Eso no sirve para nada

Lengua nos está sirviendo para poder disfrutar de la lectura y de la escritura, permitiéndonos viajar en estos tiempos en los que tanto lo echamos de menos.

Lengua extranjera nos sirve para comunicarnos con amigos de otros países y para poder leer su prensa, conociendo de primera mano cómo evoluciona allí la enfermedad.

Ciencias Sociales nos está sirviendo para entender cómo puede afectarnos esta situación tan increíble como sociedad y cómo se vivieron situaciones similares en el pasado.

Matemáticas para entender la evolución de las curvas de enfermos, recuperados y fallecidos y para mostrarnos cómo estamos evolucionando; también para saber si los tratamientos propuestos funcionan o no.

Ciencias de la Naturaleza para encontrar la vacuna y la medicina; también para aplicarlas.

Religión para encontrar la necesaria paz y para entrar en comunión con quienes profesan la misma (al menos). También para recordarnos que hemos vivido una Cuaresma (¡Cuarentena!) y que entramos en la Semana Santa, ayudándonos a ubicarnos en el tiempo y recordándonos que todo sigue.

Valores para poder gestionar nuestra frustración, para poder transmitir nuestra alegría y nuestro ánimo a los demás; también para poder mostrar nuestra solidaridad con el resto de personas, quedándonos en casa salvo para lo exclusivamente imprescindible.

Educación Física para ayudarnos a mantenernos en forma, para poder establecer rutinas de ejercicios y mantener una vida saludable. Desde luego, también para disfrutar de partidos históricos y que nuestros pequeños puedan asombrarse con Maradonas, Butragueños, Petrovics y Sabonis.

Música para disfrutar escuchándola y componiéndola, cantándola y bailándola. En directo y vía Internet. Un festival cada día.

Plástica para expresar toda nuestra creatividad y plasmar nuestros sentimientos en un hoja de papel, en un bloque de arcilla o en cualquier manualidad; también para hacer llegar mensajes de esperanza, ilusión y alegría desde nuestras ventanas y balcones.

Tecnología para poder seguir comunicándonos con nuestros seres queridos, para poder verlos y para que nos vean. Para que nos sigamos viendo padres e hijos, abuelos y nietos, hermanos, amigos. También para poder continuar trabajando y aprendiendo.

Altisidora y la poesía de El Quijote

Como parte de la historia que nos cuenta Cervantes en su obra maestra se incluyen poesías que pueden pasar desapercibidas, ante la brillantez de la narración en la que se encuentran.

Hace ya unos cuantos años, mi esposa Clara me regaló una obra maravillosa del grupo Espliego, el disco Nunca fuera caballero. En él se pone música a algunas de las poesías del Quijote. Quiero hoy centrarme en una de ellas, el bellísimo romance que Altisidora dedica a Don Quijote:

—¡Oh tú, que estás en tu lecho,
entre sábanas de holanda,
durmiendo a pierna tendida
de la noche a la mañana,
caballero el más valiente
que ha producido la Mancha,
más honesto y más bendito
que el oro fino de Arabia!
Oye a una triste doncella
bien crecida y mal lograda
que en la luz de tus dos soles
se siente abrasar el alma.
Tú buscas tus aventuras
y ajenas desdichas hallas;
das las feridas y niegas
el remedio de sanarlas.
Dime, valeroso joven,
que Dios prospere tus ansias,
si te criaste en la Libia
o en las montañas de Jaca,
si sierpes te dieron leche,
si a dicha fueron tus amas
la aspereza de las selvas
y el horror de las montañas.
Muy bien puede Dulcinea,
doncella rolliza y sana,
preciarse de que ha rendido
a una tigre y fiera brava.
Por esto será famosa
desde Henares a Jarama,
desde el Tajo a Manzanares,
desde Pisuerga hasta Arlanza.
Trocárame yo por ella
y diera encima una saya
de las más gayadas mías
que de oro le adornan franjas.
¡Oh, quién se viera en tus brazos
o, si no, junto a tu cama,
rascándote la cabeza
y matándote la caspa!
Mucho pido y no soy digna
de merced tan señalada:
los pies quisiera traerte,
que a una humilde esto le basta.
¡Oh, qué de cofias te diera,
qué de escarpines de plata,
qué de calzas de damasco,
qué de herreruelos de Holanda!
¡Qué de finísimas perlas,
cada cual como una agalla,
que a no tener compañeras
«las solas» fueran llamadas!
No mires de tu Tarpeya
este incendio que me abrasa,
Nerón manchego del mundo,
ni le avives con tu saña.
Niña soy, pulcela tierna;
mi edad de quince no pasa:
catorce tengo y tres meses,
te juro en Dios y en mi ánima.
No soy renca, ni soy coja,
ni tengo nada de manca;
los cabellos, como lirios,
que, en pie, por el suelo arrastran;
y aunque es mi boca aguileña
y la nariz algo chata,
ser mis dientes de topacios
mi belleza al cielo ensalza.
Mi voz, ya ves, si me escuchas,
que a la que es más dulce iguala,
y soy de disposición
algo menos que mediana.
Estas y otras gracias mías
son despojos de tu aljaba;
desta casa soy doncella
y Altisidora me llaman.

Sheila Blanco (YouTubers con los que dejarías a tus hijos, 8)

Descubrí a Sheila Blanco vía Twitter; esta salmantina, música y periodista, nos ofrece en su serie Bioclassics unas joyas, tanto desde el punto de vista musical como didáctico, en la que nos cuenta las vidas de algunos de los principales músicos: por ahora, Bach, Mozart y Beethoven, pero seguiremos pendientes, porque confiamos en que nos siga deleitando.

Fijaos, por favor, en estas maravillas:

https://www.youtube.com/embed/X8EDmXJT9QQ (Beethoven)

Además de estas obras, Sheila Blanco se encuentra embarcada en un proyecto precioso, tras haber puesto música a la obra de las poetas de la Generación del 27.

Polafías

La sección de literatura de tradición oral de la AELG (Asociación de Escritoras e Escritores en Lingua Galega) nos ofrece en su página web un tesoro valiosísimo, en forma de vídeos (y de los audios que en ellos podemos disfrutar). Recorrer esa página es encontranos con historias, leyendas, curiosidades y aprendizajes.

Os la recomiendo muchísimo, no solamente a los gallegos, pero especialmente; no solamente a los de Moaña, pero especialmente.

https://www.aelg.gal/Polafias/



El origen de la expresión «A cappella»

Como sabéis, se conoce como música «a cappella» la música cantada que no está acompañada por instrumentos. Pero, ¿cuál es el origen de esta expresión con ese significado?

Frente a las grandes iglesias y catedrales, en donde las voces de los integrantes del coro -o del propio pueblo, si cantaba- estaban acompañadas por instrumentos musicales (órgano, principalmente), en las pequeñas capillas la única música era la proveniente del corazón y la boca de los fieles. Por esto a ese tipo de música se la conoce con el nombre de a cappella.

No las trates de princesas, porque son grandes duquesas

En estos tiempos en los que se prefiere el ruido a la música, la vulgaridad a la excelencia, en los que es lo mismo un burro que un gran profesor, en los que se prefieren zascas a argumentos, en estos tiempos de blancoynegros y de muy pocos grises, de youtubers cuyo principal mérito es pegar gritos o soltar palabrotas, me emociona y llena de esperanza ver un teatro lleno de jóvenes (y de muy jóvenes) coreando fragmentos de la historia o mitología (antigua y moderna).

Cuánto me alegra vuestro éxito, admirados Pascu y Rodri, cuánto os necesitamos. Gracias, gracias, gracias.

La Bonita

En los bosques de Fuentes Carrionas, una bella ninfa dedica su esfuerzo, su cuidado, su tiempo y su sabiduría a encontrar la mejor madera para tallar unos palos y crear una música jamás escuchada. Una vez tallados, los arroja en las primeras aguas del río Carrión, dejando que sea la corriente quien encuentre a los músicos correctos.

Por supuesto, la madre Naturaleza (con la supervisión de nuestra ninfa) hace que ese milagro se produzca . El resultado podéis disfrutarlo con este vídeo, que espero que os guste tanto como a nosotros.

La música de Carrión Folk, la voz de Ana Gutiérrez y el baile y los movimientos de Neftis Paloma. ¿Podemos pedir más? Gracias por esta belleza, amigos.

(Para Irene, a la que le encanta este paloteo)

Good Morning To All

Las hermanas Mildred y Patty Hill, buscando crear canciones que los niños pequeños pudieran aprender y cantar fácilmente, escribieron a finales del siglo XIX la obra «Good Morning to All», que quizá no te suene demasiado, pero cuya melodía has escuchado y cantado cientos de veces, sin lugar a dudas.

Poco tiempo después, ya en el siglo XX, tenemos constancia de esa melodía ya con otra letra y otro título: «Happy Birthday to You». Estamos hablando, posiblemente, de la melodía más conocida de nuestro tiempo, traducida a decenas de idiomas y con diferentes versiones, incluyendo -por supuesto- parodias.

Feliz cumpleaños, Irene.

Ardieron los fuegos

Con la intención gallarda de los vencejos y los lebreles
arrebatada llegaste a mí, herida en tempestades de nieves.
De un Carnaval de restos, de surcar aguas emponzoñadas,
góndolas tristes de cartón piedra y malas compañas.

Algún día dirigiremos nuestra mirada hacia atrás y veremos a cientos de miles de jóvenes -y no tan jóvenes- coreando y disfrutando de estas letras y nos daremos cuenta de que no todo estaba perdido.

De un devenir de sombras, de devaneos en la maleza;
de rasgaduras sin parpadeo, me demandabas partir en naves:
partir en naves sin peso muerto, la buena carga de los afanes
sin otras ansias que ser la flecha, ya no el arquero.

(Gracias, Manolo).

Jaime Altozano (Youtubers con los que dejarías a tus hijos, 4)

Hoy venimos con un youtuber dedicado a la música y a explicarnos sus detalles y secretos: Jaime Altozano.

Su forma de exponer sus argumentos y el nivel con el que nos desgrana los misterios de las melodías (algunas muy conocidas) lo hacen muy recomendable y merecedor de estar en esta categoría de Youtubers con los que dejarías a tus hijos, no puede haber honor más alto.

Gracias, Jaime, por tus comentarios y vídeos.