Ama

Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.
(Madre Teresa)