Un milagro de Santiago

Camino de Santiago (2671925968)

Nos cuenta el gran Luis Carandell en su libro Ultreia, plagado de anécdotas sobre el Camino de Santiago, que este buen hombre centroeuropeo se planteó realizarlo para pedirle al Apóstol que su esposa se quedara embarazada, puesto que llevaban un buen tiempo intentándolo, sin gran éxito.

Nuestro peregrino hizo el camino desde lo que hoy es Alemania, atravesando peligros y soportando las inclemencias del tiempo. Llegó a Santiago y, lógicamente, tuvo que volver (antes el Camino se hacía de ida y vuelta, salvo -cosa no extraña- que te quedaras a vivir en alguna de las emergentes poblaciones de la ruta). Cuando llegó a su hogar, pudo observar -¡oh, milagro!- que su querida esposa ya lucía una bonita barriga.

Bramante y su rivalidad con Miguel Ángel

El Papa Julio II decidió que la bóveda de la Capilla Sixtina debía ser pintada. Sólo faltaba (casi nada) encontrar a un pintor capaz de hacerlo.

El arquitecto italiano Bramante era un acérrimo enemigo de Miguel Ángel. Y, como buen enemigo, lo conocía bien. Sabedor de que las pinturas al fresco no eran lo suyo, decidió dejarlo en mal lugar. Y convenció a Julio II para que eligiera a Miguel Ángel para realizar ese proyecto.

El resto, queridos amigos, es Historia 🙂

The Sistine Chapel (fotografía de Antoine Taveneaux)

Hay dos anécdotas que me gustan especialmente con respecto a la creación de esta obra:

La primera se describe en la película «The Agony and the Ecstasy»: el Papa, inquieto como cualquier cliente, muchas veces más preocupado de que las cosas se acaben pronto que de que se acaben bien, no cesaba de preguntar a Miguel Ángel «¿Cuándo acabas? ¿Cuándo terminas?» La respuesta del genio era siempre nítida: «Cuando termine».

La segunda tiene relación con que el Papa quería adornar las figuras con oro. Miguel Ángel se negó. «Quedará pobre», dijo el Papa. «Ellos eran pobres», respondió el artista.

Para Louma ;-*

El origen de la expresión «acabar como el rosario de la aurora»

La expresión «acabar como el rosario de la Aurora» significa producirse un pequeño (o gran) desastre. ¿Sabéis cuál es su origen?

Como con casi todo, hay varias versiones, aunque todas comparten lo esencial. Os contaré una de ellas: hay en Madrid una Virgen de la Aurora, cuyos fieles rezaban el rosario por las calles de madrugada. Una de esas madrugadas, pasaba la cofradía por una calle muy estrecha, y la acumulación de gente (algunas versiones dicen que se encontró con otra cofradía) y el poco espacio hicieron que se organizara una pelea monumental. Incluso a farolazos, según cuentan.

Gracias, mamá.

Aquí tenéis alguna versión más:

El origen de la expresión «la de Dios es Cristo»

La expresión «la de Dios es Cristo» o «se armó la de Dios es Cristo» se utiliza para indicar que algo ha generado un escándalo, un gran jaleo. Pero, ¿por qué se usa esta expresión?

Para saberlo, debemos remontarnos al año 325 d.C. y, en concreto, irnos a Nicea y a su concilio. Allí se estaba debatiendo, como tema principal, la naturaleza divina de Jesús. Es decir, se debatía si Dios era Cristo (y viceversa). Debió ser un debate de una gran intensidad entre partidarios y detractores, a juzgar por esta expresión que ha perdurado casi dos mil años.

Gracias, mamá.

¡Santiago y cierra, España!

Hoy, 25 de Julio, se celebra el día de Santiago Apóstol, patrón de España y patrón de Galicia (desconozco de si alguna comunidad autónoma más). Durante los siete siglos que costó a los cristianos (re)conquistar la Península a los musulmanes, el Apóstol Santiago se convirtió en el icono al que seguir y en el animador cuando los ejércitos desfallecían. Así, se dice que en la Batalla de Clavijo, él mismo luchó contra los musulmanes.

Durante esa época se acuñó la frase que nos ocupa hoy: «¡Santiago y cierra, España!», cuyo significado podría traducirse directamente por «¡Santiago y vamos, España!». Es decir, una invocación/recuerdo al apóstol, y un grito de ánimo.

Se dice que la primera vez que se utilizó fue en la batalla de las Navas de Tolosa (1212). No soy historiador, pero se me hace difícil que el concepto «España» existiera. Si alguien puede aportar algo, como siempre, será bienvenido.

En muchas ocasiones se menciona de forma incorrecta, eliminando la coma («Santiago y cierra España») y se le ha dado incluso un sentido peyorativo, aludiendo a la secular cerrazón española a los avances.

Para Cloti :*

El Codex Calixtinus y su descripción del Camino

Como todos sabéis, ha desaparecido (se supone que lo han hurtado, lógicamente) de la Catedral de Santiago de Compostela el Codex Calixtinus, obra del siglo XII. Esperemos que pueda ser recuperado pronto y en buen estado, aunque no parece muy fácil.

Una de las secciones del Codex es una verdadera guía de viaje para el peregrino de hace casi mil años, y describe las vicisitudes que se pueden encontrar al recorrerlo. Copio aquí algunos párrafos (con algunas cosas sorprendentes), que he extraído de la web vallenajerilla.com:

Tras este valle se encuentra Navarra, tierra considerada feliz por el pan, el vino, la leche y los ganados. Los navarros y los vascos son muy semejantes en cuanto a comidas, trajes, y lengua, pero los vascos son algo más blancos de rostro que los navarros. Estos se visten con paños negros y cortos hasta las rodillas solamente, a la manera de los escoceses, y usan un calzado que llaman albarcas, hechas de cuero con pelo, sin curtir, atadas al pie con correas, que sólo resguardan la planta del pie, dejando desnudo el resto. Gastan unos capotes de lana negra, largos hasta los codos y orlados a la manera de una paenula, (la paenula era una especie de capota de viaje, largo hasta las rodilaas, cerrado y sin mangas, con un agujero para la cabeza y un capuchón) que llaman sayas. Comen, beben y visten puercamente. Pues toda la familia de una casa navarra, tanto el siervo como el señor, lo mismo la sierva que la señora, suelen comer todo el alimento mezclado al mismo tiempo en una cazuela, no con cuchara, sino con las manos, y suelen beber por un vaso. Si los vieras comer, los tomarías por perros o cerdos comiendo. Y si los oyeses hablar, te recordarian el ladrido de los perros, pues su lengua es completamente bárbara. A Dios le llaman urcia; a la Madre de Dios, andrea María; al pan, orgui; al vino, ardum; a la carne, aragui; al pescado, araign; a la casa, echea; al dueño de la casa, iaona; a la señora, andrea; a la iglesia, elicera; al prebítero, belaterra, lo que quiere decir bella tierra; al trigo, gari; al agua, uric; al rey, ereguia; a Santiago, iaona domne Iacue. Este es pueblo bárbaro, distinto de todos los demás en costumbres y modo de ser, colmado de maldades, oscuro de color, de aspecto inicuo, depravado, perverso, pérfido, desleal y falso, lujurioso, borracho, en toda suerte de violencias ducho, feroz, silvestre, malvado y réprobo, impío y áspero, cruel y pendenciero, falto de cualquier virtud y diestro en todos los vicios e inquiedades; parecido en maldad a los getas y sarracenos, y enemigo de nuestro pueblo galo en todo. Por sólo un dinero mata un navarro o un vasco, si puede, a un francés. En algunas de sus comarcas, sobretodo en Vizcaya y Alava, el hombre y la mujer navarros se muestran mutuamente sus verguenzas mientras se calientan. También usan los navarros de las bestias en impuros ayuntamientos. Pues se dice que el navarro cuelga un candado en las ancas de su mula y de su yegua, para que nadie se le acerque, sino él mismo. También besa lujuriosamente el sexo de la mujer y de la mula. Por lo cual, los navarros han de ser censurados por todos los discretos. Sin embargo, se les considera buenos en batalla campal, malos en el asalto de castillos, justos en el pago de diezmos y asiduos en las ofrendas a los altares. Pues cada día al ir los navarros a la iglesia, hacen una ofrenda a Dios, o de pan, vino o trigo, o de algún otro producto. Siempre que un navarro o un vasco va de camino se cuelga del cuello un cuerno como los cazadores y lleva en las manos, según costumbre, dos o tres dardos que llaman azconas. Al entrar y salir de casa, silba como un milano. Y cuando estando escondido en lugares apartados o solitarios para robar, desea llamar silenciosamente a sus compañeros, o canta a la manera del búho, o aúlla igual que un lobo.

Suele decirse que descienden del linaje de los escoceses, pues a ellos se parecen en sus costumbres y aspecto. Es fama que Julio César envió a España, para someter a los españoles, porque no querían pagarles tributo, a tres pueblos, a saber: a los nubianos, los escoceses y los caudados cornubianos, ordenándoles que pasasen a cuchillo a todos los hombres y que sólo respetasen la vida a las mujeres. Y habiendo ellos invadido por mar aquella tierra, tras destruir sus naves, la devastaron a sangre y fuego desde Barcelona a Zaragoza, y desde la ciudad de Bayona hasta Montes de Oca. No pudieron traspasar esos límites, porque los castellanos reunidos los arrojaron de sus territorios combatiendolos. Huyendo, pues, llegaron ellos hasta los montes costeros que hay entre Nájera, Pamplona y Bayona, es decir, hacia la costa en tierras de Vizcaya y Alava, en donde se establecieron y construyeron muchas fortalezas, y mataron a todos los varones a cuyas mujeres raptaron y en las que engendraron hijos que después fueron llamados navarros por sus sucesores. Por lo que navarro equivale a no verdadero, es decir, engendrado de estirpe no verdadera o de prosapia no legítima. Los navarros también tomaron su nombre primitivamente de una ciudad llamada Naddaver, que está en las tierras de que en un principio vinieron, en los primeros tiempos, el apóstol y evangelista San Mateo.

Después de la tierra de estos, una vez pasados los Montes de Oca, hacia Burgos, sigue la tierra de los españoles, a saber, Castilla y Campos. Esta tierra está llena de tesoros, abunda en oro y plata, telas y fortísimos caballos, y es fértil en pan, vino, carne, pescado, leche y miel. Sin embargo, carece de árboles y está llena de hombres malos y viciosos.

Después, pasada la tierra de León y los puertos del monte Irago y monte Cebrero, se encuentra la tierra de los gallegos. Abunda en bosques, es agradable por sus ríos, sus prados y riquísimos pomares, sus buenas frutas y sus clarísimas fuentes; es rara en ciudades, villas y sembrados. Escasea en pan de trigo y vino, abunda en pan de centeno y sidra, en ganados y caballerías, en leche y miel y en grandiosísimos y pequeños pescados de mar; es rica en oro y plata, y en tejidos y pieles silvestres, y en otras riquezas, y sobretodo en tesoros sarracenos. Los gallegos, pues, se acomodan más perfectamente que las demás poblaciones españolas de atrasadas costumbres, a nuestro pueblo galo, pero son iracundos y litigosos.

La papisa Juana

La historia de la papisa Juana, como tantas otras historias, navega entre la realidad y la leyenda. Y, lógicamente, hay varias versiones. Os contaré una de ellas; espero que la disfrutéis.

El monje Gerbert, predicador en Maguncia [hoy Alemania], tuvo una hija en el año 822, llamada Juana. Juana, lógicamente, creció en un ambiente de monasterios, religiosidad y teniendo fuentes de conocimiento muy cercanas. Para poder seguir accediendo a esa información, decidió hacerse pasar por un hombre. Como hombre fue avanzando en la carrera eclesiástica hasta llegar a ser elegida Papa, con el nombre de Benedicto III.

Se enamoró del embajador Lamberto de Sajonia, y se quedó embarazada. Sin embargo, pudo disimular su embarazo… pero no el parto, que se produjo en una procesión. El gentío, enfurecido, acabó con la vida de Juana.

Gracias, Clara :*

Actualización (2011-06-23):
Y este es el motivo por el que, durante mucho tiempo, se comprobaba si cada nuevo Papa tenía pene y testículos: Duos habet et bene pendentes (Tiene dos, y cuelgan bien).

Juan Pablo II, beato

Como seguramente sabréis, ayer se beatificó a Karol Wojtyla, que fue papa con el nombre de Juan Pablo II. Publico hoy este post porque ayer era el Día de la Madre, y las mamás tienen siempre prioridad :).

Lógicamente, se ha hablado y escrito, alabado y criticado la figura de Juan Pablo II. Aquí os voy a poner algunas frases suyas sobre temas muy diferentes, que creo que nos pueden ayudar a entender el punto de vista de este hombre y de la Iglesia. Seguramente encontraréis algunas muy sorprendentes (las preguntas son mías, las citas -no literales- son de Juan Pablo II):

¿Está la iglesia a favor de la teoría de la evolución o del creacionismo?

El creacionismo es una forma de paganismo; la teoría de la evolución ha demostrado sobradamente que es algo más que una teoría.

¿Debe la religión condicionar la forma de gobernar un estado?

Un estado moderno no puede hacer del ateísmo o de la religión su forma de gobierno.

¿Debería vender la Iglesia sus bienes para dar dinero a los pobres?

Pertenece a la enseñanza y a la praxis más antigua de la Iglesia la convicción de que ella misma, sus ministros y cada uno de sus miembros están llamados a aliviar la miseria de los que sufren cerca o lejos no sólo con lo superfluo, sino con lo necesario.

Este tema -de si la Iglesia debe vender o no sus bienes- es un debate común entre los cristianos (y, curiosamente, entre los no cristianos también) y sin duda daría para un post completo. Posiblemente genera más dinero mantener esos bienes que venderlos, así que quizá la venta no sea una buena forma de ayudar a los pobres.

¿Qué actitud tiene la Iglesia con respecto a la lactancia materna?

En concreto, afirmamos que las madres necesitan tiempo, información y asistencia. Se pretende tanto de la mujer en numerosas sociedades, que no siempre dispone de tiempo para la lactancia y los primeros cuidados. A diferencia de otros métodos de alimentación nadie puede sustituir a la madre en esta actividad natural. Además, la mujer tiene derecho a ser informada correctamente sobre las ventajas de esta práctica, así como sobre las dificultades que presenta en algunos casos. También habría que apoyar y formar adecuadamente a los profesionales de la asistencia sanitaria para que ayuden a las mujeres en estas cuestiones.

He escogido esos cuatro puntos (ciencia, política, economía y lactancia) porque me parecen especialmente interesantes y porque la opinión «oficial» de la Iglesia parece distar mucho de la opinión que la gente de la calle pensamos que tiene la Iglesia.

¿Sabes cómo se llamaba la primera esposa de Adán?

Antes de Eva, Adán tuvo otra esposa que, al parecer, no era tan sumisa como Eva. Una esposa que intentaba hacer valer también su opinión y sus posturas (sí, también esas posturas). Una esposa que acabó abandonando a Adán, y se fue a vivir con Asmodeo y otros servidores, en la zona del Mar Rojo.

Lilith (pintura de John Collier)
Lilith (pintura de John Collier) (de Wikimedia Commons)

Lilith acabó convirtiéndose en una bruja, dedicada a robar el semen de los varones y engendrando hijos con ellos.

Lilith es una figura de origen mesopotámico; aparece también en la tradición judía, y en la Biblia se cita una vez:

Los gatos salvajes se juntarán con hienas y un sátiro llamará al otro; también allí reposará Lilit y en él encontrará descanso.

Me parece fascinante y encantador que la primera mujer decidiera no someterse al varón :). Que la hayan hecho «desaparecer» es también muy significativo.

¿De dónde vienen los nombres de las notas musicales?

Pablo el Diácono fue un historiador y monje benedictino, que nació y vivió en lo que hoy es el Norte de Italia. Compuso un himno a San Juan Bautista:

Ut queant laxis
Resonare fibris
Mira gestorum
Famuli tuorum
Solve polluti
Labii reatum
Sancte Ioannes

La primera sílaba de cada verso pasó a nombrar cada nota musical. Inicialmente sólo había seis: Ut-Re-Mi-Fa-Sol-La; posteriormente se añadió la nota Si. Para facilitar el solfeo, se cambió el nombre Ut por Do.

Gracias a mamá y a Clara 🙂