Archivo de la categoría: Negocios

negocios

Estrategia para volver (pronto) a la vida normal

Quienes me seguís ya sabéis que el tema de la pandemia me preocupa, y mucho. Me parece fundamental volver a nuestra normalidad.

Así que planteo esto, a ver qué os parece:

  • Cuando un municipio llega a 0 casos diagnosticados en los últimos 7 días, se hace cierre perimetral de verdad: solamente se puede salir o entrar para situaciones de primera necesidad.
  • Si transcurren 7 días más y seguimos con 0 casos (ya son 0 casos diagnosticados en los últimos 14 días), se eliminan todas las restricciones dentro del municipio.
  • Si llevamos esos 14 días con 0 casos y el municipio es fronterizo con otros que hayan alcanzado el mismo nivel, se permite la movilidad entre ellos.

¿Qué inconveniente veis? Actividades como trabajar o estudiar no entrarían en lo que considero primera necesidad. Debería subvencionarse a trabajadores y empresas para compensar esas pérdidas. Y esas pérdidas serían menores que no seguir con la pandemia, que es lo que nos está pasando.

¿Qué os parece?

Ayudando al pequeño (o gran) comercio

Es tremendamente fácil ayudar al pequeño comercio que nos rodea cada día, de muy diferentes formas:

La primera -la más evidente- es haciendo allí nuestras compras. Pero también podemos ayudar mucho (quizá más aún) dándoles la publicidad que merece, hablando en redes y medios sociales de ellos, comentando en sus posts y destacando lo mucho bueno que nos ofrece.

Pero, ¿qué hacer cuando nuestra experiencia con ellos ha sido mala? Creo que el mejor primer paso es hacérselo saber a ellos, buscando la mejoría sin dar mala publicidad (corrige a tus subordinados en privado y alábalos en público, nos decía Leonardo da Vinci). Si no es suficiente, se puede indicar también en redes y medios sociales, pero de la forma más constructiva posible.

Y nunca olvidéis que un simple retuit puede hacer que la publicidad de ese pequeño negocio llegue a muchos. Animaos a compartir, comentar y ayudar a hacer crecer a quienes nos rodean y nos surten de todo aquello que necesitamos.

La página del millón de dólares

Alex Tew estaba buscando costearse su educación universitaria y -desconozco si tras darle muchas vueltas o ninguna- dio con una idea que resultó ser perfecta: una cuadrícula de 1.000 x 1.000 píxeles, es decir, de un millón de píxeles. A la venta cada uno de ellos, al sencillo precio de un dólar.

Así que vendió todos, ganando aproximadamente ese millón de dólares. Aproximadamente porque, según creo recordar, los últimos eran un poco más caros.

¿Qué os parece? ¿Un genio, un timador… o ambas cosas?

By Alex Tew – http://milliondollarhomepage.com/, https://en.wikipedia.org/w/index.php?curid=20132455

Propósitos de año nuevo

Antes de comenzar, quiero desearos a todos un año felicísimo. Este 2020 nos ha enseñado mucho, y de veras espero que cuando acabe esto (ojalá sea en el año 2021), seamos mejores.

Así que mis propósitos de este año van encaminados a ser mejor y a ayudar a hacer mejores a quienes me rodean.

  • un post al día: me ha encantado el reto, lo he cumplido, y quiero seguir haciéndolo.
  • inglés y francés: estudio diario. Este es otro reto que he conseguido y que quiero mantener. Todos los días, aprender o practicar un poquito de ambos idiomas. Si además puedo dar un salto cualitativo, mejor que mejor.
  • chino, árabe, sueco, navajo: al menos dos días por semana, quiero aprender un poquito de estos idiomas. En el 2020, sin ser un reto planeado, me he acercado a esos idiomas, quiero continuar.
  • proyectos propios: me gustaría retomar o poner en marcha al menos dos proyectos.
  • comercio local: es mi gran espinita y me la quiero sacar. Veo desde hace más de dos décadas cómo el comercio local está paralizado viendo cómo los grandes se llevan el trozo grande del pastel. Pondré mi granito de arena para enriquecer a ese comercio local, principalmente al de mi entorno.

Feliz año 2021, amigos.

Cuando la marca se convierte en nombre común

Puede ser una lata para la empresa, pero sin duda es un ejemplo de que se ha desarrollado un producto innovador y que se ha convertido en referencia. Os cuento algunos ejemplos de palabras comunes que realmente son marcas:

  • uralita (material para la construcción de tejados).
  • jacuzzi (bañera hidromasaje).
  • kleenex (pañuelos de papel).
  • post-it (notas de fácil pegado y despegado).
  • tupper[ware] (recipientes para comida).
  • chicle[t]s (goma de mascar).
  • taser (arma).

Sobre lo público y lo privado

No es nuevo, pero esta pandemia ha reactivado el debate entre lo público y lo privado, sobre todo en lo que se refiere a la Sanidad; también -en menor medida- en lo que se refiere a Educación.

Voy a plasmar aquí algunas reflexiones-opiniones sobre el ámbito de la Sanidad. Espero vuestras opiniones, con especial interés las que difieran de las mías.

Debe existir sanidad pública, universal y sin coste extra (más allá de nuestros impuestos y cuotas); debe existir la posibilidad de que exista sanidad privada.

Ambas sanidades deben cumplir los más altos estándares, desde el trato al cliente/paciente hasta los diagnósticos y tratamientos, pasando por los salarios y condiciones de los trabajadores.

La sanidad privada puede recibir subvenciones del estado, ya que está realizando una labor beneficiosa; la sanidad privada debe estar a disposición del estado cuando este lo necesite.

La existencia de sanidad privada es un complemento necesario en situaciones de desbordamiento de la sanidad pública.

Es tremendamente fácil caer en denostar la sanidad privada: un tremendo error, en mi humilde opinión. Espero las vuestras 🙂

Conservando el logo sin dañar el entorno: un McDonald’s en Salzburgo

Posiblemente el peor efecto de la globalización es, efectivamente… la globalización. Nos uniformiza, de modo que en cualquier sitio podemos encontrar un Zara, un KFC, una McDonald’s o una Coca Cola fresquita.

En la obligatoria ciudad austriaca de Salzburgo, paseando por sus bonitas calles, podemos encontrar -cómo no-, un McDonald’s. ¿No os parece admirable lo bien integrado que está con el entorno?

Photo: Andreas Praefcke / CC BY (https://creativecommons.org/licenses/by/3.0)

¿A qué nos puede ayudar este pánico por el Covid-19?

El pánico como tal, no a mucho, pero sí veo unas cuantas costumbres que podríamos incorporar ya para siempre a nuestras vidas:

  1. Lavado de manos / toser en el codo / desechar los pañuelos desechables.
  2. Potenciar el teletrabajo.
  3. Potenciar la formación a distancia.
  4. Incrementar el uso de tarjetas de crédito frente a dinero en efectivo.

La empresa más antigua (casi) de cada país y aún activa

La web businessfinancing.co.uk ha preparado una preciosa infografía en la que podemos ver, para casi todos los países, cuál es la compañía más antigua y que todavía está en funcionamiento.

Comento algunas que me han parecido especialmente significativas:

  1. Kongo Gumi, Japón (578), la más antigua del mundo (y de Asia).
  2. Staffelter Hof Winery, Alemania (862), la más antigua de Europa.
  3. La Casa de Moneda, México (1534), la más antigua de América.
  4. Mauritius Post, Isla Mauricio (1772), la más antigua de África.
  5. Australia Post, Australia (1802), la más antigua de Oceanía.
  6. Casa de Ganaderos, España (1218), la más antigua de España.
  7. St. Peter Stifts Kulinarium, Austria (803), restaurante más antiguo de Europa (desconozco por qué no se indica como empresa más antigua de Europa).