Fin de semana en Segovia

De muchos de vosotros es sabida mi devoción por Segovia. Así que, precisamente por ello, no es raro que se me pregunte que qué se puede hacer en un fin de semana en Segovia. Aquí os comento algunas de las muchas opciones que hay, y espero que mis amigos segovianos (y amantes de Segovia) lo completen con sus sugerencias y secretos. Obviamente, asumo que te gusta el arte, la historia y la naturaleza.

Segovia ciudad

  • acueducto: imposible no verlo. Aunque la parte más espectacular es la que coincide con la plaza del Azoguejo (28 metros de altura), la canalización de aguas se origina a unos 15 km de Segovia.
  • alcázar: otra de las maravillas de Segovia. Es visitable y es obligatorio subir a la torre y disfrutar del paisaje. También se pueden visitar sus estancias.
  • catedral: en la ciudad del románico, su catedral (la Dama de las catedrales) es gótica. Además, al construirse en un plazo de tiempo relativamente corto, no es una mezcla de estilos como la mayoría de las catedrales.
  • iglesias románicas: como ya hemos apuntado, Segovia está llena de iglesias románicas: San Esteban, San Millán, San Justo, San Martín… eran muy entusiastas del románico, y seguían construyendo con ese estilo cuando el gótico estaba ya más que implantado.
  • los arrabales: en los alrededores de la ciudad tenéis las iglesias de la Fuencisla y de la Veracruz, el convento de los carmelitas (con restos de San Juan de la Cruz) y el monasterio de El Parral. Aunque no las visitéis, merece la pena acercarse a la Fuencisla y su prado para admirar allí las vistas del Alcázar. De verdad, no os perdáis esto.
Alcázar
Alcázar
Vista parcial (catedral, San Esteban, San Martín)
Vista parcial (catedral, San Esteban, San Martín)
Acueducto
Acueducto

Alrededores de Segovia

    Estos sitios son fácilmente accesibles en coche o en transporte público. Están muy cerca de Segovia:

  • Palacio de La Granja, sus jardines y sus fuentes: merecen mucho la pena. «El rey de España tiene un palacio en las nubes», decía la nobleza europea, hablando de este palacio de verano. Como curiosidad, os contaré que las fuentes y jardines se hicieron para entretenimiento de un rey muy aburrido, Felipe V. Por cierto, en los jardines de La Granja hay un laberinto. Bonito sitio para perderse. Antes de ir, consultad el horario de las fuentes. Un divertido espectáculo para todas las edades. Seguramente habrá mucha gente (cuando corren las fuentes), así que estad preparados para ello. Y también para caminar, estos jardines son muy extensos.
  • Palacio y Bosque de Riofrío: apenas utilizado como palacio, se construyó para una especie de «exilio interior» de una reina, Isabel de Farnesio, que no llegó a necesitar utilizar, ya que su hijo (Carlos III) se convirtió en rey y ella pasó de ser nadie a ser la reina madre, así que no necesitó «exiliarse». Se utilizó más tarde durante una época, por Alfonso XII, y después como pabellón de caza. Ahora hay un museo de caza, con animales disecados. En los alrededores, en el bosque de Riofrío, hay mesas para comer (buen sitio para ir con bocatas) y ciervos. Podéis disfrutar de unas bonitas vistas de la Mujer Muerta (montaña), también visible desde Segovia.
Palacio de Riofrío
Palacio de Riofrío
Palacio de La Granja
Palacio de La Granja
Fuente de los Baños de Diana - Palacio de La Granja
Fuente de los Baños de Diana – Palacio de La Granja

Resto de la provincia

Para visitar estos lugares es preferible tener vehículo propio, sobre todo si se quieren visitar varios:

  • Pedraza: Ciudad medieval imprescindible. Es un viaje al pasado. Además de su plaza y sus rincones, podréis visitar una cárcel medieval. De regalo, tiene la «casa del Águila Imperial», un centro de interpretación de esta especie.
  • Sepúlveda y las hoces del Río Duratón: otra joya. Otro viaje al pasado. Y en las hoces, además del espectacular paisaje, podréis observar a los buitres leonados.
    Desde el Hotel Rural Vado del Duratón nos recomiendan calzado cómodo para recorrer las rutas de senderismo y bañador para las rutas de piraguas por las Hoces. Y también nos dicen que no olvidemos de disfrutar el sabroso lechazo asado y el dulce ponche segoviano. Finalmente, nos recuerdan que en Sepúlveda se realizan visitas teatralizadas, un modo diferente y didáctico de conocer esa ciudad.

  • Maderuelo y las hoces del Riaza: también una estupenda combinación de arte, historia y naturaleza.
  • Cuéllar: villa medieval, mudéjar y castillo. Historia por los cuatro costados.
  • Coca: otra localidad llena de historia. Su castillo os maravillará.

Castillo de Coca

Gracias, Belén :*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.