¿Qué tienen en común los padres de hijos resilientes?

No me gusta (casi nada) la palabra, pero expresa bien esa capacidad de adaptarse y sobreponerse a las dificultades. Y, por otra parte, estos estudios hay que tomárselos siempre con cuidado. Dicho ello, vamos allá, viendo lo que nos cuenta la psicóloga Roni Cohen-Sandler, especializada en relaciones madre-hija, adolescencia y crianza, en CNBC:

De entrada, y por encima de todo, estos padres validan los sentimientos de sus hijos. Esto (conviene aclararlo) no quiere decir que les den la razón, sino que son capaces de respetar y entender los sentimientos. A partir de esa base:

  • Normalizan las experiencias: es normal pasar por altibajos, es normal sentirse mal.
  • Brindan comodidad física: ante una situación difícil, está el abrazo y el cariño.
  • Enseñan que la calidad supera a la cantidad: mejor una amistad sana que muchas que no lo son.
  • Se enfocan en lo positivo: son capaces de recordar a sus hijos, cuando estos lo están pasando mal, los buenos momentos y lo brillantes que son.
  • Ofrecen esperanza: da igual lo mal que estemos, esto va a mejorar. Se hizo un interesante estudio que indicó que este punto de vista disminuye el cortisol.

Ya ves qué tontería

Ya ves qué tontería,
me gusta escribir tu nombre,
llenar papeles con tu nombre,
llenar el aire con tu nombre,
decir a los niños tu nombre,
escribir a mi padre muerto
y contarle que te llamas así.
Me creo que siempre que lo digo me oyes.
Me creo que da buena suerte.

Voy por las calles tan contenta
y no llevo encima nada más que tu nombre.

Gloria Fuertes -no es la primera vez que sale en este blog, y espero que no sea la última- no es solamente esa escritora que escribía mal para que se la entendiera bien. Es una poetisa de una altísima categoría, no solo en el fondo -eso ya lo sabíamos-, también en la forma.

La tierra con nombre de vino (sí, La Rioja)

Hace ya unos cuantos años (alrededor de 2010) se puso en marcha una campaña turística para promocionar esa preciosa tierra que lleva nombre de vino. De todos los elementos que se incluyeron en la campaña, quiero rescatar este bonito cortometraje, que habla de familia, de amor, de patatas a la riojana, del origen del castellano, de paisajes y de vacaciones.

Ojalá pronto volver a disfrutar de esa bonita tierra.

Tigre

Hace casi un par de semanas encontramos un gatito en la calle, que parecía, al menos, asustado. Lo recogimos para intentar ayudarlo, a la vez que buscábamos a sus posibles dueños.

No hubo dueños, pero sí ayuda, cariño y cuidados para Tigre. Tenía alguna herida muy fea, y en el veterinario nos hicieron saber que estaba desnutrido, deshidratado e hipotérmico.

Y el desenlace fatal que la veterinaria preveía se dio, por desgracia, hoy. Así que es un día triste.

Pero me gustaría centrar mi reflexión en mi post en que recibimos lo que damos. Uno solo tiene aquello que da, nos decía Chicho Sánchez Ferlosio. Y habiéndole dado amor, hemos recibido amor… y también disfrutamos de la tristeza de hoy, sabiendo que es amor.

Y no quiero terminar sin agradecer a todo nuestro entorno que, en muchos casos sin tener un especial afecto por los gatos (o teniendo todo lo contrario al afecto) nos han dado apoyo y consuelo. La maravillosa red de los seres queridos, que siempre sostiene.

Qué bonito se queda el cielo de los animales contigo, Tigre. Gracias <3

Quien bien te quiere

Lo sabemos todos: los verdaderos amigos y personas que nos quieren son aquellos que no siempre nos dan la razón (es muy fácil, facilísimo, dar siempre la razón y hacer que el receptor sienta que «esta persona siempre me apoya», cuando realmente es todo lo contrario).

Hoy he leído un testimonio maravilloso de una hija que cuenta cómo su madre, hace ya décadas, la sentó un día, le hizo saber que estaba al tanto de su consumo de drogas, y le dejó claro que solamente había dos alternativas: o control estricto, sin dejarla salir de casa; o tratamiento. Literalmente «I WILL NOT bury my precious little girl» (no voy a enterrar a mi preciosa pequeña). La mujer que es hoy aquella preciosa pequeña agradece a su madre su determinación y, en resumen, su amor.

Este es un buen ejemplo del «quien bien te quiere te hará llorar», frente al más bonito, más cómodo y más carente de amor «quien bien te quiere te hará soñar» (que también).

Las abuelas

La abuela siempre te hace sentir que te estuvo esperando todo el día.

Las cosas y el amor ¿hacia ellas?

Es tan triste el amor a las cosas… las cosas no saben que uno existe.

Jorge Luis Borges

Lo cual no está en contradicción con las sensaciones bonitas que podemos vivir gracias a las cosas: ese coche que nos ha llevado a mil sitios, la casa que vio cómo comenzábamos nuestra vida en común, la casa que vio nacer a Dani, la casa que vio nacer a Irene…