El origen de la palabra busilis

Con esta curiosa palabra expresamos en dónde radica la dificultad de una situación. Curiosa la palabra y tan curioso como maravilloso su origen, que descubrí gracias a Carlos (@CarlosGaMart en Twitter).

Debemos viajar hasta el siglo XII, al menos, para ver cómo, en un examen de latín, nuestro estudiante se encuentra frente a la expresión in diebus illis (en aquellos días). Como, desde luego, algo de latín sabía, él tenía claro que in die significa «en el día», y así lo hizo saber a su examinador, añadiendo que «la dificultad está en el bus illis«.

Gracias, Carlos, es un placer seguirte en Twitter.

Espiando en la manada

Os voy a hablar hoy de la última serie documental que hemos descubierto: Espiando en la manada, con una aproximación a los animales que me parece totalmente novedosa: diseñan robots (lo más parecidos posible a elementos de la naturaleza, sean seres vivos o no) que son capaces de imitar el comportamiento que se les supone y, además, tienen una cámara incorporada.

Así, podemos encontrarnos con un huevo-robot (que después se convierte en polluelo-robot) y nos cuenta cómo son es la incubación y los primeros días de vida de los tocos picorrojos. O un bebé langur que fallece y nos permite observar el sentido duelo de sus congéneres. O una garza y una tortuga que se cuelan entre elefantes. Ver estos documentales es un permanente ejercicio de asombro y fascinación.

Es una serie tremendamente recomendable para niños y mayores. Aquí, en casa, nos ha encantado.

Conservando el logo sin dañar el entorno: un McDonald’s en Salzburgo

Posiblemente el peor efecto de la globalización es, efectivamente… la globalización. Nos uniformiza, de modo que en cualquier sitio podemos encontrar un Zara, un KFC, una McDonald’s o una Coca Cola fresquita.

En la obligatoria ciudad austriaca de Salzburgo, paseando por sus bonitas calles, podemos encontrar, por supuesto un McDonald’s. ¿No os parece admirable lo bien integrado que está con el entorno?

Photo: Andreas Praefcke / CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/3.0)

El himno de la Comunidad de Madrid

Quienes peinamos canas (o ya ni eso) asociamos Madrid con aquella región llamada Castilla la Nueva (Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara). Pero tras el paso, a comienzos de los ochenta, al sistema actual de Comunidades Autónomas, Madrid se quedo sola (más por motivos administrativos que históricos o geográficos).

En resumen, que nos encontramos con un Madrid independiente y sin himno. Y se lo encargamos al poeta zamorano Agustín García Calvo (la letra; la música la compuso Pablo Sorozábal).

Y de su magia, su creatividad y su humor surgió lo siguiente:

Yo estaba en el medio:
giraban las otras en corro
y yo era el centro.
Ya el corro se rompe,
ya se hacen Estado los pueblos,
y aquí de vacío girando
sola me quedo.
Cada cual quiere ser cada una;
no voy a ser menos:
¡Madrid, uno, libre, redondo,
autónomo, entero!
Mire el sujeto
las vueltas que da el mundo
para estarse quieto.

Yo tengo mi cuerpo:
un triángulo roto en el mapa
por ley o decreto,
entre Ávila y Guadalajara,
Segovia y Toledo:
provincia de toda provincia,
flor del desierto.
Somosierra me guarda del norte y
Guadarrama con Gredos;
Jarama y Henares al Tajo
se llevan el resto.
Y a costa de esto,
yo soy el ente autónomo último,
el puro y sincero.
¡Viva mi dueño,
que solo por ser algo
soy madrileño!

Y en medio del medio,
capital de la esencia y potencia,
garajes, museos,
estadios, semáforos, bancos,
y vivan los muertos:
¡Madrid, metropol ideal
del dios del progreso!
Lo que pasa por ahí todo pasa
en mí, y por eso
funcionarios en mí y proletarios
y números, almas y masas
caen por su peso;
y yo soy todos y nadie,
político ensueño.
Y ese es mi anhelo,
que por algo se dice:
«De Madrid al cielo».

Velázquez, el Ministerio del Tiempo, las Meninas y el Trap

El Ministerio del Tiempo es una serie que descubrí gracias a Clara y que nos va dejando momentos únicos, de los que hacen historia (nunca mejor dicho). El hilo argumental de la serie nos cuenta que en España hay un ministerio con capacidad para viajar en el tiempo y resolver situaciones transcurridas hace años, décadas o siglos.

Pero como cada miércoles procuro traer algo relacionado con el arte, hoy os comparto una maravillosa escena que nos dejó esta serie. El gran Velázquez, una de las absolutas estrellas de la serie, se da una vuelta por el Museo del Prado, dirigiéndose a la sala que alberga sus Meninas mientras escucha la música Velaske, ¿yo soi guapa?, una creación de Christian Flores (DJ Velazke), que saltó a la fama en Internet hace unos años (y que debo decir, honestamente, que no recordaba hasta que volví a verlo).

Os dejo la escena de El Ministerio del Tiempo.

Y también la obra de DJ Velazke:

Y para que las disfrutéis, he aquí esta obra cumbre, que merecerá algún post más detallado.

Absurd! Planet

Esta serie documental (gracias, Lucas, por descubrírnoslo) sobre naturaleza nos muestra los animales de siempre con una mirada completamente nueva.

Procurando mantener el rigor científico, Absurd! Planet nos cuenta el día a día de muchas especies animales poniendo sonido y voz a pensamientos, estornudos, carreras y demás cotidianeidades. Poniendo el acento, eso sí, en toda rareza habida y por haber. Rareza para nosotros los humanos, por supuesto.

Una serie muy recomendable.

Gracias, Lucas.

Una portada para la historia

Estados Unidos está sufriendo como ningún país (en estos momentos, porque va a ser superado por unos cuantos países, desafortunadamente) el azote de la COVID-19. Y ha llegado prácticamente a los 100.000 fallecidos por esta enfermedad.

Simone Landon, editora asistente del departamento gráfico de The New York Times tenía claro que era necesaria una acción por parte del prestigioso diario que ayudara a sus lectores a hacerse una idea real del número. Algo con el suficiente impacto para trascender y que dentro de unos años los lectores futuros pudieran seguir impresionándose ante esta brutal cifra.

Se sopesaron varias opciones y se optó, con la ayuda de un equipo de periodistas, por buscar las esquelas de unos mil fallecidos y entresacar de ellas frases que realmente relataran cómo fue su vida, quién estaba tras ese número, quién estaba tras ese nombre.

Y el resultado es esta maravilla:

Portada de The New York Times,
24 de mayo de 2020

Las referencias a las personas son breves -no podía ser de otro modo-, pero precisas: “Azade Kilic, dos veces superviviente de un cáncer”, “Liudas Karolis Mikalonis, emigró a Nueva York desde un campo de refugiados alemán tras la II Guerra Mundial”, “Clara Louis Bennett, cantó una canción a sus nietos en su primer día de clase todos los años”.

Azade, Liudas, Clara: el valor de vuestra pérdida es incalculable.

Gracias, Mar Monsoriu, por llevarme a la explicación de esta sobrecogedora portada.

The Imitation Game

Ayer disfrutamos de esta película, en la que se nos cuenta gran parte de la vida del brillante Alan Turing, poniendo el foco -y sirviendo como hilo argumental- sus trabajos descifrando la máquina de cifrado alemana Enigma.

La interpretación del actor británico Benedict Cumberbatch es absolutamente brillante (no es novedad en él), y el resto de compañeros brillan también a buena altura.

Llevaba un tiempo pensando que esta película le iba a gustar a Dani, y os confirmo que fue un acierto pleno.

Os la recomiendo a interesados en la historia, en las matemáticas, en la informática y en los derechos humanos.