Malentendiendo el feminismo

Como sabéis, el feminismo es una corriente que busca algo tan razonable como la igualdad entre hombres y mujeres. Nada que parezca ilógico (lo único ilógico es que haya que luchar por ello a estas alturas).

Tengo la percepción de que se busca es igualdad masculinizando a las mujeres en lugar de feminizando a los hombres. Las tareas, modos y costumbres tradicionalmente asociadas a hombres (agresividad, trabajar fuera, prioridad del trabajo por encima del cuidado) son las que ganan peso y prioridad; por su parte, las asociadas tradicionalmente a mujeres (fundamentalmente los cuidados) pasan a un segundo plano.

No sé. Tengo la sensación de que estamos igualando por abajo y de que nos estamos alejando mucho de aquello que nos hace humanos.

Día Internacional del Hombre

Sí, quizá no te hayas enterado (o ya sí), pero también hay un Día Internacional del Hombre. Se celebra el 19 de noviembre (ayer, cuando escribo este post). Y todavía tiene tan poca solera/fama/prestigio que, pese a mis esfuerzos, no logré enterarme de cuál era el tema que destacaba ayer.

Pero en mi búsqueda encontré algo que me pareció realmente interesante: entre sus objetivos se busca promover modelos de masculinidad positiva y promover la igualdad de género. Es decir, algo completamente feminista (¿podríamos usar el término masculinista?