Albión (no necesariamente pérfida)

Albión es el nombre más antiguo con el que se conoce la isla de Gran Bretaña. Procede del griego antiguo Ἀλβίων, y muy posiblemente tiene que ver con los acantilados blancos de Dover.

Las primeras referencias a esta palabra son muy antiguas, datando del siglo VI a.C.

Pero también hemos hablado de pérfida. Se solía citar al gran periodista Matías Prats (padre), refiriéndose a la selección inglesa como la pérfida Albión. Según sus propias palabras, jamás usó ese calificativo para referirse a Inglaterra o Gran Bretaña; sí usó la palabra Albión.

Pero si Matías Prats nunca lo usó, no podemos decir que el resto de españoles fuimos igual de respetuosos: en numerosas ocasiones (desde hace siglos, seguramente coincidiendo con la injusta derrota de la Armada Invencible) se ha usado la expresión pérfida Albión para poner en su sitio a los malvados ingleses. Hay cierto tono irónico en este párrafo, aclaro.

La alianza entre países más antigua y todavía en vigor

Al final de la primavera del año 1373 (13 de junio) se firmó el Tratado Anglo-Portugués entre el rey Eduardo III de Inglaterra y los reyes Fernando I y Leonor de Portugal. Se firmó un tratado de amistad, unión y la alianza perpetua entre ambos.

Y sigue vigente. No siempre han sido todo rosas entre ambos, pero sí podemos decir que, a lo largo de estos ya muchos siglos, se ha mantenido esa relación, y con múltiples beneficios para los dos países.

Por muchos siglos más, queridos vecinos.