Archivo por meses: septiembre 2021

El picor y la escala de Scoville

Frente a la eterna duda de los pimientos de Padrón -xa sabemos que uns pican e outros non- o la absoluta certeza que nos ofrece una guindilla se ha hecho necesario crear una escala que de algún modo pudiera, de forma objetiva, establecer cuán picante es un determinado alimento.

El método comenzó siendo un método organoléptico de detección de capsaicina y tiene ya más de un siglo (fue puesto a punto por Scoville en 1912): se diluye el alimento que se quiere evaluar hasta que su picor es indectectable. El número de veces que se necesita diluir indica su valor en esta escala.

Hoy en día se utiliza otro método, no dependiente de si un comité de expertos lo detecta o no, pero se sigue manteniendo el nombre en honor a su creador.

Aquí tenéis la tabla Scoville, tomada de la Wikipedia:

Unidades ScovilleTipo de chile
16 000 000Capsaicina pura
2 800 000-3 180 000Pepper X, Death Strain
1 900 500-2 480 000Dragon’s Breath
1 569 300-2 220 000Carolina Reaper
1 300 000-2 000 000Naga Viper, Trinidad Scorpion Butch T
855 000-1 041 427Naga Jolokia, 7 Pod Chaguanas
350 000-580 000Habanero Savinas Roja
100 000-350 000Ají habanero, Scotch Bonnet,​ Chile dátil, Capsicum chinense
100 000-200 000Locoto o rocoto o manzano,​ chile jamaicano picante, piri piri
50 000-100 000Chile thai, chile malagueta, chile chiltepín, chile piquín
30 000-50 000Pimienta roja o de cayena, ají amarillo, chile tabasco, calabrese, algunos tipos de chile chipotle
10 000-23 000Chile serrano, chile de árbol, algunos tipos de chile chipotle
5000-15 000Chile Campana
5000-8000Variedad de Nuevo México del chile anaheim, guindilla de Ibarra, chile húngaro de cera
2500-5000Chile jalapeño, Pimiento de Padrón
1500-2500Chile rocotillo, Salsa Sriracha
1000-1500Chile poblano
500-1000Chile anaheim
100-500Pimiento, pepperoncini, pimiento banana
0No picante, pimiento verde

La galería de las esculturas y moldes de Versalles

Este rincón de Versalles es un imprescindible para los aficionados al arte. No son obras originales, pero son obras a tamaño real y en un estado de conservación estupendo. Obras creadas a partir de moldes de esculturas clásicas, utilizadas para los estudiantes de arte.

Se encuentra en una de las caballerizas de esa primera ciudad moderna. Mirad qué maravilla, por favor.

Coursera, formación para todos

Coursera (https://coursera.org/) es un sitio web que nos ofrece una amplia variedad de cursos sobre multitud de temas. Os recomiendo echarle un vistazo e incrementar vuestro conocimiento.

Hay dos detalles que me gustaría comentaros:

1. Existen cursos “individuales” que forman parte de un programa mayor (por ejemplo, tenemos unos 8-10 cursos relacionados con diferentes aspectos de la estadística que conforman un programa de Estadística).

2. Podéis obtener un certificado tras hacer los cursos (de pago), pero también podéis cursar de forma gratuita la formación, en este caso, eso sí, sin certificado. Esto (la formación gratuita no certificada) se logra haciendo click en “Audit” cuando entramos en un curso.

Museo Marítimo de Esposende

Esposende es un lugar estupendo al que ir a pasar el día: mar, buena comida, restos arqueológicos y museos. A uno de esos museos, el Marítimo, es al que dedicamos nuestro post de hoy.

Está situado en una antigua casa de socorros, centro especializado en rescate de náufragos, ubicado -lógicamente- muy próximo al mar.

En él se nos cuenta la historia y las historias relacionadas con Esposende y el mar. Artes de pesca, miniaturas de barcos, ropas marineras e incluso figuras religiosas cuya devoción ayudaba a aquellos bravos hombres tienen cabida en el museo.

Si os desplazáis a Esposende, os recomiendo que -además de otros lugares muy interesantes- visitéis este museo, en el que se nos presenta un pasado que nos permite entender mucho mejor el presente.

Sedia-mi eu na ermida de San Simón

A mediados del siglo XIX, en Roma, en la Biblioteca Apostólica Vaticana, fue descubierto por Fernando Wolf un códice de más de doscientas hojas con cantigas gallegoportuguesas. Y, entre ellas, esta joya de Mendiño, del que no tenemos nada más:

Sedia-mi eu na ermida de San Simion
e cercaram-mi as ondas, que grandes son;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

Estando na ermida, ante o altar,
(e) cercaron-mi as ondas grandes do mar;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

E cercaron-mi as ondas, que grandes son;
non ei (i) barqueiro nen remador;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

E cercaron-mi as ondas grandes do mar;
non ei (i) barqueiro, nen sei sei remar;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

Non ei (i) barqueiro nen remador;
morrerei, fremosa, no mar maior;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

Non ei (i) barqueiro, nen sei remar;
morrerei fremosa no alto mar;
¡eu atendendo o meu amigo,
eu atendendo o meu amigo!

Allí, en el corazón de la Ciudad Eterna, unos versos nos recordaban lo que sintió un monje de hace casi mil años en una pequeña isla en la más bonita de las rías.

Bouba y Kiki

O takete y baluba, que viene a ser lo mismo.

En 1929, el psicólogo Wolfgang Köhler presentó unas formas como las siguientes a un grupo de personas (en una zona en donde el castellano era la lengua principal), diciendo que una era takete y la otra baluba. Casi un siglo después, en 2001, se repitió el experimento, pero con los nombres bouba y kiki (en una zona en donde el inglés era la lengua principal).

Y la inmensa mayoría estuvieron de acuerdo en quién era quién. ¿Tú también lo tienes claro?

Necesitamos universitarios

Hemos convertido en demasiado habitual ese discurso de “no merece la pena hacer una carrera”, discurso asentado sobre dos pilares fundamentales: 1) el dinero que gana un universitario no tiene por qué estar por encima del que gana una persona sin carrera y 2) lo que se aprende en la universidad no sirve para nada.

Vaya por delante que este no es un post clasista: conozco a no universitarios mucho más inteligentes -y cultos- que personas con carreras superiores.

Dicho ello, aquí van mis opiniones sobre esos dos pilares:

El dinero que se gana no es necesariamente un reflejo de lo que esa persona sabe o aporta. Bien puede ser que un matemático cobre menos que una persona cuya profesión no implica conocimientos abundantes o complejos. Pero el conocimiento va a ayudar a toda la sociedad… si está preparada. Y esto nos lleva al segundo punto:

Lo que se aprende en la universidad no sirve para nada… si la sociedad -otra vez- no está preparada. Ambas deben apoyarse: sociedad y universidad para que sí sirva. Ambas -todos- saldremos muy beneficiados.

Torre de Pisa (y catedral y baptisterio)

Si el pasado miércoles nos acercábamos a disfrutar del campanile de la catedral de Florencia, hoy viajamos para ver la catedral de Pisa, junto con su baptisterio y su campanile, del que diría -opinión personal- que es el monumento más famoso del mundo: difícil encontrar alguien que no lo conozca.

Aquí tenéis este vídeo de este conjunto que merece una y mil visitas:

Robert Liston, el cirujano veloz

En los duros tiempos anteriores a la invención de la anestesia, la rapidez en las operaciones era un factor crítico. Y aquí, el escocés Robert Liston era el mejor de los mejores.

Os cuento alguna de sus más extraordinarias operaciones:

– consiguió eliminar un tumor escrotal (tumor de veinte kilogramos, que el paciente tenía que llevar en carretilla) en cuatro minutos.

– fue capaz de amputar una pierna en dos minutos y medio; eso sí, con la prisa que imprimía a sus operaciones (incitaba al público a contar el tiempo), amputó pierna y testículos.

– en otra amputación en la que consiguió rebajar ese tiempo, cortó también los dedos de su asistente. Murieron, por sepsis, el enfermo y el asistente; murió, por el shock, un miembro del público.

Estos son algunos de los casos más sorprendentes de este cirujano tan obsesionado por la velocidad que sostenía el bisturí en su boca para dejar sus manos libres.