El oso y el ¿madroño?

Como muchos sabréis, el símbolo de Madrid es un oso y un madroño. Por consiguiente, nos lo podemos encontrar en varios sitios: en el escudo de la Villa, en la Puerta del Sol (una de las principales plazas de Madrid) o en el escudo del Atlético de Madrid (uno de los clubes de fútbol de la ciudad), entre otros.

El madroño (Arbutus unedo) es un arbusto o árbol cuya forma no es muy parecida a la que suele mostrar el escudo:

Fotografía de un madroño

Fotografía de Giancarlo Dessi - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Arbutus_unedo_g1.jpg

Sin embargo, hay un árbol muy habitual en el centro de España, cuya forma sí se corresponde con la que suele usarse para representar el árbol del escudo de Madrid:

Fotografía de un pino

Fotografía de Rae Boe - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Rom_circo_maximo_01.jpg

El pino manso (Pinus pinea), como vemos, es muy parecido al «madroño» que vemos en escudos de Madrid:

Fotografía del Oso y el Madroño de la Puerta del Sol, Madrid

Fotografía de Tomás Fano - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Oso_y_Madro%C3%B1o_%28Antonio_Navarro%29_Madrid_05.jpg

¿Podría ser que se caiga por los suelos uno de los grandes mitos, y que debamos hablar a partir de ahora de «El oso y el pino» en lugar de «El oso y el madroño»?. Escuché esta argumentación hace ya unos años, y me parece completamente razonable.

Actualización: 2011-03-01
Gracias a vuestras contribuciones en los comentarios y por otros medios, veo que -al menos en Madrid- se ha extendido la idea de que realmente sí es un madroño. El hecho de que las personas de Madrid tengan tan clara esa explicación me hace pensar en que… ha habido que buscar una explicación (señal inequívoca, a mi entender, de que el madroño generaba dudas).

Inicialmente, el escudo de Madrid fue un oso (realmente, una osa). Solo. Sin madroño, sin pino, sin nada (hablamos del año 1211). Unos años después (1222), se puso fin a un pleito entre la Villa de Madrid y el Cabildo Eclesiástico, que asignaba los bosques a la Villa y los pastos al Cabildo. Ese fue el motivo por el que se añadió un árbol al escudo de Madrid, con el oso de pie apoyado en el tronco (y un pasto al Cabildo, con el oso paciendo). Es decir, son dos elementos (el oso y el árbol) independientes, que no indican que el oso tenga que comer los frutos del árbol. Se desconoce cuándo se comenzó a decir que el árbol era un madroño. Lo que sí se sabe es que por esta zona no había madroños en abundancia.

Muchas gracias por vuestro interés y por vuestros apuntes, que son los que han llevado a mejorar el post.

11 comentarios en “El oso y el ¿madroño?

  1. Juanma

    Siento decirte que los osos no comen piñas, pero si madroños. Y que el pino ese que pones medirá sus buenos diez metros de copa al suelo, y no hay oso que suba hasta ahí (aunque quisiera comerse los piñones, que va a ser que no). El madroño representado en el escudo es así porque antes los bichos de monte bajo (léase corzos, jabalíes y demás) ramoneaban a esa altura, y estaba el árbol pelado. Así que llegaba el oso (pardo), se ponía a dos paticas y se comía los madroños. Se veía en los montes de valsaín, el pardo y manzanares, que eran sitios de caza de osos pardos.

    Responder
  2. Residente en Madrid

    Cualquier parecido entre el árbol que aparece en los primeros escudos (veáse los que se conservan en piedra), los escudos documentados y la estatua de Sol, es pura coincidencia.

    Me parece a mí, que en 1222, el señor que pintó la primera versión del escudo en la que aparecen ambos elementos, debía sentir el aliento de la Villa y el Cabildo en el cogote y pintó un árbol sin más. Para zanjar el pleito cuanto antes.
    Probablemente se inspiró en un árbol que veía por su ventana.

    Al señor Navarro, en 1967, sí le debieron pedir que esculpiera un madroño, lógicamente, tras 100 años largos dándolo por hecho. Como buen artista hizo lo que le vino en gana y volvió a representar un árbol abstracto.
    Probablemente se inspiró en la cena del día anterior ¿no parece una rama de brócoli?

    Responder
    1. carlos Autor

      Gracias por tu comentario. Seguramente el árbol es, sin más… un árbol. Un árbol «genérico», vaya. Lo de «El Oso y el Brócoli» me parece irreverentemente fantástico :).

      Responder
  3. Pingback: El oso y el ¿madroño?

  4. ignaccio

    Hola!!!!, tengo entendido que el oso realmente no es un oso sino una osa, y creo que no tiene nada que ver con el animal, según me contaron al igual que las estrellas de la bandera de la comunidad se trata de la Osa Mayor y supongo que el árbol será vete tú a saber qué, aunque la idea del brocoli me parece muy buena idea.

    Saludos.

    Responder
  5. Izquierdo Mario

    Carlos, pienso que si miras la escultura en detalle,  la del madroño claro está, verás unas perqueñas (en gallego) protuberancias que corresponden al fruto del madroño, lo cual ya no deja lugar a dudas.

    Responder
  6. Izquierdo Mario

    Carlos, pienso que si miras la escultura en detalle,  la del madroño claro está, verás unas perqueñas (en gallego) protuberancias que corresponden al fruto del madroño, lo cual ya no deja lugar a dudas.

    Responder
  7. mar

    totalmente de acuerdo con juanma, desde mi punto de vista no hay duda (investigo profesionalmente sobre frugivoria e interaccion planta-animal)
    ps teclado sin tilde
    ps2 me encanta el cartapacio

    Responder
    1. ccosta

      Muchas gracias por tu aportación, Mar (doblemente valiosa si viene de una profesional).

      Y me alegro muchísimo de que te guste el cartapacio 🙂

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.