habían llegado Teseo y sus hombres. Pero, lógicamente, por cuestiones de mantenimiento, se iban cambiando las tablas según se hacía necesario.

La paradoja del barco de Teseo, paradoja de reemplazo, se pregunta si, en el caso de que se hayan cambiado todas las partes del barco, ese barco continuaría siendo el barco de Teseo. Y, si no lo es, ¿en qué momento dejó de serlo?

En una nueva de tuerca, nos preguntamos qué pasa si con las piezas gastadas se hubiera construido un nuevo barco. ¿Cuál de ambos sería el barco de Teseo?

Los tres ataúdes de los papas

Se está hablando estos días, a raíz de la muerte de la reina Isabel II, de los ataúdes de plomo. Esto me ha llevado a recordar que a los papas se les introduce en tres ataúdes: un primer ataúd de madera de ciprés, forrado en terciopelo carmesí; uno intermedio de plomo; y, finalmente, el exterior de madera de olmo pulimentada.

Una obra arquitectónica por cada país

En lo que podría calificarse más como divertimento que como sesudo análisis, el tuitero @culturaltutor nos presenta un listado de países ordenados alfabéticamente.

Por cada país, The Cultural Tutor ha escogido una obra arquitectónica. Os invito a disfrutar de este hilo y a conocer un buen puñado de maravillas.

https://twitter.com/culturaltutor/status/1569514639905669120?s=46&t=y2BYwuR8IKdDr-2XjBG27A

Jaramillo Quemado y sus diez habitantes

Este pueblo burgalés, antiguamente denominado Jaramillo de los Caballeros, contaba en 2020 solamente con diez habitantes (en el censo de 2011 eran cinco, así que ha aumentado su población).

De esos diez habitantes, nueve son varones y una es mujer.

El árbol genealógico de los monarcas británicos

En esta página de la wikipedia [ https://en.wikipedia.org/wiki/Family_tree_of_British_monarchs ] se puede recorrer el árbol genealógico de los monarcas británicos, desde el mítico Alpín mac Echdach (rey de Dál Riata, un antiguo reino que incluía zonas de Escocia y de Irlanda), hasta el actual (y reciente, cuando se escribe este post) Carlos III y su hijo el príncipe heredero Guillermo.

Pero los lunes suelo dedicar este blog a temas educativos (sin que tal cosa esté escrita en piedra), más que a temas históricos.

Quería contaros hoy un método por si alguna vez os toca estudiar un árbol (o parte de él). A mí me sirve apoyarme en tres pilares (cuatro, si contamos el propio árbol):

  1. Identificar a los que ya conozco: en mi caso serían (yendo desde hoy hacia atrás en el tiempo) el príncipe Guillermo, Carlos III, Isabel II, Jorge VI, Victoria, Isabel I, María Tudor, Enrique VIII, Ricardo I [corazón de León]. Y ya. Una mínima parte del total.
  2. Una línea de tiempo en donde comenzaría ubicando a los conocidos mencionados en el punto anterior.
  3. Si procede, con un mapa a mano, ver cómo eran sus reinos o imperios en cada momento.

Con eso, e intentando agrupar mediante dinastías o casas, completaría los huecos restantes. Siempre, dentro de lo posible, descubriendo lo principal del reinado de cada cual.