Archivo de la categoría: Cocina

El picor y la escala de Scoville

Frente a la eterna duda de los pimientos de Padrón -xa sabemos que uns pican e outros non- o la absoluta certeza que nos ofrece una guindilla se ha hecho necesario crear una escala que de algún modo pudiera, de forma objetiva, establecer cuán picante es un determinado alimento.

El método comenzó siendo un método organoléptico de detección de capsaicina y tiene ya más de un siglo (fue puesto a punto por Scoville en 1912): se diluye el alimento que se quiere evaluar hasta que su picor es indectectable. El número de veces que se necesita diluir indica su valor en esta escala.

Hoy en día se utiliza otro método, no dependiente de si un comité de expertos lo detecta o no, pero se sigue manteniendo el nombre en honor a su creador.

Aquí tenéis la tabla Scoville, tomada de la Wikipedia:

Unidades ScovilleTipo de chile
16 000 000Capsaicina pura
2 800 000-3 180 000Pepper X, Death Strain
1 900 500-2 480 000Dragon’s Breath
1 569 300-2 220 000Carolina Reaper
1 300 000-2 000 000Naga Viper, Trinidad Scorpion Butch T
855 000-1 041 427Naga Jolokia, 7 Pod Chaguanas
350 000-580 000Habanero Savinas Roja
100 000-350 000Ají habanero, Scotch Bonnet,​ Chile dátil, Capsicum chinense
100 000-200 000Locoto o rocoto o manzano,​ chile jamaicano picante, piri piri
50 000-100 000Chile thai, chile malagueta, chile chiltepín, chile piquín
30 000-50 000Pimienta roja o de cayena, ají amarillo, chile tabasco, calabrese, algunos tipos de chile chipotle
10 000-23 000Chile serrano, chile de árbol, algunos tipos de chile chipotle
5000-15 000Chile Campana
5000-8000Variedad de Nuevo México del chile anaheim, guindilla de Ibarra, chile húngaro de cera
2500-5000Chile jalapeño, Pimiento de Padrón
1500-2500Chile rocotillo, Salsa Sriracha
1000-1500Chile poblano
500-1000Chile anaheim
100-500Pimiento, pepperoncini, pimiento banana
0No picante, pimiento verde

El menú semanal, en familia

Hoy os traigo una propuesta que creo que es muy útil por diversos motivos: hacer el menú semanal en familia. Por ejemplo, el domingo, dedicar un momento a planificar el menú de toda la semana entre todos.

Las ventajas son múltiples:

  • Deja de ser responsabilidad de la mamá (suele ser ella la que se ocupa) decidir qué se come y qué hay que comprar.
  • El menú acaba siendo más equilibrado, ya que vemos muy rápidamente si hay suficientes días de pescado, de carne, y de esos cereales y legumbres que deben ser la base de la dieta.
  • El menú cubre mejor los gustos de todos, y se pueden ubicar con menos agobios esas comidas que llevan más trabajo, o que son más apetecibles.
  • Pasamos un rato agradable en familia.
  • Ya no hay que romperse la cabeza con el “qué hacemos mañana”

El profeta Daniel, su sonrisa y el queso de tetilla

Desconozco cuán cierta es esta historia, pero espero que se non è vero, è ben trovato. En el compostelano Pórtico de la Gloria, esa maravilla románica creada por el Maestro Mateo, podemos ver, entre otros muchos, al profeta Daniel con una sonrisa única. Debido a que enfrente hay una figura femenina, rápidamente se dio por hecho de que aquella sonrisa iba por la mujer.

Las curvas en las que Daniel fijaba sus ojos eran demasiado evidentes, así que se cuenta de que tanta voluptuosidad hubo de ser disminuida a golpe de cincel y martillo.

Cincel y martillo que acabaron con aquellos pechos, pero que no pudieron impedir que los muchos y buenos maestros queseros de la zona decidieran crear un queso único, a modo de recordatorio: el riquísimo queso de tetilla (que, si no has probado, te recomiendo ya mismo: solo, con membrillo o con lo que quieras). Un queso que, según nos contaba Plinio hace dos milenios, era muy sabroso y con forma de mamulas lactem, lo cual no es demasiado coherente con la sonrisa de Daniel y la magnífica obra del Maestro Mateo, pero que no impide que nos deleitemos con el queso y con la contemplación de esta catedral única.

By Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga Commons)(Lmbuga Galipedia)Publicada por/Publish by: Luis Miguel Bugallo Sánchez – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=352289

Una auténtica ambrosía

Con frecuencia utilizo esta expresión cuando tengo la oportunidad de degustar y disfrutar los muchos placeres culinarios que nos regala la vida. Y hoy vamos a saber qué es -qué era- la ambrosía.

Aunque no hay un consenso entre los expertos, sí parecen coincidir en que la ambrosía era la comida y bebida de los dioses (y con ese sentido la uso). Las diferencias entre estudiosos se centran más en el origen y significado de la palabra: entre otras opciones, una teoría indica que significa «inmortalidad», de ἀμ- (an-, ‘no’) y βροτός (brotόs, ‘mortal’); otra teoría nos habla que viene de la palabra ámbar.

Sea como fuere, os invito a usar esa preciosa palabra cuando os encontréis ante un alimento que haga las delicias de vuestro paladar.

El origen del nombre del Cordon Bleu

Seguramente todos (o muchos) conoceréis ese rico plato llamado Cordon Bleu. Ñam. Personalmente lo descubrí gracias a mi familia política (es una de las muchas cosas que he ganado), y ayer mismo lo disfrutamos por última vez. Y de esa rica conjunción de carne, jamón y queso podemos extraer muchas cosas, pero… ¿su nombre? ¿Qué tipo de nombre es ese para un plato?

Debemos viajar al año 1578, cuando el rey Enrique III de Francia fundó la Orden de los Caballeros del Espíritu Santo. Cada uno de sus miembros portaba, orgulloso, la Cruz del Espíritu Santo, colgada de un… cordon bleu, sí. Aunque las órdenes de caballería desaparecieron con la Revolución Francesa, este nombre de Cordon Blue quedó para siempre como un sinónimo de excelencia en todos los ámbitos (me viene a la mente el tan habitual otaku de nuestros chavales de hoy en día). Y, en concreto, se utilizó para indicar excelencia en el mundo gastronómico.

En 1895 se fundó en París la escuela culinaria Le Cordon Bleu, que hoy en día tiene campus en varios países del mundo, incluyendo España. Y de ahí salió este plato tan rico del que hemos hablado hoy.