¿Eres coherente a la hora de tomar decisiones económicas?

La duda

Entre las alternativas siguientes, ¿qué escogerías?

  1. Me dan 1.000 euros dentro de un año o me dan 2.000 euros dentro de un año y un día: la mayoría preferimos esperar ese año y un día. Son 1.000 euros por esperar un día.
  2. Me dan 1.000 euros hoy o me dan 2.000 euros mañana: la cosa cambia. Ya es posible que prefiramos los 1.000 euros hoy.

¿Veis la incoherencia? Y tú, ¿eres coherente?

Otro par de alternativas:

  1. Una caja de 100 DVD me cuesta 50 € en mi localidad, pero en una localidad cercana, a media hora de coche, me cuesta 25 €. ¿Dónde los compras?
  2. Un frigorífico me cuesta 650 € en mi localidad, pero en una localidad cercana, a media hora de coche, me cuesta 625 €. ¿Dónde lo compras?

¿Qué opción escogerías tú? ¿Eres coherente?

¿Y si los tratamos como si no fueran de la familia?

Hay una situación en la que caemos -creo- todos alguna vez: tratamos mejor a los desconocidos que a las personas de nuestra familia. Si viene un niño de fuera, podemos pasarnos un buen rato jugando con él, pero para los nuestros estamos muy cansados. Si una desconocida nos pregunta algo por la calle, respondemos con toda nuestra amabilidad, pero para nuestra pareja no tenemos palabras tan bonitas.

Así que os propongo y me propongo darle la vuelta a esta situación y pasar a tratar a los nuestros como se lo merecen. Y por supuesto, a los desconocidos los seguiremos tratando bien, cómo no.

Desconocida

Aquella agresión pública

Primeros minutos del año 1988. Una niña de diecinueve años, en los inicios de su carrera artística, es una de las estrellas del programa especial de Fin de Año de TVE (Televisión Española). Un top demasiado pequeño hace que durante gran parte de la canción la cantante tenga que estar más preocupada de cubrirse que de cantar. Y en un momento dado sucede lo inevitable y lo que todos recordamos: uno de los pechos se le salió. Por fortuna, aquel programa no se emitía en directo, sino que se grababa con antelación. ¿Por fortuna? Entre el realizador y el representante de la actriz decidieron que no había problema en aquello, sino todo lo contrario. Y decidieron no ocultarlo, sino mostrarlo con detalle y en cámara lenta, con el visto bueno de Pilar Miró. Por supuesto, sin consultarlo y en contra de la voluntad de la protagonista. Y también -no nos vamos a quedar sin culpa- porque sabían que entre el público aquello iba a ser un éxito.

Veo que los medios de comunicación, aunque nos han contado con detalle este incidente, han pasado de puntillas a la hora de indignarse contra esta agresión machista y sexual que sufrió Sabrina Salerno en ese programa. El hecho de que la decisión se tomara a espaldas de la cantante me ha recordado mucho a la terrible decisión que tomaron Bernardo Bertolucci y Marlon Brando, cuando decidieron violar ante las cámaras a Maria Scheneider.

Treinta años después, si nos preguntan por Sabrina, todavía la recordaremos por aquel incidente, que desde luego ha condicionado gran parte de su carrera (o de su imagen). Treinta años después, si buscamos “Sabrina Salerno” en Google, todavía sale aquella actuación como primer vídeo.

Cabalgatas de Reyes y diversidad

En los últimos días, y a raíz de saberse que en la Cabalgata de Reyes de Vallecas (Madrid) participa una carroza LGTBI, se ha formado un intenso debate sobre el tema.

Antes de dar mi opinión, me gustaría dejar claras dos cosas que creo que son objetivas:

1) la política, siempre la política: al gobernar en Madrid un partido X, los del partido Y aprovecharán para indignarse y poner el dedo en todos los atisbos de llaga que aparezcan. Esto sería igual si gobierno y oposición estuvieran cambiados. Nada nuevo. En la misma línea: desde luego que puede haber personas que se posicionen en uno u otro bando con respecto a este tema solamente por odio al contrario. Nada nuevo, repito.

2) rigor con la Historia (o al menos, rigor con la historia). Ciertamente sobrarían muchos participantes si lo que buscamos es ese rigor, no solamente esa carroza.

Dicho ello, aquí va mi opinión: la Epifanía, la visita de los Reyes Magos al niño Jesús, es un intento de incluirnos a todos, porque esos tres hombres sabios representan a todo el mundo conocido por los escritores de los evangelios. Con esas tres razas (nórdicos, caucásicos, negros) estamos toda la Humanidad representada, es un precioso canto a la diversidad. Nadie podría decir: “oh, los negros no tienen cabida” o “los nórdicos no tenían relación con el Israel del siglo I”. No. Todos incluidos. Es una reafirmación de que nadie se va a quedar marginado por ser diferente, y una enseñanza al público (los pastores) de que, efectivamente, existen otras razas. Es, sobre todo y no me canso de recalcarlo, una celebración de la diversidad.

Creo que no es necesario explicar nada más.

Los Reyes Magos

¿Conoces los libros de Usborne?

Os voy a contar qué cosa tan bonita me pasó el otro día. Aquí en casa nos gustan mucho los libros de Usborne: son formativos y bonitos, además de ser unas ediciones muy bien terminadas. Los conocimos -o eso creía- con Dani, y desde entonces son un referente habitual a la hora de regalar, regalarnos y recomendar. Os invito a visitar su web y echar un vistazo.

Pero os sigo contando. Hace ya muchos años (unas cuatro décadas) mi querida madre me regaló un libro maravilloso: “El libro de los niños. La tierra”, se llamaba. Me ha acompañado siempre y ahora lo disfrutan los niños. Un libro asombroso para unos ojos en permanente asombro. Pues -lo estáis adivinando, ¿verdad?- imaginaos mi sorpresa cuando, casi sin querer, me di cuenta de que ese libro también era de Usborne. Así que realmente no los descubrí con Dani… sino mucho antes en el tiempo. Eso no hizo más que reforzar mi admiración por esa editorial, por supuesto.

El libro de los niños: La tierra (Usborne)

¿No sabes qué regalar? Prueba con los juegos de Devir.

Seguramente ya los conocéis (y más aún si seguís este blog): nos encantan los juegos de Devir; ofrecen siempre una puerta abierta hacia la agilidad mental, el razonamiento, el buen comportamiento con los compañeros de juego y el viaje a mundos maravillosos. Una combinación inmejorable, ¿verdad?. Para colmo de bienes, tienen juegos que son para todas las edades e invitan a jugar en familia. Y vienen con un dato que nos parece muy útil en casa: la duración estimada de cada partida. Si no sabes qué regalar, estoy casi seguro que habrá un juego de Devir apto para esa persona. Te recomiendo algunos:

  • Carcassonne: nuestro favorito. Viajamos a la Edad Media y tenemos que construir -junto con el resto de compañeros- una ciudad. Y situar a los caballeros, granjeros o monjes en donde consideremos. Como otros juegos de la casa, cuenta con extensiones.
  • Catán: materias primas, rutas comerciales marítimas y terrestres, vías de comunicación y poblados. Todo sucede en la isla de Catán. También cuenta con extensiones.
  • ¡Galletas!: Hemos hablado en el blog de este juego estupendo para mayores y pequeños. Gana el de mayor agilidad mental.
  • 1, 2, 3: Hemos hablado en el blog de este juego, también muy adecuado para todas las ideas. Gana el de mejor memoria visual. Siempre pierdo en las divertidas partidas que echamos en casa.
  • Miguel Strogoff: ¿Conseguirás ser el primero en llevar el correo del Zar a su destino, superando los peligros encontrados por el camino? Una adaptación estupenda de la novela de Jules Verne en uno de los juegos más esperados. Verdaderamente apasionante si os gustan las aventuras*.
  • Las montañas de la locura: Los jugadores tendrán que cooperar para conseguir escalar la montaña, pero con una dificultad añadida: lo que el juego llama “locuras”, que pueden ser cualquier cosa (ponerte un dedo a modo de bigote, no poder hablar, tener que levantarte de la mesa, hablar como congelado de frío…) Desde luego, promete diversión. Y, por supuesto, sin ánimo alguno de atacar o humillar a quienes padecen alguna enfermedad mental (desde aquí habríamos recomendado otro nombre al juego, por respeto). Dicho ello, diversión asegurada, como decimos*.
Miguel Strogoff, de Devir

Y si no os convence ninguno de estos (o si ya los tenéis) hay muchísimos más, que podéis conocer en la página web de Devir.

(*) Todavía no hemos jugado a este juego.

Comenzamos otro año

Y otra vez los buenos propósitos y demás. Os proponemos desde aquí algo mucho más sencillo: en lugar de grandes propósitos anuales, ¿qué tal un propósito más pequeño, pero que debe cumplirse en este primer mes del año? Sugerimos alguno:

  • Leer cuatro libros.
  • Escribir un post al día en tu blog (o comenzar un blog).
  • Mejorar tu inglés.
  • Aprender a dibujar.
  • Aprender un nuevo lenguaje de programación.
  • Colaborar con una ONG de tu interés.
  • Hacer ejercicio durante todos los días del mes.

Concierto de Navidad, Amancio Prada

Amancio Prada es la forma más placentera (de todas las formas llenas de placer que hay) de acercarse a las cumbres de nuestra poesía. El pasado martes 19 [Diciembre 2017] tuvo lugar este concierto que RTVE emitió unos días después. Lo comparto con vosotros para que lo disfrutéis una y mil veces. Echo de menos, por supuesto, que no aparezcan los comentarios de Amancio, esos comentarios siempre tan bellos que no se sabe si son el marco para la música que vendrá después o si es la música el marco a las palabras de Amancio.

Por supuesto todas las obras son bellísimas, pero si tuviera que elegir una, me quedo con el Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz, que me ha transportado a aquella grabación de hace ya casi treinta años en la incomparable iglesia mozárabe de San Miguel de Escalada (Gradefes, León). Una grabación que ha acompañado muchas de mis tardes de estudio y lectura.

Misterio

Esta fotografía forma parte de un reto que me ha propuesto mi admirado Manuel Prieto. Una fotografía en blanco y negro cada día, durante siete días seguidos. Sin personas. Sin explicaciones. De mi vida cotidiana. Aquí está la séptima. 7/7.

Misterio

No han sido siete días seguidos, pero me ha encantado hacerlo.

¡Muchas gracias, Manuel!

Exin Castillos, New Generation

No me cuesta ningún esfuerzo. Cierro los ojos, retrocedo cuatro décadas en el tiempo, y me veo jugando con el Exin Castillos. Construyendo -pidiendo ayuda a papás si alguna pieza está muy dura- e imaginándome mil aventuras en aquellos mundos medievales. Las almenas, los muros, los tejados, la bruja -qué miedo-, el foso, las puertas. Estoy seguro de que quienes hemos jugado al Exin Castillos vemos de forma diferente esa época de la historia y que percibimos diferentes sensaciones cuando tenemos la suerte de visitar un castillo.

Así que podéis imaginar mi ilusión y emoción cuando me enteré de que Exin Castillos New Generation ha asumido la ardua tarea de retomar aquellos juegos y aquellas sensaciones para que ahora nuestros niños (ejem, también los papás) disfruten con lo que nosotros disfrutamos. Esta empresa se dedica tanto a crear nuevas piezas como a vender piezas antiguas, de segunda mano (todo ello perfectamente explicado en su web y en su sistema de compra). Os invitamos a echarle un vistazo. Veréis que se pueden comprar tanto piezas sueltas (puentes levadizos, ladrillos, rosetones, portadas) como un pack que han bautizado como “Exin Castillos NG I”, primer castillo de una saga que puede ser de ensueño.

Exin Castillos NG I

Hemos decidido sortear, en Facebook, este pack. Un “Exin Castillos NG I” (¡gracias, Exin Castillos NG!) que sortearemos entre nuestros seguidores en Facebook que cumplan las siguientes condiciones:

  • Ser seguidor en Facebook de Exin Castillos NG.
  • Ser seguidor en Facebook de El Cartapacio de Gollum.
  • Comentar este status en el que hablamos del Exin Castillos New Generation.
  • Poder recibir el regalo en una dirección de España peninsular (bien siguen sabiendo los dioses cuánto lamento esta restricción) o, si no es así, hacerse cargo de los gastos de transporte, aduanas o cualquier otro que pueda surgir en relación con el envío.
  • Participar antes del 5 de enero de 2018, incluido (fecha de España Peninsular).

Algunos enlaces interesantes, para ir abriendo boca: