Categorías
Crianza Educación Reflexiones

La inocencia de los niños

Una de las cosas que más asombraban y admiraban a mi querido padre era la inocencia de los niños, esa pureza que todavía no había sido destrozada por las tantas veces erróneas acciones de los adultos: «¡la inocencia de los niños!», repetía, invariablemente, cada vez que la vida lo ponía ante una de esas bonitas situaciones.

Quiero destacar, por una parte, que esto lo situaba como aprendiz de ese niño, convirtiendo en maestro al pequeño; por otra, que elevaba la inocencia a virtud, en este mundo en el que se la considera defecto.

Para ti, Papá; hoy, que se cumplen siete años de tu partida, siete años desde que comenzaste a estar con nosotros de otro modo. Te seguimos queriendo.

Categorías
Educación

Poema al padre

Tiene este poema dos caras: una de ellas comete un profundo error, dejando a las mamás como incomprendidas, ignorando la terrible soledad en la que muchas veces viven; la otra cara -que es la que trae ese poema a este blog- pone el acento en esos padres «malos», eternamente enfadados, eternamente castigando, eternamente agrediendo. Yo he tenido la bendita suerte de recibir siempre con alegría la llegada de mi padre a casa, el sonido de sus llaves era un regalo para el corazón. Pero no todos hemos tenido esa suerte, por desgracia (otro mundo sería este).

Categorías
Galicia Música Personal

Feliz cumpleaños, papá

Cuando hace ya casi cinco años murió mi padre me pasé unas cuantas semanas sin escuchar música, lógicamente por falta de ganas. Hasta que mi muy querida amiga Sofía me pasó un enlace a esta canción de Carlos Salgueiro (entré al enlace en su momento sin saber que era música). Y la elección de canción para salir de mi «silencio» no podía haber sido mejor. Una canción sobre Tirán y su costa, una costa que recorrimos juntos mil veces, por mar y por tierra. Y que me haya llegado de la mano de Sofía me alegra doblemente. Gracias :*

Te va a encantar, papá. Feliz cumpleaños.

Categorías
Citas Educación

Hombres sabios

Es un hombre sabio el que conoce a su propio hijo.

(William Shakespeare)

Feliz día del padre. Felicidades, papá. :*

Categorías
Citas

Avanzando con las tareas

Empezar un trabajo es tenerlo medio hecho.

Esta frase de mi padre es tremendamente cierta. ¡Felicidades, papá!

Categorías
Personal

Lo que no me contaron

Me habían contado -y me había imaginado- que la muerte de un padre era una de las experiencias más tristes que se pueden vivir.

Pero nadie me había dicho que cada vez que mirara hacia casa no ibas a estar en el balcón. Ni que al caminar por el paseo nunca te iba a encontrar. Ni que en Balaídos no iba a escuchar tu voz celebrando los goles del Celta. Ni que con cada problema no iba a poder llamarte. Ni que no te iba a poder contar cada anécdota. Ni que ya no te iba a poder leer más poesía. Ni que no ibas a volver a escuchar las risas de tus nietos. Ni que no volvería a disfrutar tu risa con cada chiste. Ni que no ibas a volver a marcarme ningún gol más, con ese efecto que sólo tú sabías darle. Ni que te iba a echar de menos en cada momento de mi vida.

Ciertamente, nadie me había contado todo eso.

Pero tampoco me dijeron que, en realidad, ese balcón iba a seguir teniéndote y que seguiría viendo tu sonrisa desde la calle. Y que ahora, cada vez que camino por el paseo, allí estás. El otro día fuimos a Balaídos; y allí pudimos escucharte (vamos a hacer una buena temporada, ¿verdad?). Y cada vez que tengo un problema, no sólo te llamo, sino que me lo resuelves como nunca. Y cada anécdota que me pasa ya no te la cuento una, te la cuento mil veces. Y con cada verso que leo, sigues asintiendo con la cabeza (y opinando al terminar). Y tus nietos saben que cada una de sus risas es escuchada por ti, porque tú estás en esas risas. Y con cada chiste, sigo disfrutando de tu risa y de tus comentarios. Y yo seguiré disparando a puerta con Dani, intentando imitar tu toque. Y resulta que ahora, en cada momento de mi vida, no es que te eche de menos: es que estás -aún- más presente que nunca.

Me habían dicho que te ibas a morir, pero nadie me contó que ibas a seguir siempre vivo.

Categorías
Personal

Yo quiero morirme así

Yo quiero morirme así: rodeado de cariño, con mi conciencia tranquila y con mi espíritu alegre. Quiero morirme comiéndome a besos a mi esposa, maravillosa compañera de vida (tanto mejor compañera cuanto más difícil es el camino), quiero morirme admirado por mis hijos y nietos, quiero morirme admirador de mis hijos y nietos.

Quiero morirme sabiendo que mi vida ha merecido la pena, sabiendo que quiero y sabiendo que soy querido. Quiero morirme habiendo visitado mil sitios con mis seres queridos y con mi cabeza llena de mil viajes por realizar.

Quiero morirme sabiendo que dejo un hueco infinito, pero que va a ser llenado por los recuerdos que he dejado. Quiero morirme sabiendo que quienes me quieren llorarán cada vez que piensen en mí, pero también que será imposible que piensen en mí sin sonreír (y muchas veces sin reír).

Quiero morirme sabiendo que los míos van a estar sostenidos, no solamente por mi presencia y mis recuerdos, sino por la acogedora red de los seres queridos.

Quiero morirme habiendo dicho cien mil veces “te quiero” a las personas a las que quiero, y habiendo escuchando cien mil “te quieros” de sus labios.

Quiero morirme gastando bromas y escuchando las risas de los míos.

Quiero morirme enseñando a mis hijos y nietos que morir es normal, pero que vivir es extraordinario.

Quiero morirme amado y amando.

Quiero morirme sabiendo que nunca moriré.

Para ti, Papá.