Monumento al Padre Tajo, de José Gonzalvo

Este monumento es un conjunto de esculturas, en las que la más imponente es una personificación del río Tajo, de ese Padre Tajo que da y recibe vida a lo largo de más mil kilómetros, convirtiéndose en el más largo de la Península Ibérica.

Completan el conjunto otras tres esculturas, más pequeñas, alegorías de las tres provincias que aquí se encuentran: Cuenca (representada por un cáliz y una estrella), Teruel (representada por un toro), Guadalajara (representada por un caballero). Como con tantos ríos, el lugar exacto de nacimiento no está -no estaba- claro. Se encuentra, en todo caso, cerca de este bonito conjunto escultórico que simboliza en un gigante la importancia de nuestro mayor río.

Os dejo con este bonito vídeo y con las ganas de visitar este lugar tan interesante, deseando que se sacien cuanto antes.

El parque arqueológico de Segóbriga

Veníamos de pasar unos días maravillosos en el inigualable Parador de Alarcón (que bien merece otro post), y en el retorno a Madrid decidimos parar a visitar Segóbriga, también en la provincia de Cuenca.

Es un yacimiento celta y romano que todavía mantiene una importante cantidad de restos (romanos, sobre todo; también alguno celta, también alguno visigodo). Os garantizo que pasaréis una tarde (o una mañana) inolvidable, en un bonito viaje hacia dos mil años atrás en el tiempo.

Podréis contemplar, entre otras construcciones, la muralla, una puerta, termas, gimnasio, anfiteatro, teatro, acueducto y circo.

Os recomiendo informaros, antes de visitarlo, en la web oficial.