Categorías
Lenguaje

¿De dónde viene la expresión «hacerse el sueco»?

Pues no parece tener relación alguna con nuestros queridos amigos escandinavos (aunque diré que a veces son expertos en hacérselo). La expresión tiene relación con soccus, un vocablo latino que designaba a una especie de pantufla que era llevada por las mujeres y los actores de teatro cómicos.

De ese soccus viene tanto nuestro zueco, como también la palabra zoquete o zocato.

Así que hacerse el sueco, que significa hacerse el despistado o hacerse el avión procede de una humilde prenda de vestir sobre la que caminaban quienes se encargaban de hacer sonreír al mundo.