Archivo de la etiqueta: redes sociales

¿Cuál fue la primera red social?

Todos hemos oído hablar de esa teoría que cuenta que cualesquiera dos personas estamos unidas por no más de seis grados de separación, seis personas que nos pueden relacionar.

Basándose en ella, e incorporando perfiles y relaciones, la página sixdegrees.com (1997) se considera la primera red social. Fue creada por el emprendedor Andrew Weinreich y era, básicamente, un directorio de personas.

Ayudando al pequeño (o gran) comercio

Es tremendamente fácil ayudar al pequeño comercio que nos rodea cada día, de muy diferentes formas:

La primera -la más evidente- es haciendo allí nuestras compras. Pero también podemos ayudar mucho (quizá más aún) dándoles la publicidad que merece, hablando en redes y medios sociales de ellos, comentando en sus posts y destacando lo mucho bueno que nos ofrece.

Pero, ¿qué hacer cuando nuestra experiencia con ellos ha sido mala? Creo que el mejor primer paso es hacérselo saber a ellos, buscando la mejoría sin dar mala publicidad (corrige a tus subordinados en privado y alábalos en público, nos decía Leonardo da Vinci). Si no es suficiente, se puede indicar también en redes y medios sociales, pero de la forma más constructiva posible.

Y nunca olvidéis que un simple retuit puede hacer que la publicidad de ese pequeño negocio llegue a muchos. Animaos a compartir, comentar y ayudar a hacer crecer a quienes nos rodean y nos surten de todo aquello que necesitamos.

Foursquare. La importancia de la localización

Llevo unos cuantos meses siendo usuario de Foursquare. No me ha entusiasmado, pero tampoco me ha decepcionado. Foursquare es una aplicación con la cual, cuando estás en un sitio (cualquier sitio: teatro, tienda, cafetería, estadio, iglesia…) te permite «fichar» (check-in) para, de este modo, registrar tu presencia allí. Como podréis suponer, es especialmente útil desde dispositivos móviles, aunque también se puede usar desde un ordenador de sobremesa.

El usuario con más visitas de un determinado lugar en los últimos dos meses es calificado como «Mayor» (una traducción directa podría ser «Alcalde»; personalmente creo que podemos seguir usando «Mayor»).

Cuando un negocio se registra en Foursquare, automáticamente tiene acceso a los datos de los usuarios que hacen check-in en su negocio. De este modo, puede conocer algunos datos muy útiles (cuántos usuarios visitan el negocio, con qué frecuencia lo hacen, qué día de la semana es el más visitado, quién es el Mayor) y puede presentar ofertas basándose en esa información («El Mayor tiene el menú a mitad de precio», «La quinta visita de la semana tienes la consumición gratis»).

La opinión de un visitante asiduo vale (o debería valer, esto va a criterio de cada uno) mucho más que la de un recién llegado: si una persona que ha comido cuarenta veces en un restaurante me dice que no pida su plato estrella, porque está malísimo, seguramente le haremos bastante caso.

También puede utilizarse Foursquare como forma de confirmar nuestra llegada a un sitio cuando hemos quedado con otras personas porque, entre otra información, podemos acceder al listado de personas que han hecho check-in en ese lugar.

Por otra parte, hay un tema a debatir: la seguridad/privacidad. He de decir que no tengo un criterio claro en este sentido: si digo dónde estoy, ¿estoy dando demasiada información?.

Lo que está claro es que la información sobre la ubicación ha cobrado (y cobrará más) importancia en los últimos tiempos. Se nos abre un interesante cúmulo de aplicaciones relacionadas con la localización. Disfrutémoslo.