Drumwit, viajes baratos a destinos sorpresa

Hace poco descubrí la web drumwit.com, que ofrece viajes a bajo precio (a partir de 150€/persona, incluyendo vuelos y dos noches de hotel).

Hay algunos extras que puedes incluir para adaptar tu viaje a tus deseos. Por ejemplo, uno que me parece muy interesante es el llamado Pack Deluxe, que supone un incremento de coste de 50€ por persona, e incluye desayuno y garantiza hoteles de 3 estrellas o más.

También se nos permiten descartar destinos, seleccionando lugares a los que no queremos ir. El número de destinos descartables depende del pack elegido. Adicionalmente se pueden descartar más destinos por un pequeño coste.

Otros factores en los que se puede influir es en el número de noches (pagando un extra de 80€ por cada noche nueva), en los horarios de ida y vuelta, y en garantizar que los asientos estén juntos.

Entre 48 y 72 horas antes de salir, recibirás la información del destino que te ha tocado.

Me parece una iniciativa muy curiosa… y no descarto probarla. ¿Qué os parece? ¿Os animaríais?

Hoteles sólo para adultos

Acabo de recibir un boletín informativo de una cadena hotelera que aprecio (y cuyos servicios hemos utilizado en varias ocasiones) con un asunto que me ha revuelto por dentro y me ha hecho reflexionar: «Hoteles diseñados sólo para adultos». La cadena es Meliá.

Me parece completamente ofensivo con una importante parte de la sociedad. Me parece ofensivo con nuestro futuro. ¿Tú irías a un hotel donde no dejen entrar a ancianos, por ejemplo? ¿Irías a un hotel donde no dejen entrar personas con alguna discapacidad? Yo, desde luego, no.

El motivo subyacente (o no tan subyacente) es que quienes han ideado este concepto han equiparado niños con molestia. Espero sinceramente que sus hijos no crezcan con esos valores, porque cuando sean adultos pueden pensar lo mismo de sus ancianos padres. Y quizá tomen una decisión en consecuencia.

Si queremos caminar hacia una sociedad mejor debemos mimar, sobre todo, a nuestro futuro: los niños. Que nunca son una molestia. Sí: corren, saltan, gritan. Porque son niños.

Chicos de Meliá: hoy me habéis decepcionado, y bien que siento decirlo. 🙁

Quizá haya más puntos de vista; este es un post que he escrito minutos después de leer ese boletín informativo. Sentíos libres para aportarlos.