Archivo de la etiqueta: errores

Necesitamos ser escuchados

El periodista de El País Fernando Peinado -de quien ya hemos hablado en este blog- cometió ayer un error precioso: básicamente nos dijo a todo Twitter que quería hablar con nosotros en privado.

Peinado se corrigió rápidamente, pero nos dejó el regalo de su error: el tweet recibió -sigue recibiendo- miles de respuestas, retweets y likes.

Vivimos en tiempo en los que hablar es gratis. Pero ser escuchados, amigos, ser escuchados es algo que no tiene precio.

No, los goles fuera no valen doble

Se repite cada año, en cada competición de eliminatorias a ida o vuelta: los goles fuera valen doble.

No. Falso. Mentira.

A veces se adecua más a la realidad con en caso de empate, los goles fuera valen doble, lo cual, al menos, tiene su reflejo en la realidad.

Realmente lo que se debe decir es que: en caso de empate, pasa la eliminatoria el equipo que haya marcado más goles fuera de su casa.

Lo que el Arte tiene que enseñarle a la Ciencia

Conocer de cerca el maravilloso trabajo de Luz Beloso con sus alumnos de Arte me ha llevado a la conclusión de que las ciencias necesitan -necesitamos- aprender mucho de cómo se enseña el Arte. En concreto, necesitamos adoptar de inmediato las siguientes virtudes:

  • Perder el miedo: ser capaces de proponer, sugerir o incluso llevar a la práctica ideas que puedan resultar absurdas a terceras personas. Olvidemos ese miedo.
  • Salirse del camino marcado: no salirse nunca del camino nos garantiza no encontrar nunca nuevos caminos. Es necesario salirse (en general, con sentido y argumentos) para poder mejorar.
  • Investigar: aquí lo tenemos claro. Todo el tiempo dedicado a investigación es tiempo bien aprovechando, aunque existan -o gracias a los- errores.

En resumen, mi felicitación y admiración por el trabajo de Luz y sus alumnos, y un toque de atención a nosotros: ingenieros (me pongo de primero para que quede claro que este toque es también para mí), biólogos, químicos, físicos, matemáticos y demás personas del mundo de la ciencia y la tecnología. Con especial atención a los profesores de esas materias: sus alumnos tienen mucho que experimentar, lo necesitamos.

Afortunados errores

«Fracasa. Fracasa de nuevo. Fracasa mejor.» (Samuel Beckett)

Tengo la impresión de nuestra sociedad (y yo mismo, en muchas ocasiones) le da un peso negativo a los fracasos, tanto a los propios como a los ajenos. Sin embargo, cada error es un paso más hacia la perfección y la mejora. Como dijo Edison (con permiso de Tesla), tras haber hecho mil experimentos hasta conseguir la luz eléctrica: «no fueron mil experimentos fallidos, fue un experimento de mil pasos».

Los errores nos ayudan a conocer qué caminos no son los correctos y, en consecuencia, a descubrir nuevos caminos. Y yendo a la propia biología de los seres vivos: si no existieran los errores, jamás habríamos dejado de ser bacterias; pero, como por fortuna de vez en cuando se producen errores en la replicación del ADN, han ido apareciendo nuevas especies, incluyéndonos.

Somos el fruto de millones de afortunados errores.