Los tres penalties fallados de Palermo

Fue en julio de 1999, contra la selección de Colombia. Se pitaron tres penalties a favor de Argentina, los tres los tiró Martín Palermo, los tres los falló Martín Palermo.

Para fallar, amigos, hay que intentarlo. Todo mi elogio para esos tres intentos de Palermo, de hace ya más de veinte años.

La paradoja del trabajo

Cuanto menos quieres trabajar, más tienes que trabajar. Y al revés.

Que tiene un equivalente en la frase que solía decir mi padre: «comenzar un trabajo es tenerlo medio hecho». No hay mejor forma de trabajar poco (tiempo) que trabajar bien e intensamente.

Disfrutad del trabajo, equipo.

El método pomodoro

Es este método una de las estrategias más conocidas a la hora de organizarse el trabajo. Funciona del siguiente modo:

  • trabajamos durante 25 minutos.
  • descansamos 5 minutos.
  • tras hacer esos dos pasos cuatro veces, descansamos 15 minutos.
  • repetimos los tres pasos anteriores.

En resumen, es un método para poder concentrarse en el trabajo y aprovechar nuestra capacidad de atención. Y nuestra necesidad de descanso.

En este blog no podíamos dejar de explicar por qué se llama método pomodoro. Pues porque quien lo popularizó utilizaba un simple temporizador de cocina con forma de tomate.

Mola viajar

Los domingos suelo hablar en este blog sobre viajes o destinos de especial interés. Me gustaría hoy daros a conocer una página que, además de ser de dos personas que me caen genial y a las que aprecio mucho, es un recurso maravilloso para aquellos a quienes nos gusta viajar.

La página es -no podría tener mejor nombre- molaviajar.com.

Os invito a visitarla y disfrutarla. Y si además queréis comprar algo en su tienda mejor que mejor.

Mil días

Hoy he alcanzado la bonita cifra de mil días consecutivos aprendiendo idiomas en Duolingo (no, no es este un post patrocinado). Creo que la constancia es una virtud que nos ayuda a conseguir nuestras metas. Y, por suerte, la constancia es algo que se puede trabajar y mejorar: la constancia está al alcance de todos.

Gracias a aquellos (a esas personas más cercanas) que han permitido que me pueda dar este lujo de sacar cada día un ratito para aprender (por mi parte, seguiré siempre buscando que el tiempo para mí -o para mi trabajo- perjudique lo menos posible a quienes me rodean).

Gracias :*

Mensaje de Duolingo al alcanzar los 1000 días de racha. Esa tilde tan fea…

La dificultad de resumir

Perdone que le haya escrito una carta tan larga. No tuve tiempo de hacerla más corta.

Mark Twain

Leído en el muy interesante twitter de @arolapoch, esa frase del genio Twain es un ejemplo real de la importancia y de la dificultad de resumir.

¿Quieres mejorar en cualquier disciplina?

Lo primero, trabájala, porque ya sabes que el trabajo gana al talento si el talento no trabaja lo suficiente. Así que, tengas o no talento para esa disciplina, trabaja. Equivócate. Acierta. Equivócate. Trabaja.

Intenta ser cada día un 1% mejor que el día anterior. Eso hará que al cabo de un año seas un (1.01)^365 mejor. Y eso es mucho, es más de 30 veces mejor que lo que eras al principio. El trabajo diario y constante es muy enriquecedor y da muy buenos resultados.

Estrategia para volver (pronto) a la vida normal

Quienes me seguís ya sabéis que el tema de la pandemia me preocupa, y mucho. Me parece fundamental volver a nuestra normalidad.

Así que planteo esto, a ver qué os parece:

  • Cuando un municipio llega a 0 casos diagnosticados en los últimos 7 días, se hace cierre perimetral de verdad: solamente se puede salir o entrar para situaciones de primera necesidad.
  • Si transcurren 7 días más y seguimos con 0 casos (ya son 0 casos diagnosticados en los últimos 14 días), se eliminan todas las restricciones dentro del municipio.
  • Si llevamos esos 14 días con 0 casos y el municipio es fronterizo con otros que hayan alcanzado el mismo nivel, se permite la movilidad entre ellos.

¿Qué inconveniente veis? Actividades como trabajar o estudiar no entrarían en lo que considero primera necesidad. Debería subvencionarse a trabajadores y empresas para compensar esas pérdidas. Y esas pérdidas serían menores que no seguir con la pandemia, que es lo que nos está pasando.

¿Qué os parece?

Rutinas que nos dan alas

Con mucha relación con un post reciente, en el que hablaba de los beneficios de la falta de libertad (es necesario leer el post para entender esto, advierto), quiero hoy hablar de los beneficios de las rutinas.

Establecer una rutina nos ayuda a ser más productivos, a ser mejores e incluso a gozar de más tiempo libre. Por contra, parar una rutina positiva puede hacernos no solamente perder el ritmo -obvio-, sino también evitar que volvamos a recuperarlo.

Con un par de ejemplos me explico mejor: cada día publico un post, desde hace aproximadamente un año. Cuando en otras ocasiones he intentado algo parecido, e incluso tras hilar muchos días haciéndolo, parar implicaba, casi, abandonar.

Con las tareas del trabajo que pueden resultarme más costosas hago también lo mismo: establezco una rutina que me ayuda a realizarlas. A ser posible, las coloco al inicio del día, de forma que cuando el mundo se pone en marcha yo ya tengo hechas mis tareas más engorrosas.

Felices buenas rutinas, amigos.