Archivo de la etiqueta: lope de vega

Un soneto me manda hacer Violante, de Lope de Vega

Un soneto me manda hacer Violante,
que en mi vida me he visto en tanto aprieto;
catorce versos dicen que es soneto:
burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante
y estoy a la mitad de otro cuarteto;
mas si me veo en el primer terceto
no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Por el primer terceto voy entrando
y parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo, y aún sospecho
que voy los trece versos acabando;
contad si son catorce, y está hecho.

Este conocidísimo poema del fénix de los ingenios es una muestra -para mí, asombrosa- de un dominio total sobre el lenguaje y sobre la poesía: escribe un soneto en el que se describe cómo es un soneto. Disfrutémoslo mucho.

El castigo sin venganza, de Lope de Vega

No hablaremos hoy de la obra completa, sino de cinco versos con los que, en boca de un Federico que se dirige a Casandra, nos obsequia el Fénix de los Ingenios:

En fin, señora, me veo	
sin mí, sin vos, y sin Dios.	
Sin Dios, por lo que os deseo;	
sin mí, porque estoy sin vos;	
sin vos, porque no os poseo.

Disfrutamos de esta obra, hace ya muchos años, mis queridos padres, mi querida esposa Clara, y yo. Y eran Federico y Casandra Marcial Álvarez y Clara Sanchís, respectivamente.

El caballero de Olmedo, de Lope de Vega

En este día dedicado al Teatro he querido escribir este pequeño post sobre esta tragicomedia del Fénix de los Ingenios que, además, fue la primera obra que disfrutamos de la imprescindible Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Que de noche le mataron
al Caballero,
la gala de Medina,
la flor de Olmedo.

Canción popular que acaba formando parte de El caballero de Olmedo

En los tres actos de esta obra se entrecruzan amores, dramas y venganzas. Tuvimos, como he dicho, la suerte de poder asistir a la representación de la CNTC (hace unos quince años ya), en la que todos los actores estuvieron sublimes. Si tenéis ocasión de presenciar este espectáculo, no lo dejéis pasar.

Por la tarde salió Inés
a la feria de Medina;
tan hermosa,
que la gente
pensaba que amanecía.

Fragmento de El caballero de Olmedo
By Attributed to Eugenio Caxés – [3], Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=947123

Las mañanicas del mes de Mayo (Poesía en Mayo, 4)

En las mañanicas
del mes de mayo
cantan los ruiseñores.
Retumba el campo.

En las mañanicas,
como son frescas,
cubren ruiseñores
las alamedas.

Ríense las fuentes
tirando perlas
a las florecillas
que están más cerca.

Vístense las plantas
de varias sedas,
que sacar colores
poco les cuesta.

Los campos alegran
tapetes varios,
cantan los ruiseñores
retumba el campo.

Sale el mayo hermoso
con los frescos vientos
que le ha dado marzo
de céfiros bellos.

Las lluvias de abril
flores le trajeron:
púsose guirnaldas
en los rojos cabellos.

Los que eran amantes
amaron de nuevo
y los que no amaban
a buscarlo fueron.

Y luego que vieron
mañanas de mayo,
cantan los ruiseñores,
retumba el campo.
Lope de Vega