Festa da Arribada (en Baiona, Pontevedra)

El primer lugar de este Viejo Mundo al que llegó la noticia de que el viaje de Colón había llegado a un destino (y regresado de él), aun sin tener claro cuál había sido ese destino (se cree que Cristóbal Colón murió sin saber que había descubierto América), fue la localidad pontevedresa de Baiona, situada al sur de Galicia.

Para conmemorar ese hecho, se celebra cada año, a comienzos de marzo, Arribada, en referencia a esa arribada de la nave de Martín Alonso Pinzón allí. Es una fiesta que os recomiendo (cuando se pueda disfrutar de las fiestas sin estas dificultades a las que nos somete la pandemia).

Suele haber -no hablo de épocas de pandemias- representaciones teatrales, cursos de esgrima, gastronomía y más atracciones. Los asistentes acostumbran a ir caracterizados, dotando al evento de un ambiente único. Siendo estrictos, ya no podemos hablar de fiesta medieval, sino moderna.

De Xosema – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=18668717

Los premios Nobel de Literatura

No están todos los que son, como de costumbre, pero los premios Nobel de Literatura, anunciados cada primer jueves de octubre, fueron unos de los que Alfred Nobel señaló en su testamento o «a quien hubiera producido en el campo de la literatura la obra más destacada, en la dirección ideal».

Excelencia

Trabaja hasta que tus ídolos se conviertan en tus rivales.

Publicada el
Categorizado como Citas Etiquetado como

De tongos, excusas y complejos

Tongo, decimos. Tongo. Qué pena me da que siempre busquemos la causa de nuestras derrotas en factores de ese estilo. Lo he vivido como aficionado del Celta (nos tienen manía, el árbitro nos perjudica siempre, no “quieren” que estemos arriba, “molestamos”). Lo vivimos ahora porque un jurado ha decidido que una actuación (no sé si se juzga la canción o la actuación) gallega merezca ocupar el quinto puesto de seis participantes.

Es, sí, una actitud muy nuestra, no sé si causada por complejos de siglos o por ausencia total de autocrítica. Pero lo cierto es que esa actitud nos impide aprender de las derrotas, porque la culpa es de otros, y nos impide también disfrutar de las victorias, convirtiéndolas en rabia o en venganza disfrazada de justicia.

Imagino que sería mil veces más fácil falsear los resultados de llamadas o encuestas. Y, por cierto, no me gustó ese gesto de Sobral (está hecho un hombre, dicho sea de paso) decantándose claramente por un participante (no sé si lo hicieron otros, porque no vi todo el programa: de ser así, lo retiro).

Ánimo, muchísima suerte en esa final del sábado.

Museo Salzillo, en Murcia

La oración en el huerto fue la primera obra que conocí de este increíble imaginero lo murciano.

Así que la única vez que tuve la suerte de visitar esa región de Murcia -Gracias, Marimar- , y sabiendo que existía un museo dedicado a Francisco Salzillo, no pudimos no ir.

Por favor, reservad un rato para este museo si visitáis Murcia.

De Weedo – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0 es, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=16534830

Gracias

Pues pocas veces escribo posts tan personales, pero me encantaría deciros que hoy he cumplido cincuenta años (sí, he dejado atrás la cuarentena), y ha sido un día maravilloso.

Gracias a todos los que habéis convertido este día en inolvidable. Os quiero.

Publicada el
Categorizado como Personal

¿Qué es peor, una falta de respeto de un adulto a un niño, o de un niño a un adulto?

No, no pregunto qué ve peor la sociedad, que eso lo tenemos más que claro (necesita mano dura, necesita firmeza, necesita límites). Me refiero a qué es, en términos absolutos, peor.

Creo que es mucho peor la falta de respeto del adulto al niño, por los siguientes motivos:

  • eres (si eres una figura de referencia para él), un ejemplo: acabará actuando como actúes tú: respetándolo le estás enseñando respeto.
  • tú eres adulto, y seguramente tienes (deberías) muchas más herramientas para gestionar tu estrés, tus prisas o tus vergüenzas que el niño.
  • finalmente, y por si fuera poco, esa falta de respeto que el niño pone en práctica es algo que ha aprendido, quizá de ti.

Así que, de verdad: no faltes a nadie al respeto nunca. Pero, menos aún, a un niño.

El picuezo y la picueza, en Autol

El señor de castillo, entre sus muchos terrenos, poseía uno que apreciaba especialmente: la viña que daba las mejores uvas. Viña que tenía constantemente vigilada gracias a su guardia de confianza. Aquella noche, el guarda sorprendió a un pareja que llevaba una cesta cuyo contenido ocultaba. Al llamarles la atención y preguntarles que si en aquella cesta llevaban uvas, la pareja respondió que si aquello eran uvas, se convirtieran en piedra en ese mismo momento.

En Autol, un pueblo de La Rioja (España) existen unas formas rocosas a las que la imaginación popular ha identificado con dos figuras humanas y apodado como el Picuezo y la Picueza. La leyenda con la que he comenzado este post es una de las que intentan explicar esas formaciones tan singulares.

https://commons.wikimedia.org/wiki/User:Jynus

La tierra de Alvargonzález, de Antonio Machado

No es habitual que las poesías nos cuenten grandes relatos, sino que se centren más en sentimientos y emociones. Sin embargo, Antonio Machado, en esta magnifica obra, nos relata la triste historia de este hombre, Alvargonzález.

Antonio Machado, decíamos. Garantía de sencillez, de poesía pura. Conoceremos las tierras de Soria, su pobreza (en otras tierras bienestar, aquí opulencia), sus peculiaridades (en estas tierras, quien quiere atajar, rodea), y esa laguna sin fondo, que guarda bien los secretos.

Os recomiendo su lectura y, si podéis, un relato en prosa, también de Antonio Machado, en donde nos relata cómo conoció aquella historia.

De Triedros – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=37148207