Repasa, repasa, repasa

Hoy os cuento una rutina que os puede venir muy bien en vuestros estudios. Cada día, al llegar a casa (o en cualquier otro momento del día), contadle a alguien de vuestro entorno (a vuestros padres sería ideal, por varios motivos) qué habéis visto hoy en clase. Con 1-2 minutos por asignatura sobra para hacer ese primer recordatorio.

Por otra parte, es muy recomendable, al menos una vez por semana repasar lo que se ha hecho durante la semana anterior.

Con estas dos sencillas acciones, os garantizo que vuestro aprendizaje mejorará muchísimo.