¡Oleole Simeeligen!

LeopoldHSEn España, tras el reinado de Isabel II, se produjo una búsqueda de candidatos para ocupar el vacante trono español. El general Prim propuso que Leopoldo de Hohenzollern-Sigmaringen fuera el siguiente rey de España. Como podéis imaginar, para este país al que tanto cuesta pronunciar (o hablar) términos extranjeros, «Hohenzollern-Sigmaringen» era casi un imposible. Así que rápidamente, el castizo pueblo de Madrid no tardó en usar su ironía para llamarle «Ole ole si me eligen».

Para Mario, que me inspiró hoy, y para Clara, por todo lo que nos hemos reído gracias al bueno de Leopoldo.