Las claves del Románico, de Peridis

José María Pérez, Peridis, cuyas viñetas llenas de humor y agudeza nos han acompañado a lo largo de los años, es un gran defensor, conocedor y divulgador del arte románico, ese arte que inundó Europa en el primer cambio de milenio de nuestra era.

Y ese conocimiento se puede disfrutar (gozar) en la serie Las claves del Románico, en la que Peridis nos desgrana de forma tremendamente amena sus particularidades. Es una serie que os recomiendo encarecidamente: si os gusta el Románico, la vais a disfrutar, como digo; si no os gusta(ba), os va a pasar a gustar.

El plano de esa casa de tu peli (o serie) favorita

El twitter de Carolina Jiménez es una fuente constante de inspiración y de aprendizaje. Hoy nos ha hablado del trabajo maravilloso de Iñaki Aliste Lizarralde, que crea unos preciosos planos de viviendas en las que se desarrollan películas y series. Y encima vende sus obras. ¿No es un regalo fantástico para cualquier fan de una película o experto en cine? Mirad qué belleza:

Mr Robot y su secuencia inicial

Mr Robot es una serie que gustará a los aficionados a (y profesionales de) la tecnología. No solamente, ya que también es una buena reflexión sobre nuestra sociedad y sobre las relaciones humanas.

La escena inicial, personalmente, me fascina. El protagonista, experto en seguridad, ha descubierto a qué turbios (más que turbios) asuntos se dedica el propietario de un boyante negocio. Desde las pocas pero concisas palabras que le aportan su timidez y su conocimiento, destroza a su interlocutor.

Aventuras con los Kratt

Esta serie la descubrimos hace ya unos años y siempre nos ha parecido muy recomendable: el eje argumental son las aventuras que los hermanos Kratt disfrutan (o sufren) en diferentes ecosistemas de la naturaleza, siempre intentando salvar a especies que están en peligro.

Su título original es «Wild Kratts», y en su página podéis encontrar, además de información sobre la serie, juegos y herramientas de aprendizaje.

Espiando en la manada

Os voy a hablar hoy de la última serie documental que hemos descubierto: Espiando en la manada, con una aproximación a los animales que me parece totalmente novedosa: diseñan robots (lo más parecidos posible a elementos de la naturaleza, sean seres vivos o no) que son capaces de imitar el comportamiento que se les supone y, además, tienen una cámara incorporada.

Así, podemos encontrarnos con un huevo-robot (que después se convierte en polluelo-robot) y nos cuenta cómo son es la incubación y los primeros días de vida de los tocos picorrojos. O un bebé langur que fallece y nos permite observar el sentido duelo de sus congéneres. O una garza y una tortuga que se cuelan entre elefantes. Ver estos documentales es un permanente ejercicio de asombro y fascinación.

Es una serie tremendamente recomendable para niños y mayores. Aquí, en casa, nos ha encantado.