El descubrimiento de la intolerancia al gluten

La enfermedad celíaca fue un misterio para la medicina durante siglos: niños con una alimentación sana y abundante que presentaban síntomas de desnutrición. Tuvo que llegar la Segunda Guerra Mundial para que el pediatra danés Willem Karel Dicke prestara atención a algo que estaba completamente enmascarado: se dio cuenta de que los niños que presentaban estos síntomas mejoraban cuando se daban condiciones de escasez.

Y como por el hilo se llega al ovillo, de la escasez llegó al pan, y del pan al gluten. La ausencia de pan (la ausencia de gluten) fue la que salvó a aquellos niños.

Willem creó la primera dieta sin gluten, y a él debemos el descubrimiento y la solución a este grave problema.