Una palabra en código para salvarlos a todos

Este es un pequeño consejo que considero muy importante compartir. Se trata de establecer entre tus hijos y tú una expresión que, siendo normal y pudiendo formar parte de una conversación, signifique el hijo pide ayuda. Puede ser cualquier cosa, desde «me he dejado la televisión encendida» hasta «el próximo domingo iremos al zoo». Si esa expresión aparece en una conversación con nuestros hijos, significa que hay que actuar y necesitan nuestra ayuda.

«Mamá, ¿me puedo quedar a dormir esta noche en casa de mi amiga? ¡Se van a quedar todos, déjame, por favor! Por cierto, ¿puedes revisar si me dejé la televisión encendida?» nos debería alertar y saber que la respuesta tiene que ser «No, ni hablar, hija; vuelve ya o, si lo prefieres, te iré a buscar».

Publicado en Educación | Etiquetado , , | Deja un comentario

Madrigal de las Altas Torres, en Ávila (Castilla y León, España)

Conocido principalmente por ser el lugar de nacimiento de la reina Isabel la Católica (Isabel I de Castilla), esta localidad de la provincia de Ávila, de tan bonito -y rimbombante nombre- goza de una rica historia (su independencia data de 1017, hace más de mil años) y de un riquísimo patrimonio artístico, tanto civil como religioso.

Publicado en El Cartapacio | Deja un comentario

Noche oscura, de San Juan De la Cruz

En una noche oscura,
con ansias, en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.

A oscuras y segura,
por la secreta escala, disfrazada,
¡oh dichosa ventura!,
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía,
sino la que en el corazón ardía.

Aquésta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
a donde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

¡Oh noche que guiaste!,
¡oh noche amable más que la alborada!,
¡oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.

Quedeme y olvideme,
el rostro recliné sobre el Amado;
cesó todo y dejeme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.
Publicado en Poesía | Deja un comentario

Acertijo del viernes (1 de marzo de 2024)

Descansando bajo la unión, son los últimos testigos del ataque a la Concepción.

Publicado en El Cartapacio | Deja un comentario

No compres personas

Decir que las mujeres tienen derecho a venderse es ocultar que los hombres tienen derecho a comprarlas.

Françoise Héritier
Publicado en El Cartapacio | Deja un comentario

Monumenta Italia

La falta de homenajes escultóricos a mujeres ha provocado esta iniciativa que pretende denunciar dicha ausencia. Falta de homenajes a mujeres reales, desde luego, porque sí tenemos numerosas esculturas dedicadas a alegorías o personificaciones: la esperanza, las musas, las artes.

Olvido monumental, en todo su sentido, es lo que sucede en Italia, en donde se centra este proyecto; por desgracia, no solamente sucede en Italia.

Publicado en Arte, El Cartapacio | Deja un comentario

La logística tras el disparo de un cañón

Para quienes nuestro único contacto con la guerra han sido -por fortuna- películas, libros o documentales, el proceso de disparo de un cañón se nos hace más sencillo de lo que realmente es.

En la última obra de Ken Follett, La armadura de la luz, se nos describe con detalle este proceso, y se nos cuenta que el comandante era el encargado de apuntar y de decidir el momento del disparo. Un soldado se encargaba de limpiar el interior del tubo, para evitar ascuas que pudieran provocar un encendido prematuro. Este mismo soldado también se encargaba de presionar con fuerza la bala contra el fondo, una vez que otro soldado la había metido en el interior del cañón. Otro soldado introducía una varilla en el fogón y llenaba con pólvora el recipiente para ello.

No es poco jaleo para un solo cañón, ciertamente. Finalmente, se nos aclara que es conveniente dejar libres dos metros por detrás del cañón. Para no morir con su retroceso.

Gracias por el nivel de detalle, apreciado Ken.

Publicado en Historia, Literatura | Deja un comentario

De buenos padres y crianzas difíciles

La crianza solamente es difícil para los buenos padres.

Hace unos días leí esta frase en redes sociales y, aunque nunca había reparado en ello, creo que refleja una realidad más que evidente. Criar bien en esta sociedad es una tarea agotadora.

Y se me podría preguntar que qué entiendo por criar bien, como si tal cosa fuera algo plenamente subjetivo: criar bien implica respetar, cuidar, amar, permitir equivocarse, implica no buscar la obediencia ciega, implica no amaestrar, sino educar.

No olvidemos que no queremos niños buenos: queremos adultos buenos.

Publicado en Crianza | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Pasea Madrid, descubriendo lo mejor de Madrid

De mi debilidad por Madrid, a la que tantas cosas debo, ya he hablado en muchas ocasiones en este vuestro blog. Es Madrid una ciudad maravillosa que, además, ha tenido una influencia determinante en mi vida a nivel profesional y personal.

Os presento hoy la cuenta de Instagram @pasea_madrid (de Álvaro Martínez), en donde nos descubren rincones de todo tipo que conviene conocer a quienes viven allí y a quienes visitamos esa ciudad única. Gastronomía, arte, historia y curiosidades componen esta cuenta obligatoria si os interesa Madrid.

<ul class="links">
<li><a href="https://www.instagram.com/pasea_madrid/" target="_blank">@pasea_madrid</a> (en Instagram)</li>
</ul>
Publicado en Madrid, Turismo, Viajes | Deja un comentario

Tengo miedo a perder la maravilla, de Federico García Lorca

Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua y el acento
que me pone de noche en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas, y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío.

No me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi Otoño enajenado.

Este delicioso soneto de Lorca nos desvela el miedo sincero, por parte del amante, de perder a su amor.

Publicado en Literatura | Etiquetado , , | Deja un comentario