La rendición de Breda, de Velázquez

Es, junto con Las Meninas, el cuadro más famoso del mejor pintor de todos los tiempos. Quizá sería el más famoso del mundo si La Gioconda nunca hubiera sido robada.

Las tropas españolas ha recuperado la estratégica ciudad de Breda, el general Ambrosio de Spínola impide que Justino de Nassau se arrodille en el momento de entregarle la llave, mientras en el fondo todavía se puede observar un humo que nos cuenta que la batalla es muy reciente. A la derecha de todo podemos ver al propio Velázquez, mirándonos -no es el único que lo hace. Ocupando la parte derecha, un inconfundible fondo de lanzas (que también dan nombre al cuadro). Y el caballo, que parece recién cepillado, ¿no es perfecto?

Abajo a la derecha, el lugar para firmar. Don Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, tras ver la perfección de su obra, decidió que, por supuesto, no era necesario firmarlo (no es la única vez que hace tal cosa). No era necesario firmarlo, ni siquiera en este caso, en el que formaba parte de una colección de doce cuadros hecha por otros tantos autores.

Puedo decir con orgullo que hubo un momento en el que yo era la única persona del universo contemplando este cuadro. Y otro momento, aún más maravilloso, en el que Clara y yo éramos las únicas dos personas contemplándolo. Qué lujo.

Museo del Prado, Sheila Blanco, Vivaldi y el verano

Lo estábamos esperando y al fin llegó. Ya tenemos aquí el vídeo de esta bonita colaboración entre Sheila Blanco y el Museo del Prado. Toca comienzo de verano, y toca poder disfrutar de las obras de los principales artistas sin tener que recorrer todo el museo, ya que están agrupadas por esta situación tan única que estamos viviendo. Os invito a recorrer este museo siguiendo la voz de Sheila Blanco.

Velázquez, el Ministerio del Tiempo, las Meninas y el Trap

El Ministerio del Tiempo es una serie que descubrí gracias a Clara y que nos va dejando momentos únicos, de los que hacen historia (nunca mejor dicho). El hilo argumental de la serie nos cuenta que en España hay un ministerio con capacidad para viajar en el tiempo y resolver situaciones transcurridas hace años, décadas o siglos.

Pero como cada miércoles procuro traer algo relacionado con el arte, hoy os comparto una maravillosa escena que nos dejó esta serie. El gran Velázquez, una de las absolutas estrellas de la serie, se da una vuelta por el Museo del Prado, dirigiéndose a la sala que alberga sus Meninas mientras escucha la música Velaske, ¿yo soi guapa?, una creación de Christian Flores (DJ Velazke), que saltó a la fama en Internet hace unos años (y que debo decir, honestamente, que no recordaba hasta que volví a verlo).

Os dejo la escena de El Ministerio del Tiempo.

Y también la obra de DJ Velazke:

Y para que las disfrutéis, he aquí esta obra cumbre, que merecerá algún post más detallado.

Sheila Blanco y el Museo del Prado

Si hace unas semanas hablábamos de los maravillosos bioclassics de Sheila Blanco, hoy damos un paso más: en una colaboración con el Museo del Prado, nuestro bioclásica de cabecera nos cuenta la biografía de Goya; eso sí, con música de Beethoven.

Y, en lo que creo que es una serie que comienza con la Primavera (corregidme si estoy equivocado y ya tenemos alguna estación más), esta otra preciosidad. Con Vivaldi, claro:

La fragua de Vulcano, de Velázquez

De Diego Velázquez – [2], Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=15587792+

Vulcano, dios del fuego, esposo de Venus, está trabajando en su fragua junto con sus ayudantes cuando Apolo, dios del Sol, irrumpe en la misma para comunicarle lo que era un secreto a voces: Venus y Marte son amantes. Se le ha dado también la interpretación de que son las artes mayores visitando (y demostrando su superioridad) sobre las artes menores.

Esta brillante (¿cuál no lo es?) obra de don Diego Rodríguez de Silva y Velázquez se encuentra en el Museo del Prado y fue creada en Roma en 1630. He seleccionado algunos detalles que me parecen dignos de destacar.