La falacia del escocés

Creo que esta es una falacia en la que hemos caído todos. Hemos caído todos usándola y recibiéndola, sin duda.

La falacia es bien sencilla:

  1. Ningún escocés verdadero pone azúcar en su porridge.
  2. Pero mi tío Angus es escocés y le pone azúcar en el porridge.
  3. ¡Ah, entonces corrijo!: ningún escocés auténtico pone azúcar en su porridge.

He podido percibir que se utiliza sobre todo con movimientos sociales (políticos y religiosos, sobre todo): «ninguna persona de izquierdas…», «ninguna persona católica…», «ninguna persona feminista…»

¿Verdad que hemos caído en ella?