House of the Dragon, de Escape Welt

Hemos hablado ya en más ocasiones de los magníficos juegos de escape de Escape Welt. Hoy os presentamos uno que, además, viene ambientado con un cuento maravilloso, que nos habla de amor, de familia, de dragones y de trabajo en equipo para resolver retos de otro modo imposibles.

Nos encontramos con un juego hecho en madera y que nos exige la resolución de una serie de acertijos para conseguir llegar a su interior. De los puzzles que hemos resuelto (Quest Pyramide, Space Box, y este mismo), nos ha parecido el más complicado… y creo que también es con el que mejor nos lo hemos pasado. Hemos tenido que usar la ayuda de las pistas para los últimos pasos.

Como todos los juegos de esta casa, House of the Dragon gustará a los amantes de los acertijos, a las personas a las que les gusta enfrentarse a retos, y -ya que se puede jugar en equipo- a los amantes de bonitas veladas entre amigos y de estupendos ratos en familia. Y, además de ser un juego estupendo en sí mismo, también puede usarse como una caja de lujo para «envolver» otro regalo.

Wordle, el juego de moda

Lo habéis visto en mil sitios en los últimos días:

Wordle (ES) #11 5/6

⬜🟨⬜⬜🟨
🟨⬜⬜⬜🟨
🟩🟩⬜🟩🟩
🟩🟩⬜🟩🟩
🟩🟩🟩🟩🟩

¿Qué es eso? Es un juego muy simple (y muy divertido) que nos propone, cada día, una palabra de cinco letras. Y tenemos seis oportunidades para acertarla. Cada vez que decimos una palabra, además de gastar una oportunidad, ganamos información: si acertamos con la posición de alguna letra, nos la indican en verde; si acertamos con la letra, pero no en la posición correcta, podremos verla en amarillo; si la letra no está en la palabra, se nos muestra en gris. En el gráfico se pueden ver los cinco intentos que he necesitado: acerté dos letras en mi primer intento (pero no las ubiqué bien), y lo mismo me pasó en el segundo; el tercero ya fue mucho más preciso, y en el quinto lo resolví. Aquí tenéis el desarrollo, con letras (ya puedo ponerlo, ya que ha transcurrido el tiempo en el que esa palabra era la solución). Podéis ver que en mi cuarto intento metí mucho la pata, ya que era imposible (esa letra J había aparecido antes, y sabíamos que no estaba en la palabra).

Hay varias estrategias diferentes para intentar acertar, pero siempre hay que tener en cuenta que tanto acertando como fallando letras recibimos información muy valiosa.

Yo estoy usando el Wordle de Daniel Rodríguez, en castellano. Podéis encontrar el Wordle en varios idiomas, si preferís otro.

Gracias, Daniel, por este entretenimiento tan sano y sencillo.