Alcántara, en Cáceres

Nos vamos hoy a zonas de fronteras, de ríos, y de puentes, que los tres conceptos van de la mano con frecuencia. Alcántara se encuentra en la provincia de Cáceres, muy próximo a la frontera con Portugal. Es tan famoso su puente romano que, por ejemplo, no conocemos el llamado Puente de Segura, también romano, situado sobre el río Erjas, afluente del Tajo. Un puente que, en cualquier otra localidad, sería protagonista.

De Caligatus – Trabajo propio, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1750532

De la misma época es el puente de Alcántara, cuya magnitud y esbeltez han dado fama mundial a esta villa.

De Caligatus – Trabajo propio, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1750532

Siendo paso estratégico, fue protagonista en varias guerras, y en ocasiones alguno de sus arcos derribado para impedir el paso. Os quiero contar una anécdota preciosa, acaecida durante el cerco de Alcántara en la época de los Reyes Católicos: llegó a los oídos del rey Alfonso V de Portugal -que se encontraba cercando Alcántara- que el puente iba a ser destruido por los españoles, para impedir el paso. El buen rey portugués levantó el cerco y prometió al enemigo dar un rodeo, ya que «no quería que el reino de Castilla se quedara con aquel edificio menos».

Puentes, sí. Pero también un pequeño templo romano, también casas señoriales y castillo. También dólmenes. Y también un testimonio asombroso: el Bronce de Alcántara, la Tabula Alcantarensis. Cuenta ese bronce que el pueblo indígena de los seanocos se rindió a los romanos, que se llevaron prisioneros y animales, y dejaron el resto para que siguiera funcionando como hasta entonces: campos, leyes y construcciones.

Un destino casi obligado, Alcántara. ¿No os parece?

2 comentarios en «Alcántara, en Cáceres»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.