El arte prehistórico en cómic, de Éric Le Brun

El dibujante de cómic Éric Le Brun nos acerca, usando su talento y su habilidad, el arte prehistórico en su serie de cómics «L’art préhistorique en Bande Dessinée».

Estos tres cómics abarcan unos 25.000 años de Prehistoria. El primer cómic se ubica en el periodo Auriñaciense, el segundo en el Gravetiense y el tercero en el Magdaleniense.

Debo decir que gracias a estos comics he humanizado más que nunca a nuestros antepasados, así que solamente por ese detalle ya merece la pena acercarse a esta colección.

Por ahora solamente están en francés, pero eso no ha sido un problema para poder disfrutarlos. Así que os animo a que los consigáis (por ejemplo, en la propia editorial).

O povo é quem mais ordena

Hoy me he llevado -y espero que vosotros también- una preciosa bofetada en la cara de mi soberbia, gracias a un vídeo en el que un periodista interroga a un trabajador sobre a quién va a votar. Tras la respuesta del trabajador, el ¿periodista? empieza a cuestionar la opinión del trabajador, preguntándose que cómo es posible que alguien como él vote a ese partido.

Y sí, yo también he pensado muchas veces que cómo es posible que ciertas personas voten a partidos que -en mi opinión- no defienden para nada sus intereses. Pero realmente, ¿somos alguien para cuestionar eso, somos alguien para cuestionar las opiniones o el punto de vista de otros? ¿Es nuestro punto de vista -fruto, oh, de nuestra sublime inteligencia- el único válido?

En el mencionado vídeo el trabajador argumenta punto por punto por qué su voto irá dirigido a ese partido. El asombro del periodista desde su pedestal se va incrementando gradualmente.

He pensado, viendo el vídeo, que todavía estamos en primero de democracia y no nos damos cuenta de que deben ser las personas (con sus ignorancias y sabidurías, con sus filias y sus fobias) quienes elijan a sus gobernantes, y no nuestro perfecto, informado y clarividente criterio. Curiosamente, ha coincidido hoy ser 25 de Abril.

O povo é quem mais ordena.

Y sí, si me preguntáis, estoy en desacuerdo en casi todos los puntos que esgrime el trabajador en el mencionado vídeo. Pero defenderé siempre su derecho a poder decirlo sin ser cuestionado.


Los esclavos ¿inacabados? de Miguel Ángel

Dentro de la abundante obra escultórica de Miguel Ángel nos encontramos con algunas esculturas que se consideran no acabadas. En sí mismo esto ya es una riqueza, puesto que nos permite observar cómo el maestro afrontaba sus creaciones.

Sin embargo, recientemente he leído una teoría (primera vez para mí) que me ha resultado muy interesante. Nos cuenta que realmente no son obras inacabadas, sino que están representando a los esclavos encadenados de algún modo al suelo, sin libertad para poder escapar de ese cautiverio. En algunos casos, incluso sin cara, haciéndonos ver que no son nada, que no son nadie. Lo que sí se aprecia claramente es su cuerpo y musculatura, lo único realmente útil de aquellos esclavos.

¿Qué os parece esta teoría?

Esclavo atlante


De Anónimo – Гнедич. «История искусств», Dominio público, Enlace

Pick-a-foca, de Devir Iberia

Hoy os presentamos otro juego de Devir Iberia, muy práctico para viajes, campings y demás; su caja ocupa muy poco, aunque viene bien tener algo (no demasiado) de espacio en la mesa. Las cartas que componen este juego son muy similares entre sí, pero con pequeñas diferencias: la foca puede ser grande o pequeña, pueden vérsele dos brazos o solamente uno, puede tener o no antifaz, puede estar comiendo o no, puede ser verano o invierno.

Repartimos una carta a cada jugador y colocamos sobre la mesa una cantidad de cartas que consideremos razonable para el tiempo del que disponemos y la edad de los participantes. 

Cuando se da la “salida” debemos ponernos a buscar una carta que sea, o igual que la que tenemos, o presente como mucho una diferencia. Una vez la encontramos, pasa a ser nuestra carta de referencia, y debemos pasar a repetir la operación (buscar otra carta igual o como mucho con una diferencia). 

Devir nos ofrece otros juegos parecidos (Pick-a-Oso Polar, Pick-a-Cerdo, Pick-a-Perro) con la misma dinámica y que puede ser combinado con el actual para aumentar la complejidad y el número de jugadores.

Jenga, de Toys of Wood Oxford

Conocimos el juego del Jenga hace ya unos cuantos años, de la mano de Nacho y Marimar. En Toys of Wood Oxford han preparado uno, con su calidad habitual.

Para quien no conozca el juego, se trata de formar una torre inicial y luego, por turnos, ir retirando pieza a pieza. Opcionalmente la pieza retirada se puede colocar encima de la torre. Aquel que provoca el desplome de la torre es el perdedor. Y el ganador es el último en hacer un movimiento que no provoque desplome.

Adicionalmente cada pieza está numerada, lo cual puede proporcionar nuevas variantes del juego (por ejemplo, ir sacando las piezas siguiendo el orden par-impar). 
Lo hemos pasado estupendamente jugando al Jenga. Aunque yo he perdido, para deleite de mis pequeños. :))