70 años de reinado

No es -por ahora- el reinado más largo, ya que Luis XIV reinó desde el 14 de mayo de 1643 hasta el 1 de septiembre de 1715 (72 años y 110 días); el del Rey Sol es el reinado más largo, si tenemos en cuenta las fechas que se conocen con certeza. No es el más largo, pero ya está cerca. El 6 de febrero de 2022 se cumplieron 70 años de reinado de Isabel II.

En este montaje que circula por Internet (desconozco quién fue su creador y agradecería saberlo) podemos ver un rápido recorrido por esas siete décadas.

Albión (no necesariamente pérfida)

Albión es el nombre más antiguo con el que se conoce la isla de Gran Bretaña. Procede del griego antiguo Ἀλβίων, y muy posiblemente tiene que ver con los acantilados blancos de Dover.

Las primeras referencias a esta palabra son muy antiguas, datando del siglo VI a.C.

Pero también hemos hablado de pérfida. Se solía citar al gran periodista Matías Prats (padre), refiriéndose a la selección inglesa como la pérfida Albión. Según sus propias palabras, jamás usó ese calificativo para referirse a Inglaterra o Gran Bretaña; sí usó la palabra Albión.

Pero si Matías Prats nunca lo usó, no podemos decir que el resto de españoles fuimos igual de respetuosos: en numerosas ocasiones (desde hace siglos, seguramente coincidiendo con la injusta derrota de la Armada Invencible) se ha usado la expresión pérfida Albión para poner en su sitio a los malvados ingleses. Hay cierto tono irónico en este párrafo, aclaro.

Conducir por la izquierda

Hace unos meses tuve la ocasión de conducir por el Reino Unido. Como sabréis, allí tienen el volante a la derecha del coche (y, como consecuencia, los coches circulan por el carril izquierdo de la calzada). Yo vivo en España, donde se conduce por la derecha de la calzada.

He de decir que a mí esto me parecía una tarea fuera de mi alcance, pero (quizá por el Efecto Pigmalión que ejercieron sobre mí mi hijo, mi esposa y mi hermana) me atreví a afrontarla.

Una vez que estás en el coche, lo primero que sorprende y desconcierta es que el cambio de marchas está a la izquierda (no podía ser de otra manera). Afortunadamente, el volante funciona igual ;-).

Una vez se arranca, existe la tendencia inconsciente a llevar el coche demasiado a la izquierda (uno de los accidentes más habituales entre los conductores del continente es chocar contra coches aparcados o ciclistas). Es lógico, dado que lo habitual es estar en el lado izquierdo del coche y no necesitar tanto espacio por ese lado. Un buen consejo, que a mí me fue de gran utilidad, es intentar pegarse a la línea del centro de la calzada.

Otra situación potencialmente conflictiva son las rotondas. Obviamente, se toman al revés (en sentido de las agujas del reloj).

Como buenos británicos, ellos argumentan que somos nosotros los que conducimos al revés, remontándose al origen de esta forma de circular, para el que hay dos teorías: de los torneos entre caballeros (se llevaba la lanza en el lado derecho), y de los coches de caballos (para que el látigo, llevado generalmente en la mano derecha, no golpeara a los peatones).

No es el Reino Unido el único país donde se conduce por la izquierda. Japón o Australia (entre otros muchos) también comparten esa forma de conducir.

En ocasiones un país decide cambiar de un modo a otro (ha habido cambios en ambos sentidos). El proceso suele comenzar por vender coches con el volante en el nuevo sitio. A continuación, se decide la fecha y hora en la que se va a realizar el cambio. Llegada esa fecha y hora, se realiza el cambio. Por cierto, no suele haber accidentes ese día, porque todo el mundo conduce con cuidado (no sería malo tomar nota).