Archivo de la categoría: Crianza

River Runner Global

Es una de esas cosas que siempre he pensado que alguien tendría que hacer, y así ha sido: Sam Learner y su equipo, usando datos públicos (y código abierto) han preparado una página web cuyo funcionamiento es muy sencillo pero que engloba una gran cantidad de cálculos por detrás:

Se nos presenta un mapa del mundo (podemos ir a la zona que queramos) y dejamos caer una gota «de lluvia» donde nos plazca. La página nos enseñará el camino que va a seguir esa gota hasta llegar a su desembocadura.

(vía Microsiervos)

Kietoparao Red

La escena es demasiado habitual: en cualquier restaurante, en cuanto terminamos de comer, les dejamos a los niños el móvil o la tablet para que se entretengan (y no es raro que también los padres estemos con los móviles). Así que en estos tiempos de pantallas -que nos gustan-, es maravillosamente revolucionario buscar entretenimiento sin tecnología. Kietoparao es una empresa que se ha propuesto ofrecernos alternativas sanas, divertidas, cómodas de llevar y fomentadoras de imaginación, sonrisas y buenos ratos.

Y uno de sus productos, que nos encanta, nos trae 20 juegos diferentes en menos de 300 gramos y ocupando muy poco espacio. Además, en un estuche súper bonito.

Estuche de tela roja (edición Kietoparao Red) (el boli es para que os hagáis una idea del tamaño, claro).

La imaginación y creatividad que demuestran las chicas del equipo de Kietoparao queda demostrada en esta cantidad de juegos. En concreto, en el Kit Red, que es el que comentamos aquí, tenemos (además de la mencionada bonita bolsa): dos tableros en una tela (para jugar a damas y al tres en raya), fichas, dado, piezas de madera para equilibrios y para formar lo que se nos ocurra, dos barajas (cada una de ellas ofrece varios juegos), libreta y lápices, además de varias guías para orientarnos y proponernos juegos.

Un indispensable para llevar en el bolso y conseguir que, en lugar de tener a nuestros hijos abstraídos constantemente con consolas, ordenadores, tablets o móviles, desarrollen imaginación, inteligencia, paciencia y compañerismo.

Os recomiendo que le echéis un ojo a su web porque, además de este juego pack que comentamos, tienen otras muchas opciones, incluyendo papelería para negocios, con posibilidad personalizar con imagen de marca, o material para hacer talleres.

Os deseamos el mejor de los éxitos, amigas de Kietoparao. Sobre todo, porque de vuestro éxito implica unas infancias mejores. Casi nada.

Quod natura non dat, Salmantica non præstat

En el edificio que albergaba las llamadas enseñanzas menores de la Universidad de Salamanca (título de Bachiller, primer grado académico que tenían los antiguos universitarios) se podía leer la frase que hoy comentamos:

Quod natura non dat, Salmantica non præstat.

Lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta. En resumen: que si no tienes capacidad, por mucho que estés en Salamanca, no te va a venir la inteligencia de la nada.

De José Luis Filpo Cabana – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=12310154

Repasa, repasa, repasa

Hoy os cuento una rutina que os puede venir muy bien en vuestros estudios. Cada día, al llegar a casa (o en cualquier otro momento del día), contadle a alguien de vuestro entorno (a vuestros padres sería ideal, por varios motivos) qué habéis visto hoy en clase. Con 1-2 minutos por asignatura sobra para hacer ese primer recordatorio.

Por otra parte, es muy recomendable, al menos una vez por semana repasar lo que se ha hecho durante la semana anterior.

Con estas dos sencillas acciones, os garantizo que vuestro aprendizaje mejorará muchísimo.

El #claustrovirtual

Hoy os quiero hablar de uno de los mejores lugares de Twitter (tiene muchos buenos lugares, pese a lo que destacan los malos): el #claustrovirtual, un lugar en donde un buen grupo de maestros y profesores nos cuentan desventuras, aventuras, errores, aciertos y opiniones.

Si tienes hijos o te preocupan los chavales, es un lugar en el que aprenderás mucho y descubrirás unos puntos de vista quizá muy diferentes a los tuyos (me ha pasado, claro), e igualmente válidos.

Cuidados y abuelas

Hoy se cumplen años del fallecimiento de dos mujeres maravillosas. Hace veinticinco años se moría mi abuela paterna, Clotilde. En aquel entierro estuvo, acompañándome en el dolor, la abuela Uba, abuela de mi esposa Clara, una abuela que me regaló la vida (toda mi familia política es un regalo). Y hace cinco años -iba a decir que nos dejó, pero es que nunca se ha ido- se murió la abuela Uba.

Y en estos tiempos de dejar ir, y de mercantilización de los cuidados (con la denostación que esto supone), estas dos mujeres son para mí un ejemplo de cómo debemos comportarnos (no solamente ellas, también nosotros), sosteniendo y cuidando.

Gracias, abuelas. Os quiero.

Diferente criterio

La escena es la misma. Y el juicio (o su falta) debería ser el mismo:

Un papá está con su peque en el parque, mientras revisa despreocupadamente el móvil: «qué buen padre, cuidando a su criatura».

Una mamá está con su peque en el parque, mientras revisa despreocupadamente el móvil: «qué mala madre, desatendiendo a su criatura».

Número de alumnos por docente

Es evidente que el número de alumnos que cada docente tiene que atender influye, y mucho, en la capacidad de transmitir conocimientos y en el aprovechamiento de las clases. Por dos motivos, principalmente: es más fácil mantener el orden si hay pocos alumnos, es más fácil personalizar si hay pocos alumnos.

Comparto hoy con vosotros este gráfico (2019) de statista. Según interpreto, esto no significa que, en cada momento, haya ese número de alumnos con cada profesor, sino que si tenemos un colegio con 100 alumnos y 10 profesores, el ratio queda en 100/10 = 10 alumnos/profesor.

Las vacaciones de los profes

Tema recurrente con el que se suele atacar a este gremio al que tanto debemos: “qué suerte, tres meses de vacaciones”.

Bueno, por un parte, si eres de quienes criticas esto, sabe que está a tu alcance disfrutar de ese calendario: estudia tu carrera, cumple los requisitos necesarios y ya.

Por otra parte -siento que la realidad te estropee la buena noticia-, no es cierto eso de los tres meses. Hasta donde yo sé, junio y septiembre son completamente laborales. Y julio es un mes en el que, al menos, tienen que estar disponibles (y mes que muchos usan para realizar cursos que no han podido realizar durante el resto del año).

Pero es que aún hay más: será raro el profesor que solamente dedique la jornada laboral a su labor. Correcciones de exámenes, preparación de clases, tutorías que se alargan y mil cosas más ocupan un tiempo que desborda el horario laboral.

Así que no me digáis que estás camisetas de @mamasubolsos no son una chulada: