Archivo de la etiqueta: felipe v

Luisa Isabel de Orleans, la otra reina loca

Antes de comenzar el post, quiero destacar que cualquier enfermedad mental debe ser tratada y que el paciente merece todo el respeto. Sin estigmas. 

El rey Luis I de España, hijo de Felipe V y titular del reinado más breve de nuestra historia, se desposó con la francesa Luisa Isabel de Orleans, a la que rápidamente en la corte -sobre todo la esposa de Felipe V, Isabel de Farnesio-, tacharon de loca por sus costumbres y actuaciones.

Algunas de ellas son difícilmente explicables, pero bien podrían ser rebeldías entendibles en una adolescente que vivía fuera de su mundo y de su ambiente: pasear desnuda, subirse a los árboles, limpiar compulsivamente (en ocasiones, con su propia ropa), no querer tocar la comida y luego darse empachos son algunos ejemplos.

Pero esta reina loca se mantuvo al lado de su esposo cuando enfermó de viruela -contagiándose ella misma- y fue su compañía constante hasta la muerte del rey.

Hemos sido muy dados a calificar de locura -y a intentar ofender con ello- cada vez que un comportamiento no se ajustaba a lo esperado. Dicho ello, bien pudiera ser que esta joven reina padeciera alguna enfermedad mental, agravada por las circunstancias.

De Jean Ranc – https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/luisa-isabel-de-orleans-reina-de-espaa/9c7b5c88-522b-461b-a7f4-19814316ad6b, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=91223193

La Granja de San Ildefonso (Segovia)

A pocos kilómetros de la capital nos encontramos con esta localidad famosa por ese palacio en las nubes que despertaba la admiración de la nobleza europea. Esta localidad lo tiene todo para ser un destino magnífico, tanto para pasar el día como para disfrutar de un fin de semana completo, por ejemplo.

Vamos a hacer un pequeño recorrido por lo que me parecen los lugares más significativos del Real Sitio:

  • El palacio: construido por y para Felipe V (primer borbón rey de España). Es visitable, en su basílica se encuentran los restos mortales de Felipe V y de Isabel de Farnesio; os recomiendo la visita guiada. Conoceréis casi de primera mano cómo era la vida en aquella corte, y en las cortes siguientes, ya que ese palacio ha sido el palacio de verano de la monarquía española desde entonces. Un detalle que me parece importante: no dejéis de mirar y admirar la increíble escultura La Fe velada, de Corradini.
  • Los jardines y sus fuentes: una extensión enorme para pasear, correr, disfrutar y respirar naturaleza e historia. Estos jardines, imitación del Versalles del que venía el rey Felipe, albergan un conjunto de fuentes que merecen, por sí solas, la visita. Las fuentes representan escenas mitológicas y, desde luego, aun siendo maravillosas siempre, multiplican su belleza cuando corren (cuando funcionan, para los no segovianos). Os recomiendo que os enteréis antes, para hacer coincidir vuestra visita con ese espectáculo.
  • El bosque y El Mar: llega un momento en el que los jardines dejan de serlo para convertirse, directamente, en bosque. También un paraje de ensueño. Y, más arriba, el llamado Mar: un gran estanque cuyo contenido se utiliza para alimentar las fuentes, usando la fuerza de la gravedad.
  • El museo de tapices: adosado al propio palacio se encuentra este Museo, en donde podemos apreciar verdaderas obras de arte en forma de tapiz. Nos resultó especialmente reseñable una sucesión de tapices análogos en los que van cambiando, de un tapiz al siguiente, los protagonistas.
  • La Real Fábrica de Cristales: el cristal de La Granja gozaba de fama en todo el estado. Aquí se puede apreciar el proceso de fabricación de objetos de cristal.