Las otras leyes mordaza

En España, hace relativamente poco, se aprobó una ley (Ley 4/2015) que fue calificada como “Ley mordaza”; es una ley de seguridad ciudadana criticable más por la dureza de las penas que por las acciones que sanciona. Pero no quería hablaros de esa mordaza, sino de otra todavía más terrible. Es la mordaza que puede ejercer la sociedad sobre ciertas opiniones. Me explico más y mejor: apoyar al PP (por ejemplo) es algo que la sociedad no permite. Haz la prueba: escribe un post, publica en redes sociales o sal con una pancarta a la calle apoyándolos. La ley mordaza de la calle te lo impedirá. Y esta mordaza es -de veras- mucho más efectiva que nuestra famosa Ley 4/2015.

¿Qué opináis? ¿Una sociedad respetuosa debe permitir eso? ¿O, por contra, estas críticas son una demostración de la propia libertad de la sociedad?

La canción más larga del mundo

Dura 1.000 años y comenzó a reproducirse a medianoche del 31 de diciembre de 1999 (es decir, interpretamos que ya el 1 de enero de 2000). Y continuará reproduciéndose hasta que termine el año 2999. En ese momento, comenzará de nuevo. Su nombre es Longplayer y fue creada y compuesta por Jem Finer. Por supuesto, hay tecnología detrás (que hace sonar unos cuencos tibetanos siguiendo seis melodías diferentes, combinándolas).

Longplayer from Longplayer on Vimeo.

Se puede escuchar, en directo, en la web longplayer.org.

La medida de mi madre

Hoy os invito a disfrutar de este precioso poema de Begoña Abad:

No sé si te lo he dicho:
mi madre es pequeña
y tiene que ponerse de puntillas
para besarme.
Hace años yo me empinaba,
supongo, para robarle un beso.
Nos hemos pasado la vida
estirándonos y agachándonos
para buscar la medida exacta
donde poder querernos.

Para ti, mamá. :*

La anilla

Hace ya unos cuantos años -más de una década- leí, en un Mensajero Seráfico (gracias, tía Sedes) este poema que nos invita a reflexionar, y mucho. Fueron mis padres los que me indicaron la presencia de esos versos, así que mi agradecimiento para ellos :*

Medita con humildad
cuando aquí aparques el coche:
si en destreza haces derroche
y alarde en velocidad,
modera tu vanidad
y sírvete de consuelo
que sobre este mismo suelo
cuando llegaba a esta villa
con el cordel, a esa anilla
ataba el burro tu abuelo.

(Este poema -y la anilla- están en Villadiego, en su Plaza Mayor).

Experimento Stuka

De todos es conocido el bombardeo de Gernika, durante la Guerra Civil española. Tras él, Franco pidió a los alemanes que no volvieran a bombardear objetivos civiles (o, al menos, objetivos que no estuvieran en la línea del frente). Desafortunadamente, eso no se cumplió, y cuatro pueblos de El Maestrat, en Castellón, fueron bombardeados. Los niños pensaban -en su inocencia- que lo que soltaban los aviones no eran bombas, sino paja. Ahora se está realizando un documental que pretende mostrarnos la triste realidad de todo aquello.

Tristes guerras, si no es amor la empresa.