La papisa Juana

La historia de la papisa Juana, como tantas otras historias, navega entre la realidad y la leyenda. Y, lógicamente, hay varias versiones. Os contaré una de ellas; espero que la disfrutéis.

El monje Gerbert, predicador en Maguncia [hoy Alemania], tuvo una hija en el año 822, llamada Juana. Juana, lógicamente, creció en un ambiente de monasterios, religiosidad y teniendo fuentes de conocimiento muy cercanas. Para poder seguir accediendo a esa información, decidió hacerse pasar por un hombre. Como hombre fue avanzando en la carrera eclesiástica hasta llegar a ser elegida Papa, con el nombre de Benedicto III.

Se enamoró del embajador Lamberto de Sajonia, y se quedó embarazada. Sin embargo, pudo disimular su embarazo… pero no el parto, que se produjo en una procesión. El gentío, enfurecido, acabó con la vida de Juana.

Gracias, Clara :*

Actualización (2011-06-23):
Y este es el motivo por el que, durante mucho tiempo, se comprobaba si cada nuevo Papa tenía pene y testículos: Duos habet et bene pendentes (Tiene dos, y cuelgan bien).

Es que siempre se ha hecho así

Posiblemente todos hayáis estado en una empresa u organización en donde alguna de las normas que se siguen no tiene mucho sentido. Os contaré un interesante experimento, que quizá conozcáis, y una divertida anécdota.

He aquí el experimento:

Metieron a cuatro monos en una jaula, y en la parte superior de la misma, colgaron un bonito racimo de plátanos. Cada vez que un mono intentaba cogerlo, los experimentadores rociaban con agua fría a los demás monos. Con lo cual, los monos enseguida aprendieron que cada vez que un mono intentaba coger la comida, había que impedírselo.

Al cabo de un tiempo, retiraron uno de los monos e introdujeron uno nuevo. Al poco, lógicamente, intentó ir a por la comida… sin éxito, porque sus compañeros se lo impidieron. Repitieron la operación (retirar un mono, introducir uno nuevo) hasta que hubo cuatro monos que jamás habían vivido el tormento del agua… pero seguían comportándose igual, de forma irracional e inflexible: cada vez que un mono intentaba coger la comida, se abalanzaban sobre él.

Y ahora la anécdota:

En un cuartel militar, cada vez que había que hacer guardias, ubicaban a tres soldados en tres lugares diferentes: dos en las dos puertas, y el tercero al lado de un banco. Una vez le tocó hacer guardia a un soldado curioso por naturaleza, y se propuso averiguar la causa de esa rara tercera ubicación. Acabó encontrándola: hacía varias décadas (creo recordar que más de un siglo), pintaron el mencionado banco. Y añadieron a la ubicación de las guardias el banco, para que nadie se manchara. Ahí se quedó esa disposición.

La relación entre el experimento y la anécdota parece clara: se ponen normas por algún motivo razonable (en su momento), pero luego no se eliminan cuando el motivo ya no existe o las nuevas circunstancias lo requieren.

Como dice Eduardo Punset: «nos cuesta mucho cambiar de opinión, al contrario que los monos y otras especies inteligentes».

Para Mª Dolores.

¡La cara, don Manuel!

Estamos en un Consejo de Ministros en tierras gallegas, hace ya unas cuantas décadas. En uno de los descansos, Pío Cabanillas, que conoce bien la zona, propone a Manuel Fraga irse a tomar un baño a una escondida playa.

Bajan por un estrecho sendero, cuidando de no pincharse con las silveiras, y llegan a la arena. Dejan la ropa en una roca y se meten en el agua (sí, sin ropa).

Tras un rato en el agua, observan horrorizados a un grupo de personas que bajan hacia la playa: unas monjitas con sus alumnas. Así que ambos corren hacia su ropa, como alma que lleva el diablo, con Fraga cubriéndose sus partes íntimas con las manos.

Y aquí llega el inteligente apunte de Pío Cabanillas:

¡La cara, don Manuel, tápese la cara!

Gracias, Pili!

La música «normal»

Y la música normal, ¿dónde está?

(Oído en la sección de música clásica de la FNAC).

Hablé de esto en la anterior época de El Cartapacio

¿De dónde viene la palabra «chotis»?

El chotis es un baile típico de Madrid, cuyo origen se encuentra en una danza austríaca… que, para algunos, provenía de un baile escocés. Sí. Efectivamente. «Chotis» viene de la palabra alemana «Schottisch» (escocés).

Aunque es típico de Madrid, existen otras variantes de chotis a lo largo del mundo (Argentina, Finlandia, Francia…).

En el baile madrileño, la mujer da vueltas alrededor del hombre, y el hombre simplemente va girando, pero sin moverse del sitio la mayor parte del tiempo; se dice que un hombre podría bailar un chotis encima de un ladrillo.

Las strippers y sus ciclos

Este post se puede resumir fácilmente con dos palabras: somos mamíferos.

Los psicólogos Geoffrey Miller y sus colegas estudiaron a 5.300 strippers en un club. Midieron fluctuaciones en el olor corporal, en la proporción cadera-cintura, y en los rasgos faciales. Y contabilizaron las ganancias diarias de cada stripper.

Las chicas que estaban ovulando ganaban 70$/hora, las que estaban menstruando 35$/hora, las que estaban en medio (entre ovulación y menstruación, o viceversa), 50$/hora.

Conclusión: los hombres vemos más atractivas a las mujeres durante la ovulación.

Adicionalmente se estudió la diferencia entre las que tomaban píldora y las que no: las primeras (píldora) no mostraban fluctuaciones en sus ganancias, quedándose en una media de 37$/hora. Las que no tomaban píldora mostraban las fluctuaciones anteriormente descritas y ganaban una media de 53$/hora.

Sí. Somos mamíferos.

Todos somos Habiba

Todos somos Habiba - Logotipo desarrollado por amormaternal.com

Habiba es una joven en una difícil situación económica y social, alojada en una residencia de la Comunidad de Madrid. Habiba tiene una bebé de quince meses, a la que sigue dando el pecho (aprovecho para recordar que la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna a demanda hasta los dos años como mínimo). El IMMF (Instituto Madrileño del Menor y la Familia) ha decidido que dar el pecho tanto tiempo y a demanda es «caótico y perjudicial para los lactantes», y ha apartado al bebé de su madre.

Incluyo a continuación unos párrafos de la psiquiatra infantil Ibone Olza; son parte de su comunicación con el IMMF:

Lo que quiero transmitir es mi enorme preocupación por la menor. Sé como psiquiatra infantil que para una niña de quince meses verse separada de su madre de forma brusca, trasladada de centro y sin ningún adulto familiar supone un daño importante que puede tener secuelas psíquicas si no se repara lo antes posible.

En este sentido quiero citar a John Bowlby, el psiquiatra infantil británico que elaboró toda la teoría del apego, actualmente aceptada por toda la comunidad científica internacional y validada por infinidad de investigaciones.

En su libro dedicado a los efectos de la separación materna en los niños más pequeños dice Bowlby: “Siempre que un niño pequeño que ha tenido oportunidad de desarrollar un vínculo de afecto hacia una figura materna se ve separado de ella contra su voluntad, da muestras de zozobra, y si por añadidura se lo coloca en un ambiente extraño y se lo pone al cuidado de una serie de figuras extrañas, esa sensación de zozobra suele tornarse intensa. El modo en que el chiquillo se comporta sigue una secuencia característica. Al principio protesta vigorosamente, y trata de recuperar a su madre por todos los medios posibles. Luego parece desesperar de la posibilidad de recuperarla pero, no obstante, sigue preocupado y vigila su posible retorno. Posteriormente parece perder el interés por la madre y nace en él un desapego emocional”. “Los niños pequeños sufren trastornos incluso en circunstancias de separaciones muy breves”

Todas estas afirmaciones las publicó en 1973. Ahora, casi cuarenta años más tarde, la neurobiología del apego demuestra que la separación de la madre a edad temprana se traduce en alteraciones neuroanatómicas que pueden perdurar de por vida y ser la base de trastornos mentales. Durante los dos primeros años de vida el apego modela el desarrollo cerebral, especialmente del lado derecho, y un estrés grande como el de la separación forzada además de un sufrimiento inmediato para la criatura puede dejar secuelas de por vida.

No puedo ni imaginar el sufrimiento de esa madre alejada de su hija, así que ya no hablo del sufrimiento de la hija, alejada de su madre.

Espero que la situación se solvente lo antes posible. Y que no se produzca ninguna otra situación similar. Hace unos meses se produjo una situación similar, separando a una mamá adolescente de su hijo, Miguel, de 11 meses.

He escrito este post con cautela, e intentando informarme lo más y mejor posible. ¿Podría ser que lo que nos cuentan de Habiba sea falso? Sí, desde luego. Pero me parece muy difícil. En cualquier caso, os invito a informaros hasta donde podáis.

Actualización (2011-06-23):
Ya está Habiba con su hija Alma. Esperemos que puedan superarlo pronto.

Todavía hay clases

Es esta una historia que escuché hace tiempo, pero cuya veracidad no he podido contrastar. Espero poder cumplir al menos aquello de «se non è vero, è ben trovato».

Francisco Franco era el jefe del estado, pero no gozaba de prestigio entre los grandes de España. Como quiera que lo necesitaba, propuso al Duque de Alba lo siguiente:

¿Qué te parece si celebramos conjuntamente la Primera Comunión de nuestras hijas? Pondré a disposición de ese acontecimiento el Palacio de la Granja y sus bellos jardines.

El Duque levantó la mirada, hasta entonces perdida en sus pasos y, mirando a la cara de Franco, con la serenidad que da el saberse con la razón, hizo valer su dignidad:

Todavía hay clases.

¿Qué parte no me cuadra de esta historia? Que tanto la hija de Franco como la del Duque de Alba nacieron en 1926. Cuando Franco llegó al poder tendrían ambas 13 años, demasiado tarde para la Primera Comunión. Aunque quizá pudo ser con motivo de otro acontecimiento, ¿quizá la presentación en sociedad?