Mes de Mayo (Poesía en Mayo, 10)

Ojo celeste del día
abre pestañas de sol.
La tierra, mojada y fresca,
traje verde se vistió.
El río amarra los juncos
con transparente listón
y ensaya la rama erguida
danzas que al viento aprendió.
A la orilla del camino
y bajo el árbol de olor
asoma el jacinto tierno
su frágil cáliz temblón.
Vuela la abeja ambarina,
zumba ellerdo moscardón
y la ranita de invierno
redobla ya su tambor.
¿Quién borda el primor
sencillo del encendido festón
que en la loma y en el llano
multiplica su color?
¿Quién esponja el buche rubio
del pajarillo cantor?
¿Quién encumbra, sin temores,
el ala fina y veloz?
¿Quién mece a las olas niñas
en su cuna tornasol?
¿Quién traza sobre la playa
dibujos de caracol?
¿Quién pinta la mariposa
con polvillo del fulgor?
¿Quién mueve el resorte oculto
del vibrante picaflor?
Mayo baja de las nubes
jubiloso y juguetón.
¡Trae manojos de besos
y cantos de lluvia y sol!
Claudia Lars

El nombre de la víctima de La Manada

Como sabréis, cuando comenzamos a escribir una cadena de búsqueda en Google, el buscador nos sugiere opciones, basándose en lo que más busca la gente.

Lo peor es que no nos extraña, ¿verdad? Tercer “castigo” para esta persona, después de los Sanfermines y de la sentencia.

Me gustaría aprovechar para llevar esta reflexión: ¿qué pasa si yo utilizo algoritmos que den información -en principio privada- a base de recopilar información pública? ¿Qué opináis? Se me ocurre una bastante sencilla: publicar el dinero que tiene una persona utilizando la información que esa persona muestra en redes sociales, la información que Google nos devuelve de ella, o incluso la que aparece en boletines oficiales. De su ética no tenemos demasiadas dudas, pero ¿qué me decís de su legalidad?

Si has llegado hasta aquí buscando el nombre de esa persona, puedes irte tranquilamente, ya que aquí no vas a encontrar esa información.

Puzzle de Desembarco del Rey, de Eleven Force

¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que hiciste un puzzle con tus hijos? Una actividad de este tipo es un plan ideal para disfrutar de una bonita tarde con los seres queridos. Eleven Force nos ofrece este estupendo puzzle tridimensional de Desembarco del Rey que hará las delicias de quienes gusten de los castillos y de épocas pretéritas, no digamos ya de los incondicionales de Juegos de Tronos.

Este puzzle nos garantiza unas cuantas horas de trabajo en común y el resultado, además de decorativo, servirá para que los pequeños den rienda suelta a su fantasía imaginando mil y una historias en la ciudad. Mente en marcha mientras hacemos el puzzle, mente en marcha una vez terminado. ¿Podemos pedir más?

Hemos decidido sortear, en Facebook, un ejemplar de este puzzle (¡gracias, Eleven Force!) entre nuestros seguidores en Facebook que cumplan las siguientes condiciones:

  • Ser seguidor en Facebook de Eleven Force.
  • Ser seguidor en Facebook de El Cartapacio de Gollum.
  • Comentar este status en el que hablamos del Puzzle de Desembarco del Rey.
  • Poder recibir el regalo en una dirección de España peninsular (bien saben los dioses cuánto lamento esta restricción).
  • Participar antes del 20 de mayo de 2018, incluido (horario de España Peninsular).

El sorteo es un sorteo privado y no se realizará ante notario. Aclaramos esto porque en un sorteo pasado se nos reclamaron certificados o similares. No existirá tal cosa, así que preferimos informar para evitar malentendidos. Gracias por comprenderlo.

Em Maio (Poesía en Mayo, 9)

Já não há mais razão para chamar as lembranças
e mostrá-las ao povo
em maio.
Em maio sopram ventos desatados
por mãos de mando, turvam o sentido
do que sonhamos.
Em maio uma tal senhora Liberdade se alvoroça
e desce às praças das bocas entreabertas
e começa:
“Outrora, nas senzalas, os senhores…”
Mas a Liberdade que desce à praça
nos meados de maio,
pedindo rumores,
é uma senhora esquálida, seca, desvalida,
e nada sabe de nossa vida.
A Liberdade que sei é uma menina sem jeito,
vem montada no ombro dos moleques
ou se esconde
no peito, em fogo, dos que jamais irão
à praça.
Na praça estão os fracos, os velhos, os decadentes
e seu grito: “Ó bendita Liberdade!”
E ela sorri e se orgulha, de verdade,
do muito que tem feito!
(Oswaldo de Camargo)

La canción de Flor de Mayo (Poesía en Mayo, 8)

Flor de Mayo, como un rayo
de la tarde, se moría…
Yo te quise, Flor de Mayo,
tú lo sabes; ¡pero Dios no lo quería!

Las olas vienen, las olas van,
cantando vienen, cantando irán.

Flor de Mayo ni se viste
ni se alahaja ni atavía;
¡Flor de Mayo está muy triste!
¡Pobrecita, pobrecita vida mía!

Cada estrella que palpita,
desde el cielo le habla asi:
«Ven conmigo Florecita,
brillarás en la extensión igual a mí.»

Flor de Mayo, con desmayo,
le responde: «¡Pronto iré!»

Se nos muere Flor de Mayo,
¡Flor de Mayo, la Elegida, se nos fue!

Las olas vienen, las olas van,
cantando vienen, llorando irán…

«¡No me dejes!», yo le grito;
«¡No te vayas, dueño mío:
el espacio es infinito
y es muy negro y hace frío, mucho frío!»

Sin curarse de mi empeño,
Flor de Mayo se alejó,
y en la noche, como un sueño,
misteriosamente triste se perdió.

Las olas vienen, las olas van,
cantando vienen, ¡ay cómo irán!

Al amparo de mi huerto
una sola flor crecía:
Flor de Mayo, y se me ha muerto…
Yo la quise, ¡pero Dios no lo quería!
Amado Nervo

Mayo primaveral (Poesía en Mayo, 7)

Mayo primaveral
te ves muy engalanado
eres la puerta triunfal
a tantos días floreados.

Quinto mes del calendario
el rey de los aromas
ya por todo el vecindario
todas las flores se asoman.

Días esplendorosos
nos depara el mes de Mayo
ya los árboles frondosos
visten de flores sus tallos,

Es el mes de la frescura
mes de la primavera,
siempre alegre lo saluda
la fresca y tierna pradera.

Mayo mes florecido
inspiración de cantores
apenas hoy has venido
y ya todo, me huele a flores.
Alejandro José Díaz Valero

El trato a nuestros mayores

Tengo la sensación -no es la primera vez que lo comento- de que vivimos en una sociedad que está cada vez más alejada de los niños y de los ancianos y que es absolutamente incapaz de entender los comportamientos propios de esos grupos de edad. Así que acaba calificando con el nombre de enfermedades lo que es parte de un proceso normal, si se me permite utilizar esa palabra: que un niño sea muy movido o que un anciano tenga lagunas de memoria no deberían ser motivos de alarma, en mi opinión.

Como sabéis, en este blog suelo hablar mucho de nuestros pequeños, pero hoy quiero centrarme en quienes han recorrido su camino, nuestros antecesores en este bonito río de la vida. Somos lo que somos gracias a ellos, y podemos seguir aprendiendo de su sabiduría, pero optamos por apartarlos de nuestras vidas -como no producen y nosotros tenemos que trabajar, pagamos a otras personas para que se ocupen de ellos-, impacientarnos con sus despistes e incluso ridiculizarlos o alterarnos si no tienen nuestra agilidad mental o física. Como sucede con nuestro trato con los niños, también tenemos muchísimo que cambiar de nuestro trato con los mayores, ese otro tesoro que nos regala la vida.

Maio longo (Poesía en Mayo, 6)

Maio longo… maio longo,
todo cuberto de rosas,
para algús telas de morte;
para outros telas de vodas.
Maio longo, maio longo,
fuches curto para min:
veu contigo a miña dicha,
volveu contigo a fuxir.
Rosalía de Castro

A Juan Ramón Jiménez (Poesía en Mayo, 5)

Era una noche del mes
de mayo, azul y serena.
Sobre el agudo ciprés
brillaba la luna llena,
iluminando la fuente
en donde el agua surtía
sollozando intermitente.
Sólo la fuente se oía.
Después, se escuchó el acento
de un oculto ruiseñor.
Quebró una racha de viento
la curva del surtidor.
Y una dulce melodía
vagó por todo el jardín:
entre los mirtos tañía
un músico su violín.
Era un acorde lamento
de juventud y de amor
para la luna y el viento,
el agua y el ruiseñor.
«El jardín tiene una fuente
y la fuente una quimera…»
Cantaba una voz doliente,
alma de la primavera.
Calló la voz y el violín
apagó su melodía.
Quedó la melancolía
vagando por el jardín.
Sólo la fuente se oía.
Antonio Machado